El día que buscaron a Madeleine McCann en la Argentina

En el año 2007 se inició una causa judicial porque se detectó el ingreso a la Argentina de una niña muy parecida a la británica. La sorprendente historia y los detalles del expediente judicial

olavieri@infobae.com
Madeleine McCann desapareció en 2007 cuando veraneaba con su familia en Portugal
Madeleine McCann desapareció en 2007 cuando veraneaba con su familia en Portugal

En noviembre de 2007 aún gobernaba Néstor Kirchner. El 10 de diciembre de aquel año asumiría Cristina Fernández de Kirchner e iniciaría los primeros cuatro de los ocho años en los que estuvo a cargo de la presidencia de la Nación. Las tapas de los diarios del día 23 de noviembre de 2007 reflejaban la detención del ex represor Luis Patti por delitos de lesa humanidad. También, la confirmación de Ramón Díaz de su continuidad como técnico de San Lorenzo después de haber coqueteado con River.

Aquel lejano viernes de noviembre, lejos de las noticias de primera plana, se inició una causa judicial en los tribunales de Comodoro Py que lleva el número 17.013/2007. Ingresó por sorteo al Juzgado Federal 7 que por entonces estaba vacante por la renuncia de Guillermo Montenegro y que subrogaba Sergio Torres quien, desde 2019, es juez de la Suprema Corte de Justicia de la Provincia de Buenos Aires.

Hasta el 23 de noviembre habían pasado 204 días desde que la niña británica Madeleine McCann había desaparecido misteriosamente en la ciudad balnearia de Praia da Luz, en la región de Algarve al sur de Portugal. Se la buscaba por todo el mundo. Su foto se publicaba permanentemente en los medios de comunicación. Sus padres hablaban en cadena global. Su imagen estaba en todos y cada uno de los aeropuertos del mundo para que las autoridades prestaran especial atención a salidas y entradas de niñas de su edad, su contextura física y sus rasgos.

Ahora, en los últimos días de mayo y en medio de la pandemia de coronavirus, se conoció que hay un nuevo sospechoso por la desaparición de Maddie, como la llamaban sus padres. Es un alemán que está preso por casos de abuso y que en la época de la desaparición de la niña vivía cerca del balneario portugués donde se la vio por última vez. Su nombre es Christian Brueckner, tiene 43 años y antecedentes por agresiones, robos o asuntos relacionados con drogas.

La carátula del expediente de 2007
La carátula del expediente de 2007

Trece años antes de que se revelara la sospecha sobre el alemán Brueckner hubo una búsqueda de Madeleine en Argentina. Se originó en aquella denuncia que entró en el juzgado federal 7 y que fue caratulada “NN sobre Averiguación de Ilícito" y la damnificada era la niña británica: Madeleine Beth Mc Cann.

La denuncia fue realizada por el subcomisario Marcelo Daniel El Haibe quien por entonces era jefe de la sección Patrimonio Cultural de Interpol Argentina. La presentación policial para buscar a Madeleine McCann se generó debido a una advertencia llegada desde la Dirección Nacional de Migraciones.

Es que el 7 de noviembre de ese año un empleado de Migraciones llamado Ignacio Lopes había intervenido en el trámite de radicación de una niña, hija de un español y una argentina. El funcionario notó -a partir de la foto de la menor que los padres sumaron al expediente del trámite- que era muy parecida a Madeleine McCann. Avisó a sus jefes y ellos hicieron subir el alerta. Quien encabezaba la Dirección Nacional de Migraciones, Ricardo Eusebio Rodríguez, le informó de la situación a Néstor Jorge Vallecca, quien fue Jefe de la Federal durante parte del gobierno de Néstor Kirchner.

El informe del funcionario de Migraciones que dio origen a la causa.
El informe del funcionario de Migraciones que dio origen a la causa.

Se inició una investigación judicial para determinar si TSH era Madeleine McCann. Agentes de la Federal fueron hasta la casa de la familia en el partido de Morón y sus vecinos confirmaron que vivían en el departamento que habían fijado como domicilio en el trámite y que efectivamente la niña se parecía mucho a Madeleine McCann.

También se pidieron registros de ADN y de las huellas de manos y pies de Madeleine McCann a Madrid, Londres y Lisboa. Desde España mandaron al juzgado la información que ratificaba que la niña TSH era hija biológica de sus padres y era quien sus documentos indicaban.

La comunicación de Interpol que indica la recepción de información desde Madrid y Londres. El perfil de ADN de Madeleine enviado a Buenos Aires.
La comunicación de Interpol que indica la recepción de información desde Madrid y Londres. El perfil de ADN de Madeleine enviado a Buenos Aires.

Al mismo tiempo que se recibía la información desde el exterior, el juez Torres ordenó un peritaje en el que dos expertos de la Federal compararon la foto del alerta amarilla emitido por Interpol para hallar a Madeleine McCann con una fotocopia de la foto del expediente de Migraciones. Hubo que hacer una ampliación del primer peritaje porque la fotocopia no permitía identificar detalles. Así que una vez que se consiguió la foto original de TSH se pudo completar la tarea.

Los peritos policiales María Gabriela Ferraro y Diego Martín Maffia analizaron las fotos y enfocaron el estudio en distintos sectores de las caras de ambas niñas. La foto de Madeleine McCann fue denominada A y la de TSH adosada en el expediente de Migraciones fue llamada B. Los expertos compararon el cabello y la frente, las cejas, los ojos, la nariz, la boca y el mentón de las fotos de ambas niñas.

En el caso de la comparación de los ojos, los peritos resaltaron una característica de la que allá por 2007 se hablaba cuando se intentaba hallar a Madeleine. El informe de los peritos sobre los ojos de ambas niñas señalaba que "en la toma A como en B, ambos párpados describirían una forma curva que le aportan a los ojos morfología similar... Sin embargo contándose ahora con el original del elemento A, se puede hacer mención que la marca característica que se ubica debajo del iris del ojo derecho de la niña McCann, no es visible en el rostro de la menor TSH”.

Los peritos firmaron la conclusión del estudio comparativo: “como resultado del estudio realizado entre A y B, se concluye que se trataría de distintas personas”. El caso fue archivado. Todo consta en una copia amarillenta del un expediente de 121 páginas que este cronista halló entre papeles viejos durante la cuarentena obligatoria por la pandemia de coronavirus.

El peritaje. Las fotos A son de Madeleine. Las B son las imágenes (pixeladas) de la niña que vive en Argentina.
El peritaje. Las fotos A son de Madeleine. Las B son las imágenes (pixeladas) de la niña que vive en Argentina.

La nena, nacida en marzo de 2005 en Valencia, España, cuya foto fue aportada en el trámite de radicación definitiva iniciado por sus padres en aquel 2007, ahora tiene 15 años y vive en el Gran Buenos Aires. Infobae solicitó autorización a la madre de TSH para publicar la foto del expediente en la que había un notable parecido con Madeleine McCann. La madre de la joven pidió que no se publicara la foto ni se identificara a su hija, por eso en esta nota se la denominó TSH y su imagen -muy parecida a la de Maddie- fue pixelada. El expediente se archivó el 3 de diciembre de 2007.

SEGUÍ LEYENDO:

El nuevo sospechoso de raptar a Madeleine McCann podría ser un asesino y abusador serial de menores: reabrieron un macabro caso en Bélgica

La ex novia de Christian Brueckner, el sospechoso de raptar a Madeleine McCann, contó la pesadilla que vivió al lado del alemán




MAS NOTICIAS

Te Recomendamos