Quién era el militante del Pro que murió por Covid y despidió Rodríguez Larreta en Instagram

Eugenio O’Curry tenía 33 años y falleció el viernes 18 en el hospital Alemán. Su hermana le contó a Infobae su conmovedora historia: tenía un retraso madurativo y con mucho esfuerzo logró estudiar y conseguir un trabajo. Su pasión era jugar al golf, y su felicidad, trabajar para su partido. Martín César, presidente de la Juventud del Pro, lo definió: “era nuestro militante estrella”

La despedida de Rodríguez Larreta
La despedida de Rodríguez Larreta

“Qué triste despedirte así, querido Eugenio. Gracias por ser tan noble y comprometido, y todo el tiempo querer ayudar a los demás. Gracias por tu militancia y tus convicciones. Acá te vamos a recordar como la gran persona que fuiste. Te quiero mucho”. Con ese mensaje en su cuenta de Instagram, el jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta despidió a Eugenio O’Curry, un chico de 33 años que falleció el viernes 18 de Covid-19 en el hospital Alemán y formaba parte de la juventud del Pro.

Entre los jóvenes militantes de Cambiemos la noticia causó una enorme tristeza. Dicen, sin excepción, que Owi -como le decían- era “el pibe más querido del Pro”, “el militante estrella”... Hay que hacer una simple prueba para constatar su compromiso: si uno ingresa en Google Maps y busca la imagen que la aplicación conserva de junio de 2015 de la esquina de Santa Fe y Scalabrini Ortíz, lo verá trabajando en plena campaña de Rodríguez Larreta. En las fotos de sus redes sociales se lo ve siempre colaborando. Por ejemplo, era uno de los jóvenes que se había anotado para “Mayores Cuidados”. Y en los zoom que los dirigentes de su partido armaban en cuarentena: no se perdía uno.

La imagen de Google Maps de junio de 2015: Eugenio en la esquina de Scalabrini Ortíz y Santa Fe, militando
La imagen de Google Maps de junio de 2015: Eugenio en la esquina de Scalabrini Ortíz y Santa Fe, militando

Su hermana, Florencia -tres años menor-, le contó a Infobae que Owi nació en Palermo, y que vivía con su papá, también llamado Eugenio, que cumplió 70 años el 13 de septiembre, cuando su hijo ya estaba internado. Su mamá falleció años atrás. Con la voz entrecortada, la recuerda: “Siento mucho orgullo por mi hermano. Él amaba las redes y le encantaría que hable de él. Fue un luchador. Owi tenía un leve retraso madurativo, y mis papás siempre buscaron la ayuda necesaria, los colegios especiales en donde estudió, las psicopedagogas… Todo le costó, pero salió adelante. Estudió computación, photoshop, cómo hacer páginas web. Era súper sociable e independiente. Amaba salir a andar en bicicleta por todos lados, ir a tomar su heladito diario… disfrutaba de pequeñas cosas”.

Owi, rodeado por su hermana Florencia y su papá, Eugenio
Owi, rodeado por su hermana Florencia y su papá, Eugenio

Durante mucho tiempo -continúa Florencia- Owi buscó trabajo, hasta que consiguió entrar al Ministerio de Desarrollo de la Ciudad. “Siempre era el primero en llegar. Hizo muchísimos amigos ahí. Y empezó a militar en el Pro. Y aunque yo a veces no coincidía con él cuando hablábamos de política, le cambió la vida”.

Martín César, presidente de la Juventud del Pro, también se conmueve al hablar de Eugenio con Infobae: “arrancó a militar en 2011. Tenía mucha energía, era el pibe que estaba siempre. Scalabrini y Santa Fe era su esquina histórica. Era de la misma comuna que yo, así que me acompañaba seguido. Hasta trabajó con mi papá, colaborando en la organización de algún torneo de tenis, y con mi mamá, ayudándola en cuestiones de Internet. Encontró en el PRO un grupo de amigos bastante grande. Siempre nos decía que era muy feliz con nosotros. Ayer me llamaron más de 200 personas. Lo vamos a extrañar mucho…”

En la campaña del 2015. Martín Cantera (Presidente de Jóvenes PRO Capital), Martín César (Presidente de Jóvenes Pro), Eugenio y Tito Aguirre.
En la campaña del 2015. Martín Cantera (Presidente de Jóvenes PRO Capital), Martín César (Presidente de Jóvenes Pro), Eugenio y Tito Aguirre.

Owi era hincha de San Lorenzo, aunque mucha importancia no le daba al fútbol. Su pasión era jugar al golf. “Iba al Olivos Golf Club -recuerda su hermana-. Antes, manejaba hasta ahí. Pero hace algunos años que no ya no tenemos. Entonces, se levantaba temprano, se tomaba un colectivo hasta Plaza Italia, de ahí el 57 hasta Olivos y otro hasta el club. Se anotaba para jugar con cualquiera, desde alguien de su edad hasta alguno de 80 años. A cualquier lugar que iba hacía amigos. Y por eso siempre conseguía que alguien lo trajera de vuelta a casa”.

Eugenio como voluntario del programa Cuidados Mayores
Eugenio como voluntario del programa Cuidados Mayores

El sábado 29 de agosto, revela Florencia, su hermano empezó con los síntomas de Covid: tenía fiebre, mucha tos y diarrea. Le hicieron el hisopado y le dio positivo. “Estuvo cinco días en casa, aislado. Yo vivo a cuatro cuadras, y me vine para estar con él y que mi papá estuviera aislado también. El miércoles siguiente, a la madrugada, lo vino a buscar una ambulancia y lo internaron en el Alemán. Desde el jueves hasta el sábado estuvo despierto, pero con oxígeno. Mi hermano no tenía ninguna enfermedad preexistente, pero ahí en el hospital se agarró una infección bacteriana. El domingo 6 lo sedaron y lo intubaron, y desde entonces estuvo dormido”.

Eugenio, junto a Diego Santilli
Eugenio, junto a Diego Santilli

Durante los primeros días que estuvo internado se comunicó con una amiga que conoció cuando ella tenía 17 años, también tuvo Covid y recibió plasma. Marisol San Román está hoy en España, y lo recuerda para Infobae: “Me contó de su resultado positivo, dijo que estaba bien, y lo agregué a un grupo de Whatsapp de pacientes y recuperados. Después de unos días contó ahí que lo habían internado en el Hospital Alemán. Su mensaje era corto, estaba respirando mal, en una semana se sentía peor que cuando empezó. Pero lo que me llamó la atención fue su último mensaje: una bolsa de plasma, y esa alegría de decir 'me están dando plasma, ya voy a estar mejor ̈. Tenía energía, vitalidad, incluso estando con cuidados seguía escribiendo en el grupo. Todos le deseaban lo mejor, y él estaba seguro de que iba a salir. Pero no, su último mensaje fue la foto del plasma. No estaba asustado, me escribía diciéndome que iba a estar bien y que ya iba a salir. Pero su cuerpo no pudo con tanto. Murió siendo joven, teniendo sueños y alegrías, murió con un respirador puesto. El plasma no es mágico, y aunque salva a muchos, a él no lo salvó. Hoy nos quedamos sin Eugenio. Una muestra más de que a los jóvenes también puede darles Covid y no pasarla”.

Owi con Marisol San Román y una amiga
Owi con Marisol San Román y una amiga

A partir del jueves, su estado se complicó. Florencia: “Por la noche lo conectaron a ECMO, una máquina que es como un pulmón externo: saca la sangre del cuerpo y la oxigena. El viernes por la mañana fui al hospital para firmar el consentimiento por el ECMO, y me dejaron entrar a verlo. Pero cuando estaba por entrar, salió un médico y contó que estaba en paro, que le estaban haciendo RCP. Al ratito, falleció. Ahí sí pude entrar, y despedirlo”.

Seguí leyendo:

Rodríguez Larreta anunció más habilitaciones: terrazas gastronómicas, construcción y celebraciones de culto


MAS NOTICIAS

Te Recomendamos