La DAIA repudió el ataque antisemita que sufrió el periodista Eduardo Feinmann

La entidad judía publicó un documento en el cual se solidarizó con el conductor y expresó que se trata de “una grave muestra de intolerancia a la libertad de expresión y una manifestación clara de la judeofobia”

Los insultos y agravios que sufrió el periodista en un afiche en la vía pública
Los insultos y agravios que sufrió el periodista en un afiche en la vía pública

Esta tarde, la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA) expresó su enérgico repudio a las agresiones antisemitas que sufrió durante las últimas horas el periodista Eduardo Feinmann en un cartel con su rostro y nombre en la vía publica.

En un afiche de Radio Rivadavia, el conductor radial y televisivo fue insultado y en el medio de su rostro le dibujaron la cruz esvástica, símbolo utilizado durante el régimen nazi de Adolf Hitler.

La DAIA condena la reiteración de pintadas antisemitas, registradas en esta oportunidad en uno de los afiches de vía pública que promociona el programa del periodista Eduardo Feinmann. En la publicidad, aparece una cruz esvástica y califican al periodista como ’nazi’, entre otros insultos y amenazas”, expresaron en un breve texto firmado por Jorge Knoblovits (presidente de la DAIA) y Alejandro Zuchowicki (secreario general).

“Agravios como el ocurrido constituyen, una vez más, una grave muestra de intolerancia a la libertad de expresión y una manifestación clara de la judeofobia, mereciendo la condena de toda la sociedad”, completaron.

En su cuenta de Twitter, la DAIA compartió el documento junto a estas palabras: “Nuevamente ataques al periodismo. La DAIA condena la reiteración de pintadas antisemitas, registradas en ésta oportunidad en uno de los afiches de vía pública que promociona el programa del periodista Eduardo Feinmann”.

El periodista utilizó la misma red social para agradecerles a las autoridades que redactaron la publicación y también a la entidad judía. En el informe anual sobre antisemitismo, que presentó la DAIA en octubre de 2019 sobre lo acontecido en el 2018, se registraron 834 denuncias por antisemitismo; un 107% más que en 2017. El 90% de estos ataques discriminatorios contra la comunidad judía se ejecutaron a través de páginas web y redes sociales.

Hace dos meses, el periodista Baby Etchecopar también fue agredido
Hace dos meses, el periodista Baby Etchecopar también fue agredido

Hace dos meses, la DAIA también manifestó su rechazo a las agresiones antisemitas que sufrió el periodista Baby Etchecopar, quien fue tildado de “lacra” y “sionista” en unas pintadas realizadas en los afiches que promocionan su programa de radio en la vía pública.

“Agravios como el ocurrido constituyen una grave muestra de intolerancia a la libertad de expresión y una manifestación clara de la judeofobia presente en parte de nuestra sociedad, mereciendo la condena de todos aquellos que trabajamos por la construcción de una sociedad plural e igualitaria”, sostuvo la delegación.

El domingo 5 de julio, los principales medios de la Argentina publicaron una solicitada en defensa de la libertad de expresión haciendo referencia a este tipo de ataques: “Los abajo firmantes rechazamos enfáticamente las campañas de difamación pública y presiones contra periodistas profesionales desatadas en las últimas semanas desde algunos sectores del poder político, incluyendo a quienes tienen funciones de la más alta responsabilidad institucional”, comenzaba.

Y concluía: “Todo ciudadano tiene derecho a cuestionar una nota o la opinión de un periodista, pero cuando se recurre al escrache con acusaciones infundadas de espionaje ilegal, insultos y ataques personales se cruza una frontera peligrosa para el ejercicio de la libertad de expresión y la convivencia democrática. Los ataques públicos y las intimidaciones recientes contra periodistas, así como las acciones de espionaje y otros abusos del poder político, preocupan y merecen una reflexión para recrear un escenario de tolerancia. La estigmatización, sobre todo cuando cuenta con impulso desde el Estado, condiciona el papel de la prensa, intenta generar miedo y promueve la autocensura. La pluralidad de ideas y voces y la tolerancia con el que piensa distinto son claves de la democracia que reconquistamos en 1983″.

SEGUÍ LEYENDO:

Últimas Noticias

MAS NOTICIAS