Los contenedores sustentables una nueva manera de hospedaje cinco estrellas
Los contenedores sustentables una nueva manera de hospedaje cinco estrellas

Containers, casas en árbol, habitaciones flotantes, carpas masivas, autocaravanas o tiendas de safari. Las experiencias de alojamiento son tan variadas como únicas y se inscriben bajo el fenómeno turístico que gana cada vez más adeptos en el mundo: glamping, algo así como un campamento cinco estrellas.

La palabra anglosajona es una fusión entre glam y camping, y propone una forma distinta de disfrutar del viaje, en contacto directo con la naturaleza pero sin descuidar el diseño y la comodidad.

El glamping Alterra es el único de la Costa Atlántica. Emerge sobre un predio de 3000 m2 rodeado del frondoso bosque de Pinamar diseñado por el prestigioso arquitecto Clorindo Testa. Nada menos.

La idea surgió en 2012 de la mano de las hermanas Fabiana y Silvana Spina, primero con talleres de pintura y huerta, y luego agregando el glamping como una forma de atraer a los veraneantes del Municipio.

El edificio de Clorindo Testa
El edificio de Clorindo Testa

El lugar invita a vivir una experiencia diferente que "unos pocos días pueden hacer un gran cambio en tu vida”, dicen sus dueñas.

En lugar de carpas tiene ateliers en suites -para los que buscan una estadía convencional- y contendores de lujo. Dispone de cuatro modelos en funcionamiento, diseñados para generar el menor impacto posible al ambiente. Se tuvo en cuenta la orientación para la preservación del bosque y maximización de los recursos naturales.

“Los contenedores fueron traídos de Buenos Aires y para su construcción se utilizaron materiales reciclados o en desuso”, detalla Fabiana Spina propietaria de Alterra.

Los espacios se diferencia según su color: negro, turquesa, rojo y verde. Todos cuentan con una sala de estar, una cocina equipada, comedor, un baño y un dormitorio. Además, todos cuentan con televisión, aire acondicionado, muebles de diseño y wi-fi. Cada uno con su terraza individual con parilla.

Disponen de todas las comodides sin olvidar el contacto directo con el medio ambiente
Disponen de todas las comodides sin olvidar el contacto directo con el medio ambiente

Más allá de la estructura se promueven conductas de bajo impacto en el medioambiente. “No se recambia la ropa blanca a diario, hay carteles que piden el uso racional del agua o de la refrigeración en la temperatura 24 y se separan los residuos”, dice Spina

El nivel de ocupación para la segunda quincena de Pinamar ya está completo. "Desde finales de diciembre estuvimos recibiendo huéspedes, muchos vuelven años tras año en busca de una experiencia más ecofriendly. Para los fines de semana de enero y febrero, ya no hay lugar”, resalta.

“Nuestros huéspedes valoran el servicio, la relación única que se genera con la fauna y la flora del lugar, combinado con el estilo y diseño. Y generalmente el promedio de edad son jóvenes profesionales entre 30 y 45 años”.

Los precios varían según los espacios. En promedio una estadía de una semana para dos personas con desayuno incluido es de $35.000.

Silvana, profesora universitaria, llegó desde Caballito con la idea de disfrutar su única semana de vacaciones viviendo una experiencia novedosa. “Me atrajo la idea de hospedaje en el medio del bosque. Generalmente voy pocos días a la Costa Altántica, entonces busco desconectarme de la ciudad y este fue mi refugio. Me encantó. Además, el servicio es excelente”.

Juan, analista de sistema, destaca el espirítu de comunidad que encontró. “Es como un camping, si querés tenés tu privacidad y estás adentro de tu contenedor y sino disfrutas de los espacios compartidos”.

Dónde: Alterra Martín Pescador 1485, Pinamar

SEGUÍ LEYENDO: