El gobierno nacional también dio comienzo al operativo de distribución de respiradores e insumos sanitarios a provincias del noreste y noroeste argentino
El gobierno nacional también dio comienzo al operativo de distribución de respiradores e insumos sanitarios a provincias del noreste y noroeste argentino

El Instituto Anlis Malbrán había sido designado por la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, como el laboratorio con tecnología suficiente para identificar la cepa del virus. Era fines de enero de 2020, cuando el coronavirus era una mera preocupación de los chinos. La progresión de la epidemia, la recategorización de la pandemia, la primera persona contagiada en el país, la primera muerte, la curva creciente de los infectados terminó de comprometer la capacidad cuantitativa del instituto. Era necesario descongestionar la central de pruebas diagnósticas para retratar mejor el panorama de la enfermedad en el país.

En el reporte número 28 del Ministerio de Salud de la Nación del 29 de marzo, Vizzotti confirmó que comenzó el proceso de desconcentración de los reactivos facultados para determinar la infección: “Ayer mismo el Anlis Malbrán ha realizado la distribución a diez provincias. Y entre hoy y mañana se estará distribuyendo al resto de las catorce provincias que faltan”. El objetivo es, según sus propias palabras, descentralizar las pruebas diagnósticas a 35 laboratorios en todo el país. Se presume, entonces, que en cada provincia argentina a partir del lunes se podrá saber si las personas han sido contagiadas o no.

Según el anuncio de la secretaria de Acceso a la Salud, entre el domingo y el lunes se completará el envío de reactivos a las catorce provincias restantes
Según el anuncio de la secretaria de Acceso a la Salud, entre el domingo y el lunes se completará el envío de reactivos a las catorce provincias restantes

A medida que aumentemos la posibilidad de diagnóstico vamos, seguramente, a acelerar el diagnóstico de casos sospechosos y a aumentar el número de casos”, anunció la funcionaria. Lo que teme es que este ascenso lógico en la cantidad de pacientes con positivo de coronavirus no genere un desborde del sistema de salud y de las salas de terapias intensivas. Algo que, por el momento, no está sucediendo.

Por eso, es que en esta búsqueda por mejorar el estudio de la enfermedad en el país y ampliar el diagnóstico, ingresaron al Instituto Malbrán 31 mil nuevas “determinaciones” que ya comenzaron a ser repartidas en laboratorios de todo el territorio nacional. A través de un comunicado, el gobierno nacional informó que el Ministerio de Salud dio inicio a la entrega de un total de 35 mil reactivos en las 24 jurisdicciones del país. La campaña de descentralización de las pruebas comprendió una primera fase, vía streaming, de capacitación. El programa habilitó el análisis del Covid-19 en 35 laboratorios instalados en la Argentina.

4.000 reactivos se distribuirán en la provincia de Buenos Aires, 3.000 en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y 2.000 en cuatro provincias con tasas elevadas de contagiados por cantidad de habitantes: Chaco, Córdoba, Santa Fe y Tierra del Fuego. San Luis, San Juan, Mendoza, Neuquén, La Pampa, Chubut, Formosa, Misiones, Corrientes, Catamarca, Jujuy, La Rioja, Río Negro, Salta, Santa Cruz, Santiago del Estero, Tucumán y Entre Ríos recibirán 1.000 cada una, como así también los hospitales Garrahan y Posadas.

La fachada del complejo de laboratorios de bioseguridad del Instituto Anlis Malbrán, desde donde se orquestó la descentralización de la capacidad de detección del virus Covid-19 (Télam)
La fachada del complejo de laboratorios de bioseguridad del Instituto Anlis Malbrán, desde donde se orquestó la descentralización de la capacidad de detección del virus Covid-19 (Télam)

A su vez, el gobierno nacional mediante la cartera de salud decidió intervenir la producción y centralizar la distribución de estos equipos para “lograr una mayor equidad” entre todos los distritos. En la jornada de ayer, un avión sanitario partió de Aeroparque equipado con 23 respiradores para entregar en las provincias de Salta, Jujuy, Santiago del Estero, Catamarca, Tucumán, Chaco y La Rioja, y otros 26 en Formosa, Corrientes y Misiones, además de partidas de alcohol en gel y pulverizadores, entre otros materiales básicos. Ya se habían entregado 64 respiradores a la provincia de Buenos Aires y otros diez a Chaco. En total, en la primera etapa del operativo, serán 194 los respiradores distribuidos en distintos puntos del país.

Alejandro Costa, subsecretario de Estrategias Sanitarias, informó en el reporte matutino que, hasta las 18 horas del sábado, en el país hay confirmados 745 casos de coronavirus, de los cuales el 58,7% son varones y la media es de 43 años. Las muertes hasta el momento son 19, así como las jurisdicciones que han comunicado y notificado casos positivos. El promedio de edad de los fallecidos es de 70 años. Hay 44 pacientes en terapia intensiva y 3.215 son los casos que ya han sido descartados.

“Hay que ir viendo día a día. Que ayer haya habido 55 nuevos casos confirmando significa que estamos trabajando fuertemente y que tenemos que ver la evolución de los próximos días”, respondió la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, una pregunta que ella misma se hizo: “¿el número de casos define cómo nos está yendo?”.

Seguí leyendo: