El dramático testimonio de la bailarina del carnaval de Gualeguaychú que vive en Beirut y sobrevivió a la explosión

Marianela Heyaca es una ingeniera y profesora de danza árabe argentina-libanesa que hace cuatro años decidió renunciar a su trabajo en Buenos Aires e instalarse en el Líbano. Este martes se encontraba en un shopping en el momento en que se produjo el estallido en el puerto de la capital que dejó al menos 150 muertos y más de 6.000 heridos

Marianela Heyaca participó en el Carnaval de Gualeguaychú desde 2008 hasta 2015, tras lo cual decidió irse a vivir a Beirut (IG: @marianelaheyaca)
Marianela Heyaca participó en el Carnaval de Gualeguaychú desde 2008 hasta 2015, tras lo cual decidió irse a vivir a Beirut (IG: @marianelaheyaca)

Este martes 4 de agosto, apenas pasadas las 18 horas en la ciudad de Beirut, una explosión de 2.750 toneladas de nitrato de amonio en el puerto de la capital del Líbano destruyó a su paso casi todas las edificaciones en un radio de al menos dos kilómetros a la redonda y dejó un saldo de al menos 150 muertos, más de 6 mil heridos y cerca de 300.000 personas sin hogar.

En un shopping de la ciudad, se encontraba en ese momento Marianela Heyaca, una ingeniera, bailarina y profesora de danzas árabes argentina-libanesa que participó varias veces del reconocido Carnaval de Gualeguaychú y sobrevivió a la explosión. “Es la tercera explosión más grande de la historia y me tocó de cerca porque fue en mi barrio, mi casa queda a 20 cuadras en línea recta al lugar de la explosión”, contó Marianela en una entrevista con el diario El Día donde relató todo lo que sintió y pasó por su cabeza cuando se produjo el estallido que comenzó cómo un incendio y quedó registrado en cientos de videos caseros.

Los daños que dejó la explosión de 2.750 toneladas de nitrato de amonio en el puerto de la capital del Líbano y dejó un saldo de al menos 150 muertos, más de 6 mil heridos y cerca de 300.000 personas sin hogar  (AP Photo/Hussein Malla)
Los daños que dejó la explosión de 2.750 toneladas de nitrato de amonio en el puerto de la capital del Líbano y dejó un saldo de al menos 150 muertos, más de 6 mil heridos y cerca de 300.000 personas sin hogar (AP Photo/Hussein Malla)

“Fue todo tan rápido. En un primer momento pensé que era un terremoto, pero el piso no tembló en ningún momento. Después pensé que eran bombas, pero uno tiene la sensación que las cosas vuelan por el aire, y lo que sentí fue como viento, un ruido y como un fantasma o un espíritu que me atravesó”, relató. “En menos de un pestañeo me cambiaron la foto. Todo lo que estaba mirando estaba destruido, un ruido y de repente en frente tuyo un escenario de guerra. Es un antes y un después, el durante no existe”.

Marianela es hija de una entrerriana y su padre es de origen libanés, por lo que más tarde consiguió la ciudadanía libanesa. Además de forjar una carrera como ingeniera, Marianela viajaba muy seguido a la ciudad de Gualeguaychú para aprender y bailar danza árabe en Club Sirio Libanés de esa ciudad.

Marianela, que es profesora de danzas árabes e ingeniera, deicidió instalarse en el Líbano en 2016 (IG: @marianelaheyaca)
Marianela, que es profesora de danzas árabes e ingeniera, deicidió instalarse en el Líbano en 2016 (IG: @marianelaheyaca)

Según cuenta ella misma, en 2008, durante una escapada de fin de semana a la ciudad y mientras estaba en la playa con una amiga, recibieron una invitación para ser suplentes en la comparsa Marí Marí. Desde ese año y hasta el 2015, Marianela se convirtió en una participante regular de uno de los carnavales más concurridos del país. “Fueron grandes años de mi vida pasados allí, con muchas de las personas que más quiero que las conocí en esa ciudad y muchos de ellos que me hablaron ahora para saber cómo estaba”, señaló.

Finalmente, en 2016, a partir de haber recibido su documento libanés y una propuesta de trabajo y cansada del estrés que le había causado su trabajo como ingeniera en una empresa automotriz, decidió renunciar e instalarse en el Líbano, que ya había visitado anteriormente varias veces en sus vacaciones. Hace cuatro años Marianela se instaló en una de las zonas que esta semana resultó más afectada por la explosión: “Amo este barrio, es donde está mi lugar, están mis cosas, las calles por donde disfruto caminar, los comercios en los que compro. Por eso me impactó el doble la tragedia, porque es mi gente”.

"Fue terrible porque sonaban todas las alarmas, era una imagen de una película del fin del mundo, con todos los vidrios rotos”, relató Marianela  (REUTERS/Mohamed Azakir)
"Fue terrible porque sonaban todas las alarmas, era una imagen de una película del fin del mundo, con todos los vidrios rotos”, relató Marianela (REUTERS/Mohamed Azakir)

“No sabía si el lugar más seguro que tenía era quedarme ahí o salir corriendo para la derecha o para la izquierda. La gente estaba ensangrentada, corriendo, gritando. Cuando pasó un tiempo y pararon las explosiones, salí hacia mi casa. Fue terrible porque sonaban todas las alarmas, era una imagen de una película del fin del mundo, con todos los vidrios rotos”, describió la bailarina, que recordó en ese momento que había dejado abierta una ventana de su casa que da al mar y, si bien hubo daños en el edificio donde ella vive, su casa quedó intacta.

Al momento de la explosión, además, a pesar de que varias de las personas que la rodeaban fueron heridas y sufrieron cortes por la explosión de los vidrios en el centro comercial, ella resultó ilesa. “Estaban todos ensangrentados y a mí no me tocó un vidrio, por eso agradezco a Dios y siento que ahora me toca a mí ayudar”, expresó.

Marianela cuenta que quedó completamente conmovida por lo ocurrido el martes y decidió impulsar a través de sus redes sociales una campaña solidaria para costear ayuda a las víctimas. “Para mí los muertos tienen cara, nombre y apellido, esos negocios rotos son de las personas que veo todos los días levantarse a trabajar a pesar de la crisis, y pienso en todo lo que han perdido”, lamentó. “Fui a las zonas más afectadas y todo el mundo limpiaba con una potencia, cantando y aplaudiendo para darse ánimo”.

Marianela ahora intenta juntar donaciones para sus vecinos y amigos que perdieron todo a través de sus redes sociales (IG: @marianelaheyaca)
Marianela ahora intenta juntar donaciones para sus vecinos y amigos que perdieron todo a través de sus redes sociales (IG: @marianelaheyaca)

“Yo vivo sola y me llegaron muchos mensajes preguntando si estaba bien o necesitaba algo”, contó y cuestionó el comunicado de la embajada argentina en El Líbano, que fue afectada por la explosión y sufrió algunas pérdidas materiales pero no tuvo víctimas entre el personal diplomático, que ya se había retirado de las oficinas. “Reportaron que no había argentinos afectados pero nunca nos preguntaron, eso me dolió”, sostuvo.

Marianela contó además que su rutina desde la tragedia del martes pasado es “ir a comprar comida al supermercado y llevar a las zonas más afectadas, ir chequeando que los vecinos estén bien, mandarnos mensajes para saber que no estamos solos, y registrarme en varias ONG que están surgiendo para reconstruir la ciudad”. En su perfil de Instagram (@marianelaHeyaca) , además, la bailarina comparte diariamente canales de ayuda y sitios para realizar donaciones desde donde se puede colaborar.

SEGUÍ LEYENDO:

La catástrofe en los hospitales de Beirut, en primera persona: “Llega gente con fotos de sus familiares y no sabemos qué decirle”

Explosión en Beirut: cientos de personas protestaron para pedir la dimisión del Gobierno libanés

“Una nube roja oscureció el cielo y la noche cayó de repente”: el testimonio de un argentino en Beirut

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos