La Plata: se complica la situación por la falta de agua potable

Son varias las zonas y barrios que amanecieron con baja presión en las canillas o, directamente, sin servicio. La explicación de Aguas Bonaerenses S.A.

Varias las zonas y barrios platenses amanecieron con baja presión de agua potable en las canillas o, directamente, sin servicio. Desde Aguas Bonaerenses S.A. (ABSA) adjudicaron el problema a la inusual presencia de algas.
Varias las zonas y barrios platenses amanecieron con baja presión de agua potable en las canillas o, directamente, sin servicio. Desde Aguas Bonaerenses S.A. (ABSA) adjudicaron el problema a la inusual presencia de algas.

Este lunes a la mañana, los platenses amanecieron con baja presión de agua potable en las canillas o, directamente, sin servicio. Los primeros reclamos, de acuerdo con los medios locales, responden a la localidad de Tolosa, Ringuelet, Hernández y, también, a la zona de Plaza Moreno, Barrio Norte, Parque Saavedra, Plaza España y el centro de la ciudad.

Desde Aguas Bonaerenses S.A. (ABSA) adjudicaron el problema a la inusual presencia de algas: el volumen observado no se ha registrado en el Río de la Plata en los últimos 30 años. Por lo tanto, y como indica el comunicado que publicaron en su página web, optaron por suspender el envío de agua desde la Planta Potabilizadora de Punta Lara.

Ante la inusual presencia de algas en la toma de agua de Punta Lara, que abastece a la Planta Potabilizadora Donato Gerardi, la empresa se ve forzada a suspender momentáneamente el envío de agua tratada en dicho establecimiento. Por este motivo, el servicio se verá afectado con baja presión y/o falta de agua en las redes de Ensenada, Berisso y el casco urbano de La Plata”, informaron a los usuarios.

"El volumen de algas observado no se ha registrado en el Río de la Plata en los últimos 30 años", apuntaron desde Aguas Bonaerenses S.A. (ABSA).
"El volumen de algas observado no se ha registrado en el Río de la Plata en los últimos 30 años", apuntaron desde Aguas Bonaerenses S.A. (ABSA).

En su comunicado, ABSA explicó que, debido a la alta cantidad de algas, necesitan de una mayor exigencia en los equipos de filtrado porque se colmatan y deben ser lavados con una frecuencia notoriamente mayor a la de condiciones normales.

“Si bien la salida de agua del establecimiento no cuenta con la presencia de algas, las medidas que se toman son preventivas y supervisadas por un grupo de profesionales de diversas áreas de la empresa. Por lo tanto, se ha reducido la producción hasta tanto se normalicen las condiciones naturales. No obstante, ABSA garantiza la provisión de agua potable a los centros de salud, mediante camiones cisterna que se podrán solicitar llamando al 0800 999 2272″, concluyeron.

El fenómeno de las aguas verdes no es una novedad. Desde hace varios días, las redes sociales se plagaron de imágenes y videos que mostraban las aguas de Puerto Madero teñidas de un verde casi fluorescente. Se debe, como contó Infobae, a la presencia de cianobacterias del género microcystis. Algunas especies de estas bacterias se caracterizan por teñir grandes espejos y estancamientos de agua dulce de un color verde brillante. Esto es lo que sucede actualmente debido a la bajante del río Paraná, consecuencia de la falta de lluvia y las sequías que causa el fenómeno de La Niña.

ABSA explicó que, debido a la alta cantidad de algas, necesitan de una mayor exigencia en los equipos de filtrado "porque se colmatan y deben ser lavados con una frecuencia notoriamente mayor a la de condiciones normales".
ABSA explicó que, debido a la alta cantidad de algas, necesitan de una mayor exigencia en los equipos de filtrado "porque se colmatan y deben ser lavados con una frecuencia notoriamente mayor a la de condiciones normales".

La presencia de cianobacterias no solo tiñe las aguas, sino que emanan un olor muy particular y desagradable, producto de su acción sobre los excrementos que quedan asentados en el lecho por la falta de agua.

Pero, ¿pueden hacerle daño a nuestra salud? “Los problemas pueden aparecer en la piel con prurito (picazón), eritema (enrojecimiento) y algunos tipos de dermatitis alérgicas. El contacto con la conjuntiva ocular, los conductos auditivos, la boca o la nariz, y la ingesta (sobre todo, con prácticas deportivas) y la ingesta durante el baño puede llevar a cuadros con cefaleas, conjuntivitis, congestión nasal y gastroenterocolitis. Pueden causar daño también en el hígado y, por otra parte, daño neurológico. La gravedad del cuadro depende de la cantidad de bacterias y de la cepa a la que pertenecen”, dijo a este medio Stella Maris Cuevas, médica otorrinolaringóloga (MN 81701), experta en olfato, alergista y ex-presidenta de la Asociación de Otorrinolaringología de la Ciudad de Buenos Aires (AOCBA).


Seguí leyendo:

Córdoba promocionó el turismo con traducciones insólitas y se volvió viral: la explicación de la provincia

Murió un hombre luego de un triple choque: investigan si fue asesinado a golpes por otro de los conductores