Un intendente autorizó la apertura de comercios pese a las restricciones, fue imputado por la justicia y los vecinos se movilizaron para apoyarlo

Ocurrió en la ciudad cordobesa de Marcos Juárez. El mandatario municipal, Pedro Dellarossa, fue acusado de “abuso de autoridad” por la fiscalía de Instrucción de la localidad

Vecinos se concentraron ante la Unidad Judicial de la ciudad

Vecinos y comerciantes de la ciudad cordobesa de Marcos Juárez se manifestaron hoy para apoyar al intendente local, quien fue imputado por la justicia luego de habilitar la apertura de comercios sin la autorización del Comité de Operaciones de Emergencias (COE) del gobierno provincial.

La movilización tuvo lugar en la Unidad Judicial de esa ciudad, donde Pedro Dellarossa, el intendente de Marcos Juárez, se presentó a declarar esta mañana, después de que la fiscalía de Instrucción de la localidad lo imputara por “abuso de autoridad”.

La acusación judicial contra el mandatario se produjo después de que emitiera un decreto en el que permitió a los locales comerciales volver a funcionar de manera anticipada y contra las disposiciones del COE, que todavía no lo permiten debido al brote de coronavirus que afecta a la zona.

“La decisión fue adoptada tras constatar que el jefe comunal adoptó medidas contrariando las disposiciones vigentes legales adoptadas en la provincia para evitar la propagación de COVID-19 en salvaguarda de la salud pública”, informó el Ministerio Público Fiscal de Córdoba.

Según el último reporte del Ministerio de Salud de Córdoba, desde que comenzó la pandemia en Marcos Juárez, donde se determinó un cordón sanitario estricto, se registraron hasta el momento 225 casos confirmados.

En este contexto, las flexibilizaciones escalonadas de comercios y otras actividades en la ciudad estaban programadas para comenzar el próximo miércoles 5 de agosto. Pero tras una protesta masiva de vendedores, el municipio decidió adelantarlas para ayer lunes.

El intendente Pedro Dellarossa
El intendente Pedro Dellarossa

“La gente se rebeló la semana pasada con una manifestación muy grande. Hoy, ante la imperiosa necesidad de un comerciante de querer abrir porque realmente necesita trabajar. Muchos comerciantes han venido y me han dicho: ‘Pedro, tenemos que hacer algo. Antes de perder todo, prefiero enfermarme y dejarle algo a mis hijos, y no seguir con esta situación’”, describió el panorama Dellarossa.

Y, en diálogo con El Doce, justificó la decisión de dar luz verde a la apertura de comercios: “De alguna forma había que parar la rebelión del pueblo. Pareciera que uno está en contra de medidas que toma el COE. Y la verdad lo que se está tratando de pedirle al COE son ciertas explicaciones que hasta ahora no las hemos llegado a tener. No hay una explicación de por qué algunas ciudades tienen más de 20 días de cuarentena estricta y otras localidades vecinas tienen menos. La gente después de más de 20 días de cuarentena necesita abrir los negocios porque se funden”.

Así, esta mañana vecinos y comerciantes se concentraron frente a la Unidad Judicial en apoyo a la decisión del intendente, con carteles y banderas argentinas. Poco después del mediodía, Dellarossa se retiró del lugar y volvió a defender su postura: “Me pongo a disposición de la Justicia. Creo no haber sido merecedor de esta imputación. Lo único que hice fue tratar de calmar el lunes las expectativas de la gente de querer trabajar. A lo mejor puede haber incomodado al alguien”.

Y cerró: “No creo haber incumplido nada. Nunca me voy a arrepentir de haber dicho siempre la verdad y lo que pienso”.

Mañana, en la localidad ubicada 264 kilómetros al sudeste de la capital cordobesa dejarán atrás la fase 1 del aislamiento social y obligatorio y empezarán las aperturas graduales de actividades.

SEGUÍ LEYENDO:

El Gobierno defendió la prohibición de las reuniones sociales: “En el AMBA nunca estuvieron autorizadas”, dijo Vizzotti

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos