Investigan si un cura llamó a no usar barbijo en una misa en Córdoba: hay 22 contagiados de coronavirus y mil personas aisladas

Ocurrió en la localidad de Justiniano Posse, que registraba dos contagios desde marzo

La parroquia Natividad de María de Justiniano Posse
La parroquia Natividad de María de Justiniano Posse

El miércoles 8 de septiembre, en la localidad cordobesa de Justiniano Posse, se llevó a cabo una peregrinación seguida de una celebración litúrgica en la parroquia para conmemorar a la virgen patrona del pueblo. Hoy por la mañana, en una ciudad que contaba con sólo dos casos de coronavirus desde marzo, se registraron 22 nuevos contagios de COVID-19.

Por estas horas la Justicia investiga si el brote se produjo en la misa que se desarrolló en la parroquia Natividad de María, en donde el cura que encabezó la celebración habría llamado a no utilizar ningún tipo de protección en la nariz y en la boca durante el encuentro. El fiscal federal de Bell Ville, José María Uriarte, avanza en la investigación luego de que los testigos de la ceremonia admitieran que el sacedorte expresó: “Quítense el barbijo porque Dios los va a cuidar”.

El Hospital San Roque de Justiniano Posse confirmó que esa localidad, que hasta hace algunos días era considerada “zona blanca”, tiene a más de mil vecinos aislados por haber tenido contacto con los casos positivos de COVID-19.

Oscar Gómez, director del nosocomio, confirmó en diálogo con Canal 12 que el brote tuvo origen en la misa de la polémica. “El 80% de los contagios salen de la misa”, añadió, y advirtió que esperan “muchos más casos por la cantidad de contactos estrechos”.

Una captura de video de la celebración en la parroquia
Una captura de video de la celebración en la parroquia

“Tenemos a la espera varios resultados de hisopados del lunes. Ayer se realizaron 32 hisopados más. Hay otro porcentaje de contagios que no tienen relación con la misa. Tuvimos dos al inicio de la pandemia, dos pacientes que habían viajado”, agregó Gómez.

Estamos ante la posibilidad de tener muchos casos más. Estamos con una tarea bastante agitada. Va a ser una semana dura, crítica, de mucho trabajo. Estamos para eso, nos preparamos para eso desde hace seis meses. Lamentablemente ahora nos toca la parte más difícil”, completó el director del hospital.

En la localidad se habían permitido las misas con distanciamiento y una cantidad máxima de personas, con la obligatoriedad de utilizar el tapabocas durante la celebración. Ninguna de estas tres condiciones se cumplió.

“A raíz de una llamada telefónica que realizó una persona del lugar, que prefirió mantener su identidad en reserva, dio cuenta de que habría cierta intranquilidad en la comunidad a raíz del incumplimiento de los protocolos sanitarios establecidos en la parroquia del lugar y en celebraciones de la virgen patrona del pueblo", reveló el fiscal Uriarte en diálogo con FM Sudeste.

Y continuó: "Iniciamos una investigación para corroborar estas versiones y si hubiera concurrido en delitos comprendidos en el Código Penal que impliquen la contrariedad a normas establecidas y que esto pueda acarrear una pandemia o epidemia”.

El fiscal federal de Bell Ville, José María Uriarte
El fiscal federal de Bell Ville, José María Uriarte

“Todo lo que sume para aclarar la situación, bienvenido sea. Buscamos saber si estas celebraciones hicieron foco en el número de casos existentes en la localidad. No queremos cargar de forma irresponsable culpas a alguien en particular”, dijo. Y remarcó: "Acá es una cuestión de responsabilidad social y de cada uno. Hubo una irresponsabilidad social de no seguir con las medidas de prevención, más en lugares cerrados, conglomerados de gente donde no se cumplió con las medidas de protección como distancia y barbijo”.

Tras las actuaciones iniciadas por el funcionario judicial, el obispado de Villa María emitió un comunicado en el cual manifestó: “Este obispado y sus parroquias adhieren y han de adecuarse en su culto público a los protocolos emanados por el COE (Centro de Operaciones de Emergencia) provincial para dichas celebraciones en el contexto de la pandemia del COVID-19, que establecen, entre otras cosas, el uso del barbijo, así como no superar una concurrencia mayor del 50% de la capacidad del templo".

El texto de dos párrafos concluyó: “Con respecto al supuesto incumplimiento de dicho protocolo en la parroquia Natividad de María de Justiniano Posse, con ocasión de sus festejos patronales, respetamos y apoyamos las actuaciones que al respecto ha iniciado de oficio la fiscalía federal de Bell Ville para establecer si hay responsabilidades personales”.

SEGUÍ LEYENDO:

La increíble historia del argentino que estuvo en China cuando comenzó la pandemia y todavía no puede volver al país

Fernán Quirós: “Vamos a solicitar la reapertura de los bares en toda la Ciudad”


MAS NOTICIAS

Te Recomendamos