El Centro Wiesenthal manifestó su apoyo al proyecto de ley que promueve un día conmemorativo contra la impunidad de los criminales de guerra en el país

La propuesta pretende declarar el 15 de julio como el "Día de la memoria contra la impunidad de los criminales de guerra, los delitos de lesa humanidad y el recuerdo de sus víctimas". La fecha recuerda el primer día completo que pasó el jerarca nazi Adolf Eichmann en la Argentina

Adolf Eichmann durante su juicio en Jerusalén en 1961, cuando fue sentenciado a la pena de muerte por sus crímenes cometidos durante el nazismo. En un 1950 ingresó al país con un pasaporte emitido por la Cruz Roja, con visado argentino, a nombre de Ricardo Klement
Adolf Eichmann durante su juicio en Jerusalén en 1961, cuando fue sentenciado a la pena de muerte por sus crímenes cometidos durante el nazismo. En un 1950 ingresó al país con un pasaporte emitido por la Cruz Roja, con visado argentino, a nombre de Ricardo Klement

Un conjunto de diputados nacionales presentaron un proyecto de ley que declara al 15 de julio como el “Día de la Memoria Contra la Impunidad de los Criminales de Guerra, los Delitos de Lesa Humanidad y el Recuerdo de sus Víctimas”. Impulsado por el diputado Waldo Wolff, en el acto de presentación manifestó que se eligió ese día por haber sido el primer día completo que Adolf Eichmann vivió en Argentina.

Ocurrió en 1950. El jerarca y criminal de guerra nazi, el arquitecto del Holocausto, el burócrata que organizó el traslado de prisioneros y la logística para la masacre, había llegado al puerto de Buenos Aires en un barco que había partido de Génova. Quince días después se trasladó en tren a Tucumán, donde lo estaban esperando. Comenzó a trabajar como operario en la empresa Capri. Fue mecánico, empleado de una fábrica de jugos, dueño de una tintorería hasta que se mudó a la zona norte de la provincia de Buenos Aires.

Vivió en Olivos, sobre la calle Chacabuco. Compró un terreno en San Fernando, sobre la calle Garibaldi: no había luz eléctrica ni agua potable, pero era lo que podía comprar. Su familia ya había llegado al país. Aquí nació también su hijo Ricardo, que se llamaba como se llamó él desde su huida: Ricardo Klement. En 1959, ganó un puesto para trabajar en la fábrica de Mercedes Benz.

Eichmann fue el organizador de la "logística de la muerte": su oficina era la encargada de los traslados hacia los campos de exterminio de los judíos deportados en los países ocupados por los nazis (Shutterstock)
Eichmann fue el organizador de la "logística de la muerte": su oficina era la encargada de los traslados hacia los campos de exterminio de los judíos deportados en los países ocupados por los nazis (Shutterstock)

Lothar Hermann, un judió alemán que había quedado ciego por las torturas de las SS y padre de la novia del hijo mayor de Eichmann, que no había modificado su apellido, lo descubrió. En mayo de 1960, una decena de agentes israelíes se instalaron en Buenos Aires. Sabían que todos los días a las 19:40 bajaba del colectivo que lo dejaba a ochenta metros de su casa en San Fernando. Montaron la operación para detenerlo el 11 de mayo, diez años después de su ingreso al país. Adolf Eichmann fue capturado, juzgado y condenado a muerte: el primer criminal de guerra llevado a juicio en Israel.

Sus registros y pasaporte fueron encontrado en 2007 por la jueza María Servini de Cubría y entregados por la magistrada al Museo del Holocausto de Buenos Aires, que hoy los exhibe en su sede ubicada sobre la calle Montevideo. Los documentos señalan fehacientemente el día del trámite de ingreso al territorio nacional fue el 14 de julio de 1950, pero -según describe el texto de la norma- “nuestra posición es la de considerar el 15 de julio como la fecha pertinente para instituir el ‘Día de la memoria contra la impunidad de los criminales de guerra, los delitos de lesa humanidad y el recuerdo de sus víctimas', ya que será el primer día completo en el cual Eichmann viva en la República Argentina”.

Esperamos que esta política de estado en relación al antisemitismo sea receptada por los demás países de América Latina”, dijo Waldo Wolff al anunciar el proyecto de ley. El diputado agregó que “muchos criminales nazis ingresaron por la puerta grande, con facilidades oficiales y ayuda de la Cruz Roja, mientras que los judíos tenían que ocultar su condición para entrar a Argentina”.

Josep Mengele, Adolf Eichmann, Erich Priebke, Josef Schwammberger y Walter Kutschmann fueron algunos de los jerarcas nazis que encontraron refugio en la Argentina
Josep Mengele, Adolf Eichmann, Erich Priebke, Josef Schwammberger y Walter Kutschmann fueron algunos de los jerarcas nazis que encontraron refugio en la Argentina

“Eichmann es sólo un caso, una metáfora. Aquí no se trata sólo de Eichmann como criminal de guerra, ni de Hermann como víctima, ni de la Argentina, de Alemania o de Israel. Tampoco de quienes arteramente protegieron a Eichmann o de los que valientemente se enfrentaron a él o indagaron para que se conozca la verdad. Se trata, en realidad, de los criminales de guerra de cualquier guerra, de cualquier régimen, de cualquier país. Y se trata de cualquiera de las víctimas de cualquiera de estos criminales”, declara el proyecto de ley en sus fundamentos.

La iniciativa propone que cada año, en la fecha que coincide con el día en que se aprobó la ley de Matrimonio Igualitario en la Argentina, el Poder Ejecutivo Nacional despliegue actividades y mensajes alusivos en los que “se pondrán de relieve los aspectos históricos, jurídicos, políticos, de Derechos Humanos y cualquier otro pertinente, con un carácter educativo, aleccionador y conmemorativo de la temática a la que dicho día se refiere”.

“Aprobar este proyecto de ley será mantener la coherencia de la política de Estado argentina desde la aprobación en 1988 de la Ley Antidiscriminatoria, apertura de los archivos nazis, participación como miembro pleno de IHRA (Alianza Internacional de Recuerdo del Holocausto), derogación de la Circular 11/1938 que instruía a los diplomáticos no otorgar visas a judíos y adoptar la definición de antisemitismo recientemente. Será una declaración expresa de negarse a recibir criminales por delitos contra la humanidad y que la manifestación del preámbulo de la Constitución Nacional se interprete en el sentido que los hombres del mundo que quieran habitar el suelo argentino sea para dignificarlo y no mancharlo con su presencia”, sostuvo el doctor Ariel Gelblung, director del Centro Simón Wiesenthal para América Latina.

Por su parte, el doctor Shimon Samuels, director de Relaciones Internacionales del organismo, concluyó: “El Centro Wiesenthal auspicia orgullosamente este proyecto de ley y espera que esta política de estado en relación al antisemitismo sea receptada por los demás países de la América Latina”.

Seguí leyendo:

Cómo Adolf Eichmann escapó de Europa y vivió en Argentina

Los oscuros años de Adolf Eichmann en la Argentina: el criminal nazi que vivió en San Fernando como un “buen vecino alemán”



MAS NOTICIAS

Te Recomendamos