El embajador del Estado de Qatar, Battal M Al Dosari, dialogó con Infobae - Fotos: Gentileza Embajada de Qatar
El embajador del Estado de Qatar, Battal M Al Dosari, dialogó con Infobae - Fotos: Gentileza Embajada de Qatar

Instalado en nuestro país desde octubre del año pasado, el embajador de Qatar en la Argentina, Battal M. Al Dosari, reveló que se sintió a gusto desde el primer día. Mantuvo reuniones con el presidente Alberto Fernández y con el Canciller, Felipe Solá, ya que se encuentra firmemente comprometido con la misión de reforzar las relaciones bilaterales.

En esta entrevista con Infobae, contó cómo vive la cuarentena en su residencia de Capital Federal, cómo fue el proceso de repatriación de los argentinos que estaban varados en Asia, destacó la importancia de la cantidad de testeos a la hora de vencer al COVID-19 y expuso detalles de la estrategia contra la pandemia en su país, que presenta una alta tasa de contagios pero, a su vez, posee una de las tasas de mortalidad más bajas del mundo, con apenas 15 fallecidos hasta hoy.

-¿Cómo lo recibió la Argentina?

Llegué hace 8 meses. Pisé suelo argentino en octubre de 2019, en un momento muy especial, donde el país comenzaba la transición de un gobierno a otro. Me tocó ser parte de la despedida del ex presidente, Mauricio Macri, y darle la bienvenida al actual primer mandatario, Alberto Fernández. Me gusta mucho estar aquí: amo a la Argentina desde antes de llegar. Siempre tuve un sentimiento especial por este país. Estoy encantado y agradezco la calidez con la que me recibieron los argentinos.

-¿Cuáles fueron sus destinos anteriores como embajador?

Estuve en Venezuela, Italia, España, Rumania, Indonesia, Egipto, Arabia Saudita, República Dominicana y El Salvador. Por lo que dejan ver los destinos, pareciera que la lengua latina me acompaña y, desde hace muchos años, ya es parte de mi vida cotidiana.

-¿Cómo es la situación actual del COVID-19 en Qatar?

Tenemos 33.969 casos de coronavirus y 15 muertes. Si bien es un nivel alto de positivos, el índice de letalidad se encuentra entre los más bajos del mundo. Es importante destacar que somos uno de los países que más testeos hemos realizado. Contamos con un sistema de salud de primer nivel. Qatar es líder en atención médica la región del Golfo, incluso a nivel mundial, mantiene ese liderazgo.

Fuimos el último país del Golfo Árabe en sumarse a la lista de territorios afectados, ya que el primer caso relacionado con la pandemia de COVID-19 en Qatar se confirmó el 27 de febrero de 2020.

A partir del 16 de mayo, tenemos el número más alto de casos confirmados per cápita de población en el mundo - de territorios con al menos 100,000 habitantes- pero hubieron muy pocas muertes. Los factores que contribuyen a la baja tasa de mortalidad incluyen a la población joven de nuestro país, el programa proactivo de vigilancia y testeos, y un sistema de salud eficiente y efectivo que diagnostica y trata a los pacientes lo suficientemente temprano, como para reducir las complicaciones de la enfermedad.

Entre los pacientes contagiados, el 94 % de los casos son leves o asintomáticos, el 5 % requiere hospitalización y solo el 1 % ingresa en unidades de cuidados intensivos. Qatar ha abordado la amenaza COVID-19 con un enfoque de todo el gobierno: se han implementado medidas en todos los sectores para proteger a la población del virus.

El embajador de Qatar en Plaza San Martín, durante la ceremonia que marcó el inicio de su misión en nuestro país
El embajador de Qatar en Plaza San Martín, durante la ceremonia que marcó el inicio de su misión en nuestro país

-¿Qué tipo de medidas se tomaron?

La primera medida fue de prevención y protección, enviando material sanitizante a todas las embajadas del Estado de Qatar en el mundo, donde se incluyeron barbijos, guantes y alcohol en gel. Otra medida tomada inmediatamente fue instalar centros de salud en cada distrito del país, que luego fueron aumentando a través de hospitales de campaña. Nuestro gobierno implementó la atención puerta a puerta a los pacientes, sin necesidad de ir al hospital y, de esa forma, evitar mayores contagios y riesgos.

Al igual que en la Argentina, Qatar pone en cuarentena obligatoria -durante dos semanas- tanto a los ciudadanos qataríes como a los extranjeros que llegan al país. Ello, se hace en hoteles y con sus gastos totalmente cubiertos por el Gobierno.

La gran ayuda solidaria siempre está presente, y no es menor antes la crisis del COVID-19, donde se brinda ayuda a muchos países, incluyendo a Túnez, Argelia, Italia, Líbano, Nepal, Ruanda y Somalia, a través del envío de suministros médicos y el armado de hospitales de campaña.

Qatar ha dispuesto el uso de barbijos de modo obligatorio en todo el país. Aquellos que no lo hagan, enfrentarán condenas de hasta 3 años de prisión y multas que van hasta los 55 mil dólares, en caso de reiterarse el incumplimiento.

Todos los ciudadanos y residentes están obligados a instalar la aplicación EHTERAZ en los teléfonos inteligentes, al salir de la casa por cualquier motivo.

Además, todos los ciudadanos y residentes, al salir y trasladarse, están obligados a no tener a más de dos personas en el vehículo, y se permite un máximo de tres en los siguientes casos: transporte en taxis y remises, y el traslado en vehículos privados cuando son conducidos por un usuario de la familia. Las ambulancias y los vehículos del ministerio de Salud Pública, las autoridades de seguridad y los militares están excluidos de esto.

Se debe tener en cuenta lo que se ha decidido, sobre reducir el número de personas transportadas en autobuses a la mitad de su capacidad, tomando las medidas de precaución.

La práctica del deporte debe realizarse en las áreas cercanas al lugar de residencia, evitando las reuniones durante el ejercicio y tomando las precauciones necesarias: como el uso de máscaras y dejando una distancia segura.

Las mezquitas, colegios y shoppings permanecen cerrados, a excepción de las tiendas de alimentos, farmacias y restaurantes para delivery. Aún no se sabe cuándo Qatar levantará las restricciones.

-¿Cómo ayudaron a repatriar a los ciudadanos argentinos varados en Asia?

Desde el primer día que empezó la crisis del coronavirus, nuestro Emir, Su Alteza, Sheikh Tamim bin Hamad Al Thani dio le ordenó a nuestra aerolínea de bandera que continúe con los vuelos y ayude a todos los países que lo necesiten a repatriar a los ciudadanos varados. Quería que los llevaran a sus hogares, con sus familias. De esta forma, se repatriaron a los primeros argentinos varados en Asia, como inicio de varias secuencias de vuelos que se irán desarrollando en conjunto entre ambos países.

Nuestra aerolínea de bandera se encuentra en una posición única para ofrecer asistencia humanitaria a personas de todo el mundo: sentimos que nuestro deber es contribuir donde sea posible. También, se mantienen los vuelos de carga, con el objetivo de proveer los insumos necesarios, tanto en el Estado de Qatar como en los países más afectados, incluyendo productos frescos y farmacéuticos. Siempre teniendo en cuenta las medidas y protocolos de seguridad, tanto en las tripulaciones como las aeronaves.

El embajador de Qatar en la Argentina llegó a nuestro país en octubre de 2019 y se encuentra dedicado a reforzar las relaciones bilaterales
El embajador de Qatar en la Argentina llegó a nuestro país en octubre de 2019 y se encuentra dedicado a reforzar las relaciones bilaterales

-¿Que opina de las medidas que se tomaron aquí y qué piensa de cómo está crisis puede afectar a la economía argentina?

Estoy totalmente de acuerdo y a favor de las medidas tomadas por el presidente, Alberto Fernández. Al ver los índices de casos positivos en la Argentina, se demuestra que la cuarentena temprana fue una gran decisión para evitar que la curva de contagios suba de manera exponencial. De esta forma, un país puede ganar tiempo y prepararse mejor para lograr la menor cantidad posible de contagios y muertes.

El acompañamiento del gobierno argentino con su pueblo es muy acertado. Desde el comienzo, apoyé las decisiones tomadas por el Presidente. Valoro mucho su sentimiento humano: ese gran sentimiento de cuidar y salvar vidas antes que fábricas. Primero la vida.

Me gusta lo que dice el presidente Alberto Fernández, la salud es lo primero y lo principal a tener en cuenta. Luego viene todo lo demás. Priorizo la salud y apoyo las medidas tomadas aquí. Es muy importante enfocarnos en la salud y la educación: si eres fuerte en estas dos cosas tienes una buena economía.

Hace unos meses, tuve la alegría de recibir en la embajada al reconocido doctor argentino, Facundo Manes. Durante nuestro encuentro, coincidimos en que la salud y la educación son los pilares importantes de un país para su desarrollo.

El embajador de Qatar junto al presidente, Alberto Fernández
El embajador de Qatar junto al presidente, Alberto Fernández

-Esta pandemia ¿puede perjudicar a la sólida economía de su país? ¿Qué medidas económicas se tomaron? Las personas que no pueden trabajar ¿son ayudadas por el Estado?

Somos afortunados de tener una economía sólida, la cual nos permite estar a salvo. Nuestra economía es líder a nivel mundial, esto nos permite combatir la crisis y ayudar a todas las personas. El Estado les da absoluta contención económica a todas las personas y, más aun, a las que no pueden trabajar.

Tenemos la posibilidad de adquirir los kits necesarios de testeo y la ampliación de los centros de salud. Nuestro país está preparado y a salvo para afrontar la crisis económica mundial.

Qatar basa la economía en el petróleo -cuyo precio hoy está en baja- pero tenemos una gran ventaja, ya que contamos con la reserva de gas natural más grande del mundo. Vuelvo a hacer hincapié en esto: Qatar está a salvo.

-La pandemia ¿puede poner en riesgo el desarrollo de la Copa del Mundo Qatar 2022? ¿Las construcciones de los estadios continúan con normalidad? ¿Teme que se pueda posponer o suspender?

Los preparativos continúan arduamente para darle la bienvenida a todo el mundo. Están todas las condiciones garantizadas para la organización histórica de un Mundial de fútbol, que por primera vez se va a llevar a cabo en la región.

Estamos listos y en el camino correcto: desde los estadios, el metro hasta todo tipo de infraestructura que se necesita para albergar al mundo entero. Tomo esta oportunidad para invitar a todos los argentinos para empezar a formar parte de Qatar 2022.

-¿Se está tomando algún tipo de medida especial para que esta pandemia no modifique las fechas, ni todo el gran despliegue del evento deportivo tal como está previsto?

De nuestro lado, nada ha sido modificado. Esas decisiones formarán parte de las medidas que tome la FIFA, ya no depende de Qatar.

-¿Tuvo la oportunidad de dialogar con las autoridades de su país y del nuestro sobre la situación del COVID-19?

Tengo un contacto diario con las autoridades de mi país. Tenemos la voz de nuestro gobierno de forma permanente y trabajamos arduamente en los diferentes frentes que aparecen.

En lo que respecta a la Argentina, estoy llevando adelante un plan de ayuda con varias organizaciones, fundaciones y particulares, que están desarrollando proyectos para combatir el COVID-19 como por ejemplo, proporcionar máscaras, así como también, brindando donaciones de alimentos no perecederos, ya que mucha gente está necesitando de nuestra colaboración más que nunca.

Uno de los hospitales que cuentan con la más alta complejidad a nivel sanitario y donde se realizan los testeos del COVID-10, Sidra Medical and Research Center, en Doha (@SidraMedicine)
Uno de los hospitales que cuentan con la más alta complejidad a nivel sanitario y donde se realizan los testeos del COVID-10, Sidra Medical and Research Center, en Doha (@SidraMedicine)

-¿Hay ciudadanos de su país varados aquí?

No tenemos ciudadanos varados en la Argentina. Pero, de todas formas, estoy trabajando duramente para poder repatriar a los argentinos varados en otros países. Este es uno de mis principales focos en este momento: quiero que las familias estén juntas y que, los que están afuera, puedan reencontrarse con sus seres queridos en este momento tan difícil que estamos atravesando.

Para los qataríes es muy importante el vínculo familiar: el sentimiento de familia es parte de nuestra forma de vida.

Médicos y enfermeros respetando el distanciamiento social y listos para iniciar su jornada laboral en un hospital en Doha, capital de Qatar (Photo by Karim JAAFAR / AFP)
Médicos y enfermeros respetando el distanciamiento social y listos para iniciar su jornada laboral en un hospital en Doha, capital de Qatar (Photo by Karim JAAFAR / AFP)

-A nivel personal, ¿cómo es un día suyo en plena cuarentena?

Mi día en cuarentena ha variado un poco, no solo por el aislamiento social obligatorio sino también, porque estamos en un mes importante para el Islam: el mes sagrado de Ramadán. Me levanto a las 9 y hago actividad física, la agenda diaria laboral varía, se reduce el horario y el ritmo. A veces, estoy trabajando desde mi despacho y, otros días, desde mi residencia.

Desde las 6 de la mañana hasta el atardecer, a las 18 horas, cada día, durante un mes, hago ayuno de agua, de alimentos y de toda comida. Esto viene de Dios, que nos pide que no bebamos ni comamos por un mes para limpiar los malos pensamientos, las críticas, el ego y para compartir en el propio cuerpo la carencia y el sufrimiento que viven las personas que menos tienen en el mundo.

En este mes, es parte de nuestra costumbre y cultura, dar dinero y comida a los que menos tienen, es una muestra de generosidad. Tiene un significado espiritual y comunitario.

-¿Qué nivel de miedo tiene en medio de esta pandemia?

No tengo temor: sí cuidado y tomo recaudos en todo mi entorno. Sigo todos los protocolos de seguridad y prevención que imponen, tanto el Gobierno de Qatar como el argentino.

Cuido mucho mi salud como la de todo el mundo, haciendo llegar barbijos, guantes, alcohol en gel, tanto a mis colegas de otros países, como a todos mis empleados en la Embajada. Nuestros choferes pasan a buscar a cada uno de los empleados, para evitar el uso de transporte público.

-¿Cómo va a impactar esta situación en el turismo a nivel internacional y, puntualmente, en su país?

Lamentablemente, vamos a sufrir una pérdida y una baja enorme en el turismo a nivel global. Necesitamos tiempo para que la gente vuelva a empezar y, de esa manera, se pensará en apostar y reactivar el turismo. Esto llevará un año y medio, aproximadamente, hasta volver a pensar en “normalidad”. En dos años, empezará el crecimiento de manera rápida y despegará de manera inédita.

¿Hay acciones bilaterales que se estén llevando en conjunto entre ambos países?

Las acciones bilaterales que estamos tomando en este momento están abocadas a la ayuda humanitaria, esa es mi prioridad hoy. Las buenas relaciones que existen entre ambos países hacen que trabajemos hermanadamente. Las acciones son tomadas rápidamente, sin necesidad de demoras en la gestión de nuestro trabajo, generándolo en tiempo y forma.

-¿Están llevando a cabo desarrollos científicos, por ejemplo, para encontrar la vacuna o algún tratamiento para la cura del COVID-19?

La Casa Blanca tiene en su equipo de expertos al científico, Doctor Munsif Al Salawi, a quien eligió para desarrollar una vacuna y aportar nuevos conocimientos. El Dr Al Salawi fue parte de Hamad University, en Doha.

-¿Qué saca de positivo de esta situación y qué cree que es lo más negativo?

Lo positivo que saco de esta situación es que nuestra mentalidad va a cambiar: veremos el futuro de otra manera, ya que nos daremos cuenta de lo bueno fue nuestro pasado. Con esta situación, nos hemos puesto a reflexionar e inspeccionar en nuestros pensamientos y forma de vida. Ahora, todos deseamos la vida que teníamos antes, esa libertad y el placer de vivir sin límites. Hoy nos damos cuenta que todo eso se nos fue quitado con la pandemia.

Empezamos a reconocer que los lindos momentos eran los más simples. El hecho de compartir una comida en familia o ver amigos: todo eso lo teníamos y nos fue quitado, a todos por igual, ricos y pobres, de una religión u otra, de una raza y otra...a todos por igual.

Esto nos llevará a tomar conciencia y no solo valorar más lo que tenemos al alcance de nuestras manos, sino también, a replantear otra forma de actuar con el prójimo.

Lo negativo son las muertes que ocasiona este virus: es terrible para las familias que pierden a un ser querido. Definitivamente, las muertes son lo peor de esta pandemia.

-Alguna vez ¿había imaginado vivir un escenario así?

Sí, la verdad es que en algún momento tuve en mi imaginación vivir algo así. He pasado por varios momentos de catástrofes climáticas, en los distintos países donde he estado y tuve la suerte de seguir adelante. Quizás, esta vez es mayor, ya que afecta a nivel global, pero las crisis, catástrofes y pandemias siempre tienen, lamentablemente, el mismo resultado: las victimas de cada acontecimiento.

Tenemos que ser fuertes y unirnos, trabajar juntos: esa es la mejor salida, la hermandad y la solidaridad.

-Su Gobierno y Usted consiguieron traer a 140 argentinos varados en Asia hasta San Pablo, desde donde regresaron a nuestro país

Su Alteza el Emir de Qatar, Sheikh Tamim bin Hamad Al Thani, teniendo en cuenta la trágica situación causada por el coronavirus en el mundo, ordenó ayudar a repatriar ciudadanos varados. El primer grupo de argentinos repatriados llegó hace dos semanas, desde Asia.

Eran ciudadanos argentinos que habían quedado atrapados en Corea del Sur, Malasia, Indonesia, Singapur, Tailandia y Qatar. Esos 140 ciudadanos fueron los primeros de una larga lista de argentinos que regresarán al país.

El 22 de mayo saldrá el segundo del grupo de argentinos repatriados desde Asia. Será en un vuelo que despegará desde el Aeropuerto Internacional Hamad de Doha y aterrizará en Buenos Aires a las 5 (hora local). A su vez, el mismo día está programado otro vuelo, que saldrá a las 06:15 (hora local) rumbo a Doha, que llevará a ciudadanos de todo el mundo varados en la Argentina, para que puedan conectar desde la capital qatarí a sus respectivos países.

-¿Mantuvo reuniones con el presidente, Alberto Fernández, y con nuestro Canciller, Felipe Solá? ¿Planean invertir en la Argentina?

Me reuní con Felipe Sola el mismo día de su asunción. Fue un encuentro muy cálido e importante para mí, ya que fui el primer embajador en ser recibido por el nuevo Canciller argentino. Nuestro compromiso es mutuo en trabajar juntos para las relaciones bilaterales. Estamos seguros que seguiremos la línea de excelente entendimiento y cooperación entre ambas naciones. Esa fue la primera de muchas reuniones que tendremos por delante, para garantizar el bienestar de ambos países y sus ciudadanos.

Qatar y Argentina tienen una estrecha relación, desde hace muchos años y es mi deseo agigantar esos lazos para el bien común.

También, me he reunido con el presidente Alberto Fernández: la reunión que mantuvimos fue en la misma línea, en el compromiso mutuo, el entendimiento y el crecimiento futuro.

Queremos aportar e invertir en la Argentina, porque estamos convencidos que servirá para generar grandes puertas económicas para ambos Estados.

El saludo entre el embajador Battal Al Dosari y el canciller, Felipe Solá
El saludo entre el embajador Battal Al Dosari y el canciller, Felipe Solá

¿Qué mensaje le gustaría dejarle a los argentinos?

Mi mensaje a los argentinos es de aliento, que seamos fuertes y que saldremos adelante juntos. Desde mi lugar, haré todo lo posible para ayudar a la Argentina: no tengan duda de eso. Valoremos los pequeños momentos y estemos en familia. Ahora, tenemos que evitar el dolor, por lo tanto, acatemos las medidas de seguridad y de protocolo, así evitaremos un mayor riesgo.

Y por último, mis palabras van dedicadas a todos los profesionales de la salud: gracias por cuidarnos en estos momentos difíciles, su dedicación y profesionalismo están salvando muchas vidas. Gracias a esos hombres y mujeres valientes.