Rosario: marcharon para pedir justicia por el hombre asesinado para robarle el auto

Familiares y amigos de Sebastián Cejas, quien fue baleado en la madrugada de ayer, se concentraron frente al Hospital Español para reclamar también por mayor seguridad

Familiares y amigos de Serbastián Cejas pidieron justicia y mayor seguridad
Familiares y amigos de Serbastián Cejas pidieron justicia y mayor seguridad

El asesinato de Sebastián Andrés Cejas causó profundo dolor en la ciudad de Rosario, azotada por la violencia, con 150 homicidios en los 265 días que van del año. Cejas, de 38 años, apodado “El Oso”, que trabajaba en seguridad de recitales y espectáculos, era muy querido. Una muestra de ello es la conmovedora despedida que le brindaron sus allegados, que luego salieron a las calles a pedir justicia.

Tras el velorio de los restos en la localidad de San Lorenzo, los familiares y amigos de la víctima, junto a otros vecinos, se concentraron en el lugar en que ocurrió el crimen, frente al Hospital Español. Luego se trasladaron hasta el edificio del Centro de Justicia Penal. A través de carteles expresaron sus reclamos: “Justicia x El Oso”, “Mataron a un inocente, ¡Queremos justicia ya!”, “Basta de inseguridad” y “Pedimos más seguridad, nos están matando”, fueron algunas de las consignas que se leyeron en las pancartas.

Durante la movilización se dio un hecho llamativo: los manifestantes hallaron una vaina servida, que suponen que podría haber sido de la bala que terminó con la vida de Cejas. “En plena marcha encontramos la vaina. Esto es clara muestra que no hacen nada, no hacen pericias, las cámaras no identifican a los delincuentes, no encuentran el auto robado. Es una vergüenza, da bronca que se rían de nosotros, de la gente que esta dolida. Se ríen en nuestras caras, dicen que esa vaina fue ‘plantada’, ¿y por qué la sangre del Oso sigue ahí y no fue limpiada? ¿Los vidrios del auto roto no fueron levantados? No dejemos que esto quede así, queremos culpables, queremos justicia”, escribió una de las amigas de Cejas.

La vaina servida que encontraron los allegados de Cejas
La vaina servida que encontraron los allegados de Cejas

El violento episodio ocurrió en la madrugada de ayer, cuando Cejas esperaba junto a su madre Ana María que su padre terminara un tratamiento de diálisis en el Hospital Español de esa ciudad. Cerca de las 0:40 horas, Sebastián y la mujer estaban sentados dentro de su Chevrolet Onix estacionado frente a la entrada de la calle Gaboto al 1100 al momento que fueron abordados por cuatro delincuentes armados que rompieron de un golpe la ventanilla del lado el conductor y los obligaron a bajarse.

Al ver que trataron de bajar del vehículo a su madre, Sebastián opuso cierta resistencia e intentó pelear con los agresores. En medio de esa situación, recibió un disparo en el pecho y quedó herido en la vereda junto a su madre, mientras los ladrones subían al vehículo y huían a toda velocidad con el auto robado.

Cejas fue asistido en el lugar por un policía que estaba de guardia en la zona y fue ingresado al Hospital Español donde murió a la 1.40 de la mañana.

Cejas tenía 38 años
Cejas tenía 38 años

La causa es investigada ahora por la fiscal Gisela Paolicelli de la Unidad de Homicidios Dolosos en turno. En el lugar, el Gabinete Criminalístico realizó un relevamiento de la escena y tomó el testimonio de los testigos del hecho, además del relevamiento de las cámaras de seguridad en la zona para intentar identificar a los acusados.

Para el viernes que viene, los seres queridos de Cejas preparan otra movilización, en este caso para las 18 y hacia el edificio de gobernación, en Santa Fe y Dorrego.

Seguí leyendo:

La película animada con voces de famosos y fondos del Estado que financió el traficante de cocaína más grande del país

Los rugbiers acusados de matar a Fernando Báez Sosa, más cerca de una condena: la fiscal prepara el pedido de juicio

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos