Quedaron varados en México y les cancelaron tres veces el vuelo: “Critican a los que viajamos porque piensan que somos todos chetos y millonarios”

Juan Pablo Scariati y su mujer tendrían que haber vuelto de Cancún el 29 de marzo. Mientras esperan que su vuelo los regrese al país, se alojan en la casa de un familiar en Miami, que los sostiene económicamente porque ya no tienen más dinero. “Todo lo que no está prohibido se puede hacer. Si no se podía volar, lo hubieran prohibido”, le dijeron a Infobae

Quedaron varados en México y ya les cancelaron 3 veces el vuelo: “Critican a los que viajamos porque piensan que somos todos chetos y millonarios”
Quedaron varados en México y ya les cancelaron 3 veces el vuelo: “Critican a los que viajamos porque piensan que somos todos chetos y millonarios”

El cierre de las fronteras y la disminución de la conectividad aérea, como consecuencia de las medidas que dispuso el Gobierno frente a la pandemia de COVID-19, incrementa las dificultades para el retorno de los miles de argentinos que permanecen varados en el exterior.

Entre ellos se encuentran Juan Pablo Scariati (33) y su mujer, Valeria Ruíz Díaz (41), quienes por tercera vez acaban de enterarse que les cancelaron el vuelo de Aeroméxico que los traería al país desde Cancún.

En junio de 2020 y por la pandemia, el matrimonio decidió cambiar los pasajes que habían adquirido previamente para viajar a Europa por Aeroméxico y optaron por ir a Cancún. “Pagué la diferencia de precio y los cambié. Viajamos el 6 de marzo, estuvimos en un hotel all inclusive y el 11 nos vinimos a Miami a visitar a mis cuñados. Tendríamos que haber vuelto a la Argentina el 29 de marzo, pero el 26 me llegó un mail de Aeroméxico para avisarme que el vuelo se había cancelado e iban adelantar la vuelta”, le cuenta Juan Pablo Scariati a Infobae desde Miami, donde sigue a la espera de una solución.

Juan Pablo Scariati y su mujer, Valeria Ruíz Díaz
Juan Pablo Scariati y su mujer, Valeria Ruíz Díaz

“Me dijeron que el vuelo estaba confirmado, así que tuve que comprar un pasaje de Miami a Cancún, porque me salía más caro cambiarlo que comprar uno nuevo. Llegamos y en el check in me dicen que el vuelo a Buenos Aires estaba cancelado. Aeroméxico jamás me avisó. Éramos varios en la misma situación y nos decían que llamáramos al call center. Después de casi 2 horas en el teléfono, y de decirles que no me importaba si tenía que hacer 4 escalas antes de llegar a Argentina, me dijeron que no había manera de solucionarlo. Tuve que comprar otro vuelo para volver a Miami y quedarnos en la casa de mis cuñados, que viven acá”, explicó.

Al rato que el matrimonio arribó a los Estados Unidos, Juan Pablo recibió otro mail de Aeroméxico en el que se le informaba que el vuelo saldría el 11 de abril. La pareja respiró aliviada pensando que, finalmente, podrían volver a su hogar y permanecieron en Miami. Pero el 9 de abril todo volvió a desmoronarse: por tercera vez, les cancelaron el vuelo.

“Tendríamos que haber vuelto a Buenos Aires el 29 de marzo. Lo cancelaron y lo adelantaron para el 28, pero ese vuelo tampoco salió y también lo cancelaron. Después, lo programaron para el 11 de abril y ahora lo volvieron a cancelar. Esta vez no nos pusieron otra fecha y dejaron el pasaje abierto, así que se ve que el tema viene para largo y no vamos a poder viajar”, lamentó Juan Pablo.

Tres veces les cancelaron los pasajes para volver a Buenos Aires
Tres veces les cancelaron los pasajes para volver a Buenos Aires

“Desde que el Gobierno dispuso la restricción, Aerolíneas Argentinas voló una vez desde Cancún y ya tiene programado otro vuelo. Es decir, autorizan a Aerolíneas pero no a Aeroméxico. Todas las veces que nos cancelaron, jamás me enteré por información oficial de algún organismo del Estado, como la ANAC, la Dirección Nacional de Migraciones, el ministerio de Turismo, etc. De las tres veces, dos me avisó Aeroméxico por mail. Consulté con Migraciones y con el Consulado de México, pero en ningún momento me dieron una respuesta. Me dijeron que hable con la aerolínea o que espere”, afirmó.

Juan Pablo y Valeria permanecen en Miami, a la espera de que les confirmen el vuelo desde Cancún a Buenos Aires. Ya no tienen dinero y la familia de ella no sólo los hospeda, sino que los ayuda económicamente.

La única alternativa que veo es volver a comprar otro pasaje, pero que salga de Miami y que sea por Aerolíneas Argentinas, para no tener problemas porque es la aerolínea de bandera. Pero tengo que seguir gastando más plata en pasajes y ahora nos está bancando mi cuñado, porque ya me quedé sin dinero”, indicó Juan Pablo, quien al igual que su mujer trabaja en sistemas y ambos tienen la posibilidad de conservar sus empleos haciendo teletrabajo. “Si tuviéramos un trabajo presencial, ya nos habrían despedido”.

Juan Pablo espera que Aeroméxico lo traiga de vuelta a Buenos Aires
Juan Pablo espera que Aeroméxico lo traiga de vuelta a Buenos Aires

Juan Pablo lamentó que el Gobierno no les hubiera dado más tiempo para poder regresar al país. “No pueden sacar un decreto y hacerlo válido a las 48 horas. Chile anunció el cierre de sus fronteras, pero lo hizo con 96 horas de anticipación. Con unos días más uno se puede organizar, pero a esas 48 horas hay que descontarle las 10 que dura el vuelo, porque se cuentan desde que el avión aterriza. Además, es una decisión que se tomó por el caso de los dos contingentes de viajes de egresados, pero ¿qué tenemos que ver todas las personas que estamos varados en México, que nos hicimos correctamente la PCR y que la íbamos a repetir en Buenos Aires? Hace varios días que las autoridades están confeccionando una lista de vuelos autorizados... y, ¿dónde están?

“Cuando nos fuimos de la Argentina, vi que en el aeropuerto había muchos chicos. Después, me di cuenta que eran los del viaje de egresados que habían volado por Aerolíneas Argentinas. La restricción que le pusieron a México fue por esos dos vuelos de viaje de egresados, pero el Gobierno debería haber sancionado a la empresa y no cerrar los vuelos, porque ahora nosotros tenemos que pagar los platos rotos”, expresó.

Y agregó: “El 6 de marzo volamos a Cancún y no pasaba nada. Ni siquiera se hablaba de la cepa de Manaos. Entonces, creo que nos deberían dar prioridad para volver al país y no me gustaría que alguien, que se fue después que nosotros, volviera antes. Por ejemplo, no me gustaría que en un vuelo anterior al nuestro se vaya alguien que voló el 25 de marzo, cuando nosotros estamos acá desde el 6 y no sabíamos todo lo que iba a pasar después”, dijo.

Juan Pablo disfrutando su estadía en Cancún, cuando aún no imaginaba que el viaje no terminaría como lo había planeado
Juan Pablo disfrutando su estadía en Cancún, cuando aún no imaginaba que el viaje no terminaría como lo había planeado

Respecto a las críticas que recibieron aquellas personas que decidieron viajar por turismo en la pandemia, Juan Pablo fue contudente: “Todo lo que no está prohibido se puede hacer. Si no se podía volar, lo hubieran prohibido. Cuando nos fuimos, la situación no estaba tan mal porque sino, no nos hubiéramos ido. Los vuelos se reanudaron en octubre y no hubo ningún problema, salvo con el Reino Unido y Brasil. Nunca me contagié, estuve haciendo turismo y el Presidente (Alberto Fernández) que se cuida, se contagió: así que no se si es un gran riesgo que haya estado haciendo turismo y vuelva a la Argentina”.

Critican a los que viajamos porque piensan que somos todos chetos y millonarios, pero a mí no me sobra la plata. Saqué el pasaje en 6 cuotas. En las redes sociales nos dicen “Que se jodan y, si tienen que volver a pagar el pasaje, que lo paguen”. Pero a mí no me sobra dinero para estar pagando mil y pico de dólares en otros pasajes. Necesito volver a mi casa”, finalizó.

SEGUIR LEYENDO: