Las autoridades sanitarias de Mendoza se encuentran desorientadas luego de que un camionero que se creía que había contagiado a toda su familia de coronavirus diera negativo en el primer test de COVID-19 que se le realizó.

Así lo informó el Ministerio de Salud, Desarrollo Social y Deportes de esta provincia, que aclaró que “actualmente se encuentra en estudio epidemiológico el conglomerado familiar" y que “continúa realizándose una exhaustiva investigación de los casos detectados”.

En este sentido, la cartera aseguró que todavía sigue siendo evaluado el transportista, ya que anteriormente "presentó síntomas compatibles con la enfermedad y que por su actividad laboral, ha estado en otras jurisdicciones nacionales donde hay circulación sostenida del virus”.

A través de un comunicado, el Gobierno mendocino precisó que toda la investigación comenzó luego de que dieron positivo de COVID-19 todos los miembros de una familia que vive en el departamento de Las Heras y está integrada por una madre, un padre y un hijo, la cual tiene un contacto estrecho con el camionero.

El 27 de mayo pasado, la mujer y su bebé de 11 meses ingresaron en el Centro de Salud 18 de esta provincia para hacer una consulta médica y fue entonces que se activó el protocolo para casos sospechosos: ambos presentaban síntomas compatibles con la enfermedad.

Los dos fueron internados en el Hospital Paroissien, al igual que el marido de la mujer, el hermano del menor, una tía y, posteriormente, un abuelo paterno, pero estos tres últimos resultó que no estaban contagiados.

El test que se le realizó al camionero dio negativo. (REUTERS/Susana Vera)
El test que se le realizó al camionero dio negativo. (REUTERS/Susana Vera)

A partir de la investigación epidemiológica y ampliando el interrogatorio de las personas involucradas, surgió que el padre de esta mujer es un transportista “que durante las últimas semanas había realizado viajes a la provincia de Buenos Aires, donde hay circulación comunitaria del virus”.

El chofer en cuestión no se encontraba en Mendoza en aquel momento, pero al regresar a la provincia se le realizó el test que, para sorpresa de las autoridades, dio negativo.

Así las cosas, todavía es un misterio cómo pudo ingresar el virus a este domicilio, ya que se sospechaba que el origen de los contagios provenía del camionero, que en un principio fue internado en el Hospital Lencinas.

Según trascendió, en las próximas horas el hombre podría ser sometido a un nuevo examen o a otro tipo de prueba para tratar de determinar si no tuvo el virus en algún otro momento.

No obstante, a partir de estos tres casos confirmados, se decidió “bloquear 6 domicilios” en donde viven “los contactos que ha tenido esta familia”.

El Ministerio de Salud de la provincia detalló que “a la fecha se han evaluado 39 contactos estrechos, de los cuales se activaron 12 nuevos protocolos de internación, los cuales resultaron todos negativos de Covid-19, y cinco aislamientos sanitarios en un hotel”. El resto de ellos, en tanto, son asintomáticos y se encuentran aislados y bajo estricta vigilancia sanitaria.

Por otra parte, en los últimos días se realizó un abordaje territorial de vigilancia epidemiológica en el área geográfica de la vivienda de los pacientes positivos.

“Se evaluaron 1075 personas, activando el protocolo en sólo 7 casos, de los cuales 3 resultaron negativos y los restantes están en proceso”, detalló al respecto el Ministerio.

Según el último reporte de las autoridades sanitarias, Mendoza registró hasta el momento un total de 86 casos confirmados, 67 pacientes se recuperaron y 9 fallecieron por la enfermedad.

Seguí leyendo: