“Hay que empezar a salir de la cuarentena”, planteó Adolfo Rubinstein

El ex secretario de Salud de la Nación dijo que en más de la mitad del país ya se puede empezar a abrir la economía y que en el área metropolitana de Buenos Aires, el epicentro de la pandemia, se debe implementar un plan de segmentación demográfica. “La curva está efectivamente aplanada”, agregó

"Hay que empezar a ensayar un esquema valvular intermitente de entrada y salida. Esto es avanzar dos pasos, retroceder un paso, así, yendo y viniendo, hasta que tengamos la vacuna", expresó el sanitarista
"Hay que empezar a ensayar un esquema valvular intermitente de entrada y salida. Esto es avanzar dos pasos, retroceder un paso, así, yendo y viniendo, hasta que tengamos la vacuna", expresó el sanitarista

Adolfo Rubinstein es hincha de River. “Gallina desde la cuna”, concluye su biografía de Twitter tras repasar que es médico, padre de mellizos, radical, doctor y profesor de salud pública de la UBA y ex ministro de Salud de la Nación. En su análisis del tratamiento argentino de la pandemia del coronavirus, parafraseó a una vieja gloria de River, Reinaldo Carlos Merlo. “Como dijo Mostaza, hay que ir paso a paso, pero hay que empezar a salir”, reflexionó.

Argentina atraviesa el día 46 del período de aislamiento social, preventivo y obligatorio. En Europa, quince países, empezaron este lunes con el desconfinamiento progresivo. Las experiencias de los naciones europeas sirvieron para aprender a combatir el virus, advertir los efectos de la pandemia y proyectar las medidas paliativas para contener la propagación. Rubinstein percibe que el desafío es planificar un programa de acción para disolver la cuarentena, la transición hacia lo que el gobierno nacional bautizó como “nueva normalidad”.

El secretario de Salud de la gestión macrista aprobó la gestión sanitaria de la pandemia. “No hubo un aumento ni una aceleración de casos. Lo que estamos viendo es un aplastamiento de la curva epidemiológica. Sabemos que hay una brecha entre los casos observados y los casos reales porque seguimos atrás con los testeos, pero la verdad es que la curva está efectivamente aplanada”, valoró. El sanitarista sostuvo que el número de los test diagnósticos sigue siendo bajo: según cifras oficiales, el promedio de muestras diarias es de dos mil por día. “Con el número de casos confirmados que tenemos ahora, alrededor de 150, deberíamos por lo menos tener cinco mil test diarios para alcanzar un porcentaje de casos positivos de menos del tres por ciento. La evidencia empírica nos dice que ese debe ser el porcentaje en los países que han controlado la pandemia”.

La reunión de transición entre Adolfo Rubinstein y Ginés González García, actual ministro de Salud de la Nación
La reunión de transición entre Adolfo Rubinstein y Ginés González García, actual ministro de Salud de la Nación

Rubinstein calificó de estabilizada la tasa de duplicación y de que la pendiente de la curva no asume cambios significativos. “Acá el tema es cómo salimos de la cuarentena y cuáles son las medidas sanitarias que hay que poner en práctica”, cuestionó. “El desafío es tener un claro plan de salida porque es obvio que el confinamiento no puede mantenerse hasta que llegue la vacuna, que va a tardar no menos de un año. Acá hay que empezar a ensayar un esquema valvular intermitente de entrada y salida: el endurecimiento y la flexibilización de acuerdo a indicadores objetivos como ser la ocupación de camas en terapia intensiva o la tasa de duplicación de casos o de muertes”, consideró en diálogo con Radio Mitre.

En su interpretación, es prioritario diagramar un escenario de la pandemia con parámetros sólidos para comenzar a abrir el grifo de la economía. “Hay que ensayar, avanzar dos pasos, retroceder un paso. Y tener indicadores objetivos que permitan endurecer las medidas de manera anticipada. Así, yendo y viniendo, hasta que tengamos la vacuna”, expresó.

Para egresar de la cuarentena, apuntó una serie de condiciones y medidas. “Tenemos que salir de la cuarentena con una estrategia clara de identificación rápida de los infectados y detección de los contactos de los infectados, que en general son asintomáticos. Más del 50% de la transmisión del contagio es por asintomáticos, personas que aún no tienen síntomas o que nunca van a tener síntomas. Estos son los que van a contagiar y propagar la epidemia”, adujo antes de reclamar que resulta urgente aumentar la cantidad de test para aislar a aquellos que circulan sin saber que están contagiados.

Rubinstein dijo que la efectividad de los barbijos es mucho mayor de la que se pensaba y que por más que haya más reactivos, no es suficiente para contener la propagación: "Lo que tenemos que tener son equipos de trazadores, rastreadores, que logren identificar a los infectados para aislarlos y a sus contactos" (Fotos Santiago Saferstein)
Rubinstein dijo que la efectividad de los barbijos es mucho mayor de la que se pensaba y que por más que haya más reactivos, no es suficiente para contener la propagación: "Lo que tenemos que tener son equipos de trazadores, rastreadores, que logren identificar a los infectados para aislarlos y a sus contactos" (Fotos Santiago Saferstein)

Y trazó fases para la flexibilización del confinamiento con una categorización: los grandes conglomerados urbanos y las provincias y ciudades menos afectadas por la pandemia. “Hay que salir de la cuarentena con una segmentación geográfica. Las zonas que hoy no tienen circulación viral tienen que empezar a flexibilizar. Eso se puede implementar, por supuesto, con la vigilancia epidemiológica que corresponde. Más de la mitad del país prácticamente no tiene casos o en las últimas semanas no ha tenido casos; con eso se puede empezar a abrir la economía”, indicó.

Distinto es el caso del área metropolitana de Buenos Aires, el epicentro del coronavirus en el país. “Aquí lo que hay que hacer es tener una estrategia focalizada de segmentación demográfica: aislamiento de la población más vulnerable, aquellos mayores de 70 años o personas con enfermedades crónicas. Estos debieran seguir en aislamiento, no obligatorio, pero sí recomendado. Tenemos que tener estrategias centradas en poblaciones de altísimo riesgo, como son los trabajadores de la salud, los geriátricos y las cárceles”.

Seguí leyendo:

Coronavirus en Europa: 15 países saldrán paulatinamente del confinamiento este lunes 4 de mayo

Desde hoy es obligatorio el uso de tapabocas en espacios públicos de la Ciudad de Buenos Aires

Un video muestra cómo toser en un avión puede propagar el coronavirus por toda una cabina