La Cámara Federal de Casación Penal revocó el sobreseimiento a un jefe penitenciario acusado de violencia institucional en Marcos Paz

Un detenido denunció haber sido agredido físicamente por la autoridad penitenciaria

Complejo Penitenciario Federal de Jóvenes Adultos de Marcos Paz
Complejo Penitenciario Federal de Jóvenes Adultos de Marcos Paz

La Sala IV de la Cámara Federal de Casación Penal, revocó el sobreseimiento del jefe de turno del Pabellón E del Complejo Penitenciario Federal de Jóvenes Adultos de Marcos Paz, a quien uno de los detenidos lo acusó por haber recibido agresiones físicas de su parte.

La decisión fue dictada por los jueces Gustavo Hornos, Mariano Hernán Borinsky, y Javier Carbajo, quienes de manera unánime dispusieron revocar el sobreseimiento dictado respecto de quien se desempeñaba como jefe de turno del CPF de Marcos Paz, Gastón Manuel Lescano, por el Juzgado en lo Criminal y Correccional Federal N°3 de Morón y confirmado por la Sala II de la Cámara Federal de Apelaciones de San Martín.

El Complejo Penitenciario en cuestión aloja jóvenes de entre 18 y 21 años de edad. Uno de los detenidos denunció haber sufrido agresiones físicas por parte del jefe de turno del pabellón donde se encontraba alojado. La Saja IV de la Cámara Federal de Casación Penal ordenó que se continúe con la investigación de los hechos denunciados por el joven.

Los incidentes denunciados ocurrieron en el año 2016, los días 15 y 19 de julio, cuando el joven fue traslado a la oficina de la autoridad penitenciaria para mantener una audiencia, ocasión en la que fue agredido físicamente con golpes en la nuca. Además, la víctima denunció que fue obligado a redactar una nota en la que solicitaba el abandono del Régimen de Ejecución Anticipada Voluntaria; situación que se materializó junto con el cambio de pabellón, a pesar de que el joven detenido había obtenido la nota máxima de calificación por su conducta en el establecimiento carcelario y que dicha situación lo perjudicaba en el avance de su tratamiento penitenciario.

Los jueces Javier Carbajo, Gustavo Hornos y Mariano Borinsky
Los jueces Javier Carbajo, Gustavo Hornos y Mariano Borinsky

La sentencia de la Sala IV de la Cámara de Casación Federal destaca la importancia de investigar en todas las direcciones hechos como el denunciado en el caso.

Al respecto, Hornos puntualizó que se omitió ponderar circunstancias relevantes en el análisis del contexto de producción de los hechos, “como el carácter de funcionario público que tenía el imputado y la posición en la que estaba en relación a la presunta víctima”. En este aspecto, hizo hincapié en la Recomendación VII emitida por el Sistema Interinstitucional de Control de Cárceles referida a “Derechos de Niños, Niñas, Adolescentes y Jóvenes en Conflicto con la Ley Penal” en cuanto se advierte que el colectivo que representan -en este caso un joven privado de su libertad- requieren una atención diferenciada en función de las características que presentan y el proceso de formación por el que atraviesan.

“En aras a evitar la sistemática impunidad de los hechos que podría traer aparejada la simple ausencia de testigos directos, la valoración de la prueba para acreditar la materialidad del hecho debe ser más amplia”, remarcó el juez Hornos.

La sentencia se enmarca en una línea juriprudencial de intolerancia jurídica a la violencia institucional, tal como lo quiere y ordena la Constitución Nacional en el artículo 18: “Las cárceles serán sanas y limpias”. De esta forma, el juzgado a cargo de la investigación de los hechos denunciados por el joven deberá continuar con la tramitación de la causa con los parámetros establecidos en la sentencia dictada por la Sala IV de la Casación Federal.

Seguí leyendo:

Crece la indignación por la detención del jubilado que mató a un ladrón que entró a su casa a robar mientras dormía

Le otorgaron la prisión domiciliaria al jubilado que mató a un ladrón que entró a robar a su casa

Video: incidentes durante el desalojo de vendedores ambulantes en la estación de trenes de Quilmes

El secretario de Transporte porteño pagó una multa de $5.400 por haber salido a correr un día que no le correspondía

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos