Quiénes son y cómo piensan las empresarias que se reunieron con el Presidente

El 5 de agosto Alberto Fernández analizó con ellas el devenir de la economía. Las ejecutivas señalan que las mujeres están primera en la línea de sectores que se ven perjudicados por la crisis del Covid -19 y buscan que exista perspectiva de género para generar crecimiento económico

lpeker@infobae.com

El 5 de agosto en la Quinta de Olivos el Presidente Alberto Fernández se reunió, durante dos horas, con un grupo de empresarias. Él las escuchó, tomó noto de sus problemas y reclamos. Prometió medidas económicas y aposto a un país productivo con una mirada diversa.

El Jefe de Estado les trasmitió la importancia de fomentar la participación femenina y diversa en espacios de decisión, que las mujeres son un factor de revolución positivo para la sociedad y que hay que pensar de manera innovadora como se sale de la crisis para volver a crecer.

El 22 de junio el grupo de “Mujeres gestionando” ya había visitado la Casa Rosada. Entre las funcionarias que promovieron la conversación están la Vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca Bocco; la Ministra de Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta y la asesora presidencial Cecilia Nicolini.

El Presidente Alberto Fernández recibió en la Quinta de Olivos a un grupo de empresarias después de decir que se arrepintió de una reunión exclusiva de varones con sectores productivos.

Las empresarias que fueron convocadas a la reunión son Carolina Castro, autopartista; Paula Altavilla, directora para el Cono Sur de Whirpool; Laura Barnator, gerenta de Unilever; Dolores Fernández Lobbe, gerenta General de Walmart Argentina; Verónica Andreani, directora de Andreani; Cecilia Castelli, fundadora de Todomoda; Jimena Sabor, directora de Síntesis Biológica y Edith Encinas, Secretaria de la cooperativa de trabajo La Cabaña.

En diálogo con Infobae las empresarias analizaron los obstáculos, posibilidades y desafíos de salir de la crisis causada por la pandemia del Covid -19 con una Argentina que tenga perspectiva de género y de diversidad sexual en su modelo productivo.

“Empoderar a las mujeres y niñas es lo que permite acelerar el progreso en el desarrollo humano y el crecimiento económico, subraya Laura Barnator, Gerenta General Unilever Argentina y Uruguay. “Cuando se garantiza la igualdad de derechos y el acceso a las mismas oportunidades pueden participar activamente en la economía formal y el efecto positivo es transformador para sus familias y para la economía”, destaca.

“Empoderar a las mujeres y niñas es lo que permite acelerar el progreso en el desarrollo humano y el crecimiento económico”, sostiene Laura Barnator, Gerenta de Unilever.

El 3 de junio, a cinco años de Ni Una Menos, hubo una reunión del Presidente Alberto Fernández con funcionarios y empresarios sin ninguna mujer. Las críticas fueron el punto de partida para una nueva etapa. Barnator evalúa esa foto exclusivamente masculina: “Fue un claro reflejo de que todavía nos queda mucho camino para transitar en todos los ámbitos de decisión. Hoy cada vez son más las mujeres que formamos parte de los directorios de las compañías pero, aun así, es difícil la participación”.

La gerente general de Unilever en Argentina y Uruguay acentúa: “Las empresas tenemos un papel fundamental. Desde el negocio tenemos un interés claro para impulsar la plena participación de las mujeres en la economía. La diversidad de miradas enriquecen el pensamiento y las transformaciones así como el entendimiento de nuestros consumidores y el aporte de valor en toda nuestra cadena”.

Lo público se entrelaza con lo privado en la mirada de Bernator: “Desde el Estado la educación cumple un rol fundamental en el empoderamiento así como en políticas públicas para acelerar la participación en todos los ámbitos”.

El Presidente Alberto Fernández escuchó durante dos horas a las empresarias que le transmitieron preocupaciones y obstáculos y prometió medidas económicas.

Paula Altavilla es Licenciada en Administración y Directora para la Región Sur de Latinoamérica en Whirlpool, responsable por la operación de Argentina, Uruguay, Bolivia, Paraguay y Chile. Ella acentúa: “Estamos frente a una crisis compleja que requiere soluciones capaces de dar respuestas de corto, mediano y largo plazo a numerosos actores de la sociedad que enfrentan desafíos diferentes. Es necesario contar con un equipo de liderazgo diverso que pueda tener una mirada holística de los problemas a resolver para proponer soluciones exitosas”.

Las mujeres tienen que ser parte de la salida de la crisis, pero además son gran parte de las más afectadas por la crisis económica mundial desatada por el impacto del Coronavirus. “Algunas de las actividades más afectadas en términos económicos tienen una alta participación femenina (por ejemplo el comercio, el turismo, servicios domésticos, etc.). Además, en la mayoría de los casos es la mujer quien aún asume mayores responsabilidades por las tareas de cuidado en hogar y las medidas de aislamiento y teletrabajo.

Altavilla propone: “Es importante que se tenga en cuenta la perspectiva de género en el diseño de políticas y medidas que contribuyan a acelerar la salida de la crisis. Y enfatiza: “El primer paso para lograr el desarrollo con perspectiva de género es reconocer que la participación equitativa de mujeres y hombres permite que las economías puedan alcanzar su potencial. Es necesario un cambio cultural que implica la deconstrucción de estereotipos arraigados en nuestra sociedad durante muchos años mediante el trabajo conjunto del sector público y el sector privado”.

Las empresarias se reunieron con el Presidente Alberto Fernández en la Quinta de Olivos.

“En Whirlpool la inclusión de la diversidad es uno de nuestros valores corporativos y tenemos un programa global que desarrollamos y ampliamos localmente a través de un comité de diversidad liderado por voluntarios”, ejemplífica.

La Gerenta General de Walmart Argentina, Dolores Fernández Lobbe, explica porque es fundamental que las mujeres no se queden afuera de la mesa donde se discute el futuro económico:Estamos involucradas en la gestión y ocupamos un lugar efectivo en la estructura productiva, lo que hace que sea importante que nuestra mirada esté presente en la gestión de las soluciones”.

¿Qué pasa cuando, como en la reunión del 3 de junio, las mujeres no hablan, no escuchan, no proponen ni son tenidas en cuenta? “Solo reforzaríamos la forma de trabajo que nos trajo hasta acá: una solución parcial a problemas colectivos. Se trata de reconocer el rol que ya ocupamos en el desarrollo productivo, tanto en la gestión de soluciones, como en nuestros roles de contención y cuidado”, advierte Fernández Lobbe.

La Gerenta General de Walmart Argentina Dolores Fernández Lobbe destaca que es importante que la mirada de las mujeres esté incluida en la salida de la crisis.

Fernández Lobbe apuesta a un desarrollo con perspectiva de género. ¿Cómo lograrlo?: “Con participación de las mujeres en todos los ámbitos. No hay perspectiva de género posible sin nosotras ocupando espacios de decisión y participación. Además hay que compartir los espacios con varones que acepten nuestro rol y reconozcan nuestra mirada. Y que no entiendan estas iniciativas como una amenaza, sino como una oportunidad de co-creación de espacios más diversos”.

Ella agrega: “Se tienen que generar políticas públicas y privadas activas que compensen desigualdades de acceso y ejercicio balanceando la vida laboral y familiar y asegurando la igualdad de oportunidades y la reducción de brechas”.

Otra de las participantes en la reunión fue Jimena Sabor, Gerenta General de Síntesis Biológica, del sector de la biotecnología y el agro que hace producción y comercialización de bioinsumos agrícolas. La empresa comercializa a todo el país pero está radicada en Córdoba. Jimena también integra e grupo de “Mujeres rurales” y es representante en Córdoba de la Cámara Argentina de Bioinsumos (CABIO).

Pero además es madre: ¡tiene seis hijos! Con todas esa responsabilidad y demandas ella analiza el efecto en la economía de la pandemia. “La crisis provocada por el Covid-19 no es solo sanitaria, sino también económica y social. Puso de manifiesto desigualdades que históricamente nos afectan como mujeres y pone en riesgo algunos de los avances conseguidos en materia de equidad”.

La empresaria Jimena Sabor destaca la reunión de empresarias de distintos sectores, regiones, tamaños y características para pensar de forma diversas salidas a la crisis.

“Esta crisis inédita afecta de manera desigual a mujeres y hombres, es por eso que debemos más que nunca incorporar la mirada de género ante los desafíos que nos impone la pandemia. Somos las mujeres las que estamos en la primera línea: según la ONU el 70% del personal sanitario es femenino. Somos las mujeres las cuidadoras dentro y fuera de la casa, un trabajo muchas veces no reconocido, mal remunerado o precarizado”, delinea Sabor.

Y apunta: “Somos mayoría en los sectores que más están sufriendo los efectos económicos de la crisis en el comercio, el turismo y los servicios así como en la educación que ha tenido que transformarse con una ampliación de la carga horaria y las responsabilidades de las educadoras. Además la violencia de género en los hogares que se ha intensificado”.

Ella analiza: “En este nuevo escenario, si es que vamos a vivir una nueva normalidad, las voces de las mujeres sean escuchadas, valoradas y atendidas en la creación e implementación de las soluciones que nos permitan salir de esta crisis global”.

Silvia Bulla, Jimena Sabor y Laura Barnator son algunas de las empresarias que iniciaron un proceso de diálogo como "Mujeres Gestionando" junto a funcionarias de "Mujeres gobernando".

En la primera reunión en la Casa Rosada también participó Silvia Bulla, Presidenta de DuPont Argentina y líder de Recursos Humanos para DuPont América del Sur. Es Licenciada en Estadísticas e integra la Cámara de Comercio de los Estados Unidos en Argentina (AmCham), el Instituto para el Desarrollo empresarial de Argentina (IDEA) y el Consejo Empresario Argentino para el Desarrollo Sustentable (CEADS).

Ella sostiene: “La diversidad enriquece y no se trata de un cliché. Sin el ánimo de representar estereotipos, es indudable que existen cualidades “femeninas” vinculadas con la empatía, flexibilidad, comunicación, escucha, resiliencia y colaboración que perfectamente se complementan con aquellas vinculadas a un tipo de gestión más tradicional de administración, supervisión y control. Esa complementariedad permiten alcanzar el éxito más rápidamente”.

Sabor destaca que no se trata de una conversación con un sector, sino que es una inclusión de empresarias que forman parte de diferentes realidades pero que son un motor para la economía: “Las mujeres ponemos mucha fuerza cuando encaramos algún proyecto. Esta fórmula, de esencia heterogénea, que suma el poder de lo público más lo privado, multinacionales, pymes y microempresas, es una mezcla explosiva”.

Y se alegra: “¡Esto es inédito! ¡Es maravilloso! Que todas podamos dejar unas horas nuestros compromisos laborales y familiares, prejuicios, paradigmas, egos, para aprender juntas sobre tolerancia, escucha y dando lo mejor de cada una por nuestro país gestará diversidad e inclusión”.

Seguí leyendo:

Reunión con empresarias en la Quinta de Olivos: una revolución positiva con ideas innovadoras para salir de la crisis

Una foto y una mujer clave en la primera fila: la industrial que simboliza la mirada de género para salir de la crisis

Los hombres de la foto: las mujeres deben ser parte del motor para salir de la crisis


ULTIMAS NOTICIAS

MAS NOTICIAS
MAS NOTICIAS
MAS NOTICIAS
MAS NOTICIAS