Allanaron un estudio jurídico ligado a Matías Morla en la causa por la marca “Maradona”

La semana pasada, la justicia resolvió prohibir el registro o uso de la marca Maradona en todo el mundo. Ahora, amplió la investigación

La última aparición pública de Matías Morla
La última aparición pública de Matías Morla

La causa que investiga cómo manejó el abogado Matías Morla la marca “Maradona” sigue avanzando. Fuentes del caso revelaron a Infobae que anoche hubo un allanamiento en un estudio jurídico, usina desde donde se manejaban las marcas “Maradona” en la Argentina y el mundo. Los investigadores se llevaron computadoras y documentación que ahora comenzarán a analizar.

Se trata del estudio “Ferreyra & Marcovecchio”, ubicado en la calle Ciudad de la Paz al 1900 en el barrio de Belgrano. Allí, personal de la División Defraudaciones y Estafas de la Policía de la Ciudad llegó ayer, martes, para proceder al secuestro de documentación que pudiera ser útil en la causa penal que radicaron Dalma y Gianinna Maradona, hijas del Diez, contra Matías Morla, quien fuera el abogado y apoderado del ex jugador de futbol hasta los últimos días de su vida.

El procedimiento fue ordenado por la jueza María Alejandra Provítola a pedido de la querella. En el estudio allanado se realizaban los trámites ante el Instituto Nacional de Propiedad Intelectual (INPI) y otras reparticiones similares en otras partes del mundo.

Se trata de una consecuencia directa de las últimas novedades de la causa. Tal como publicó el domingo pasado Infobae, la jueza prohibió el uso de la marca “Maradona” en cualquiera de sus formas o seudónimos, que aludan a la figura de Diego a nivel mundial. Lo hizo al ampliar una medida cautelar solicitada por las hijas de Maradona y Claudia Villafañe, y luego de que se detectara un episodio llamativo, incluso, para el propio juzgado.

Es que apenas unas horas después de los primeros allanamientos en la causa, en el estudio de Morla, la firma Sattvica S.A. del imputado Morla inició “un total de 147 solicitudes de registros de marcas relacionadas con Maradona (nombre, pseudónimos e imagen) ante el Instituto Nacional de Propiedad Intelectual”. La querella afirmó que hubo otras gestiones similares en distintas partes del mundo.

Ahora, el juzgado dispuso el allanamiento en el estudio Ferreyra & Marcovecchio. ¿Cómo aparece este estudio en el caso? Con un poder que le había entregado Maradona, en 2016 Morla firmó como apoderado del Diez un convenio de transferencia de marcas a favor de sí mismo. Como cesionaria aparecía SATTVICA, representada por un apoderado (Walter Christian Ferreyra), pero que en definitiva SATTVICA era “el mismísimo Morla”, sostuvieron en su demanda Dalma y Gianinna, asesoradas por el estudio Alonso-Huber-Stratiotis.

Con Morla “de los dos lados del mostrados”, dice la denuncia, el cedente era Morla en su carácter de apoderado de Diego Armando Maradona y la cesionaria era SATTVICA, representada por Ferreyra. Ese acto fue certificado por la escribana Sandra Verónica Iampolsky. Justamente, Iampolsky había sido la escribana que también intervino en la creación de la empresa SATTVICA, por parte de Matías Edgardo Morla junto a su cuñado Maximiliano Pomargo.

Otro de los datos que tuvo en cuenta la jueza en la resolución dictada la semana pasada fueron las facturas emitidas por el estudio Ferreyra y Marcovecchio -que se ocupa de realizar los trámites ante el INPI y otros organismos similares- a Diego Armando Maradona y que fueron encontradas entre la documentación de Sattvica S.A, “siendo que Ferreyra según la documentación obrante en la causa sería apoderado de Sattvica S.A”.

Diego Armando Maradona murió el 25 de noviembre pasado. Su muerte está siendo investigada por la justicia: para los investigadores está claro que el ex futbolista no recibió los cuidados necesarios. Ahora, los fiscales de San Isidro deben resolver si, con los informes de la junta médica, llaman a indagatoria al médico Leopoldo Luque, la psiquiatra Agustina Cosachov y el entorno médico que lo rodeaba. También la figura penal por la que deberán dar explicaciones.

Matías Morla y Diego Maradona (Instagram)
Matías Morla y Diego Maradona (Instagram)

A principios de marzo, Dalma y Gianinna Maradona denunciaron penalmente al abogado Matías Morla, el hombre que más cerca estuvo de Diego en los últimos años. Lo acusaron de defraudación por administración fraudulenta, un delito que tiene una pena de hasta seis años de prisión. Es por haber creado una firma con “sello de goma” para apropiarse de la marca “Maradona” y hacer suyos los negocios de su padre.

El 5 de abril, la justicia allanó las oficinas de la escribana Iampolsky y el estudio de Morla, donde secuestraron diferentes documentos de la empresa Salttvica. Al día siguiente, hubo un intento de registrar 146 marcas ligada a Maradona, según informó el INPI a la Justicia.

Hasta el fiscal de la causa, Carlos Donoso Castex, que tiene delegada la investigación, indicó que " si bien formalmente la empresa no estaba impedida de hacerlo, no deja de ser un aspecto a subrayar la ocasión elegida para iniciar tamaña cantidad de solicitudes de registro de nuevas marcas vinculadas al nombre, pseudónimo o imágenes representativas de Diego Armando Maradona, pese a que éste último ya había fallecido y existían numerosos procesos judiciales iniciados por conflictos entre el accionista mayoritario de aquella sociedad y los herederos del nombrado ex deportista”.

En ese contexto, la jueza ordenó “ampliar la orden de prohibición de innovar y contratar” todas las solicitudes de marcas “relacionadas con el nombre, los pseudónimos y la representación de la imagen de Diego Armando Maradona, en todas sus variantes (denominativa, figurativa y mixta), en particular las que actualmente están en trámite ante el INPI”. Y comunicar a Morla y al presidente de Sattvica S.A. que la prohibición rige para esas marcas “se encuentren o no en territorio de la República Argentina”.

SEGUIR LEYENDO: