Seis argentinos se quedaron sin trabajo y buscan volver desde los Estados Unidos
Seis argentinos se quedaron sin trabajo y buscan volver desde los Estados Unidos

María Cecilia Demarchi (25), Nicolás Andrés Demarchi (28), Lucila Alvarenga (25), Vanina Guevara (25), Héctor Hugo Quinteros (29), Pablo Ezequiel Sinastra (27) son todos argentinos que desde hace una semana están conviviendo en departamento alquilado en Miami. Salieron de sus hogares en diciembre del 2019 para trabajar en los Estados Unidos. Todo iba bien hasta que el 11 de marzo, la Organización Mundial de la Salud declaro al Covid -19 pandemia.

Varados en miami


En julio de 2019, Cecilia, cordobesa, empezó con los trámites para poder aplicar en el programa de trabajo Work and Travel. “Estaba familiarizada con la experiencia porque lo había hecho en 2018, y quise repetir. En noviembre me dieron la visa y en diciembre ya tenía los pasajes para ir a Sun Valley, Idaho”.

Los seis se conocieron en el resort de ski que eligieron para trabajar, uno en el bar, los otros en la cocina. Los dos primeros meses, trabajaron felices y compartieron sus experiencias. Pero a principios de marzo el lugar cerró sus puertas a causa de la emergencia sanitaria. “Nos quedamos sin posibilidad de seguir con nuestras tareas ni lugar para vivir”.

Preocupados por el contexto social, sumada a las amenazas de cancelaciones de vuelos nacionales y con miedo de quedar varados en Idaho, los seis optaron por sacar un vuelo de American Airlines con destino a Miami. “Viajamos el 22 de marzo, tuvimos que hacer varias escalas. Nunca nos hicieron ningún tipo de control sanitario, ni había alcohol en gel o barbijo. Improvisamos con lo que disponíamos”.

En Little Havana -un colorido barrio de Miami- consiguieron alquilar un departamento con espacio acotado para todos. “Teníamos pasajes de vuelta por LATAM para el 12 de abril, pero ese fue adelantado para el 4 por el cierre de fronteras de Argentinas. Ahora con el último decreto. No sé qué vía de retorno aéreo existe...".

A raíz del avance del coronavirus, el presidente Alberto Fernández dispuso el cierre total de las fronteras de la Argentina hasta el 31 de marzo. Así lo estableció mediante un Decreto, publicado en el Boletín Oficial.

Los argentinos, ahora varados en Miami, tiene alojamiento asegurado hasta el 5 de abril. “Ante la necesidad de extender la estadía, no sabemos si existirá disponibilidad. Tampoco contamos con recursos económicos para seguir pagando hospedaje. Estamos a la deriva”.

Fuentes de la Cancillería indicaron a Infobae que quedan al menos 10.000 argentinos varados en el exterior solo en los principales destinos: México, Estados Unidos, Cuba, España, República Dominicana, Perú e Italia. Pero no es un número exacto, porque aún no se cruzaron todos los datos con Migraciones.

Los seis consiguieron alojamiento temporal
Los seis consiguieron alojamiento temporal

Cecilia se comunicó en más de una oportunidad con las líneas aéreas. “Paso horas intentando hacerlo por Whatsapp, pero no atienden”.

También buscaron entrar en contacto con el consulado general argentino. Solo recibieron un mail de respuesta automática:

“Estamos en una situación de crisis sanitaria global. Hemos recibido su caso y entendemos la difícil coyuntura que se encuentra atravesando. Las medidas que todos los países se encuentran adoptando son a fin de preservar la salud y prevenir los contagios”.

El e-mail confirmaba además la recepción de los datos de Cecilia y los demás pasajeros. “Esa información fue puesta a disposición de la oficina de Aerolíneas Argentinas en Miami, con quien mantenemos estrecho contacto. En cuanto se programen nuevos vuelos, Aerolíneas se pondrá en contacto con usted. Recomendamos que usted también esté en contacto con Aerolíneas Argentinas", les comunicaron.

Ya llenaron los formularios y están en lista de espera de los argentinos repatriados. “Esta respuesta fue previa al decreto del jueves así que no sabemos qué va a pasar”.

Cecilia no pierde la calma. “Todavía tenemos algo de tiempo. Nos mantenemos unidos y fuertes frente a tanta incertidumbre. Pero estamos evitando quedarnos a la deriva, perder el hospedaje seguro y tener que ir hasta el aeropuerto, el lugar con más focos de contagio”

SEGUÍ LEYENDO: