Luego de un fin de semana marcado por las altas temperaturas, cómo estará el tiempo durante los próximos días en CABA

Las temperaturas máximas registradas el viernes, sábado y domingo alcanzaron los 32.3ºC, 33.9ºC y 32.6ºC respectivamente

Las altas temperaturas continuarán hasta el martes por la tarde donde llegarán las lluvias (EFE /Rafa Alcaide/Archivo)
Las altas temperaturas continuarán hasta el martes por la tarde donde llegarán las lluvias (EFE /Rafa Alcaide/Archivo)

Luego de un fin de semana de calor extremo donde el termómetro superó los 35 grados tanto el sábado como el domingo, el Servicio Meteorológico Nacional pronosticó que continuarán las altas temperaturas en la primera mitad de la semana en la Ciudad de Buenos Aires. Sin embargo, con el correr de los días las nueves ganarán terreno y se esperan lluvias.

El lunes los porteños tendrán que soportar una vez más una jornada sofocante. Con cielo despejado a algo nublado, las temperaturas se mantendrán como las del fin de semana con una mínima de 25° y una máxima que alcanzará los 35 en horas de la tarde para cerrar el día con unos 30 grados.

Para el martes se esperan las lluvias pero recién llegarían para la tarde noche. En el principio del día y gran parte de la tarde el cielo estará mayormente nublado y la temperatura continuará alta, con una mínima de 25° y una máxima de 35°. Luego, descenderá a 28 grados como consecuencias de las esperadas tormentas aisladas que traerán un alivio a la ciudad.

El miércoles, luego de las lluvias, los porteños vivirán una jornada más agradable. Con cielo nublado para todo el día, las temperaturas oscilarán entre los 23° de mínima y los 33° de máxima.

Para el jueves se espera se mantengan las mismas condiciones de cielo de nublado a mayormente nublado donde las marcas térmicas estarán entre los 21° de mínima y los 31° de máxima.

Similar situación se espera para el viernes, último día hábil de la semana. Con una mínima de 22° y una máxima de 30°, el cielo nuevamente se presentará mayormente nublado a lo largo de toda la jornada.

Y para el sábado que arrancará con 22° de mínima y con cielo mayormente nublado, se esperan otra vez tormentas aisladas por la tarde noche que llevarán el termómetro a una máxima de 29 grados.

Es de destacar que además del alerta naranja por altas temperaturas, la ciudad de Buenos Aires está atravesando su primera ola de calor del año al haberse cumplido este domingo al mediodía el requisito de tres días consecutivas con mínimas no inferiores a 22ºC y máximas que superen los 32,3ºC, según informó el SMN.

Las temperaturas mínimas registradas entre el viernes y ayer domingo fueron 22.6ºC, 24.3ºC y 25.5ºC consecutivamente; mientras que las máximas alcanzaron 32.3ºC hace dos días, 33.9ºC el sábado y al mediodía de ayer 32.6ºC.

La ciudad de Buenos Aires está atravesando su primera ola de calor del año (NA)
La ciudad de Buenos Aires está atravesando su primera ola de calor del año (NA)

El nivel de alerta naranja de Alerta Temprana por Ola de Calor y Salud (SAT-OCS) –el penúltimo en orden creciente-, implica un “Efecto moderado-alto” para la salud, pudiendo “ser muy peligrosas, especialmente para los grupos de riesgo”.

Ante ello, el Ministerio de Salud de la Nación emitió una serie de recomendaciones para cuidar la piel, “evitar el golpe de calor, la deshidratación y otros problemas de salud” estos días de altas temperaturas.

“Protegete del sol y del calor: evitá la exposición entre las 10 y las 16, quedate preferentemente a la sombra y permanecé en espacios ventilados”, dice el video explicativo que posteado en sus redes el Ministerio de Salud.

La cartera advierte en su página web, que en caso de ola de calor como la que atraviesa la CABA, el centro y norte del país es necesario prevenir el golpe de calor y el agotamiento por calor, que son trastornos ocasionados por el aumento de la temperatura del cuerpo como consecuencia de la exposición prolongada a altas temperaturas y humedad o el esfuerzo físico intenso (ejercicios) en estos contextos y frente a estas situaciones, se agregó, el organismo tiene dificultades para regular la temperatura corporal que puede alcanzar los 40° C o más.

Señaló además que el agotamiento por calor es un estadio previo al golpe de calor al que hay que reconocer para prevenir una situación más grave y cuyos síntomas son: sudoración excesiva; piel pálida y fresca; sensación de calor sofocante; sed intensa y sequedad en la boca; calambres musculares, agotamiento, cansancio o debilidad; dolores de estómago, inapetencia, náuseas o vómitos; dolor de cabeza, irritabilidad, mareos o desmayo.

Y en el caso del golpe de calor propiamente dicho, los síntomas son: temperatura del cuerpo 39-40°C o mayor (medida en la axila), piel roja caliente y seca (se agota la transpiración), respiración y frecuencia cardiaca acelerada, dolor palpitante de cabeza, alteración del estado mental y del comportamiento (vértigos, mareos desorientación, delirios, confusión o pérdida de conocimiento) y convulsiones.

Remarca además que los grupos poblacionales más vulnerables al golpe de calor son los menores de 5 años y más aún los menores de 1 año y los adultos mayores, las personas con enfermedades crónicas (cardíacas, renales, mentales o neurológicas y otras), con fiebre o diarrea por otra causa, las que presentan obesidad o desnutrición y las que tienen la piel quemada por el sol.

Para evitar el golpe de calor es importante cuidar la hidratación y la alimentación, consumir agua segura y jugos naturales durante todo el día (Maximiliano Luna)
Para evitar el golpe de calor es importante cuidar la hidratación y la alimentación, consumir agua segura y jugos naturales durante todo el día (Maximiliano Luna)

Para evitar estos cuadros es importante cuidar la hidratación y la alimentación, consumir agua segura y jugos naturales durante todo el día; no tomar bebidas con cafeína o con alto contenido en azúcar (como las gaseosas corrientes), muy frías o calientes; preferir las comidas frescas y livianas a las pesadas; reducir la actividad física; cubrirse la cabeza con un gorro o pañuelo al salir y llevar agua para mantenerse hidratado.

En caso de golpe de calor hay que llamar inmediatamente a un servicio de emergencia o trasladarse hasta el centro de salud más cercano, permanecer mientras tanto en un lugar fresco y ventilado, enfriar rápidamente el cuerpo mojándolo con agua fría y beber agua. Lo que no se debe hacer bajo ninguna circunstancia es administrar medicamentos antifebriles y friccionar la piel con alcohol (porque causa intoxicación).

Por otro lado, la exposición excesiva al sol puede producir envejecimiento de la piel, cataratas y cáncer de piel, por eso el Ministerio recomienda además usar protector solar con factor de 30 o más para estar al sol y renovarlo cada 2 horas o después de salir del agua.

Los bebés menores de un año no deben recibir el sol directo y desde los seis meses en adelante deben usar protector solar factor 50 o mayor.

Seguí leyendo: