El hospital Garrahan, donde la menor permanece internada.
El hospital Garrahan, donde la menor permanece internada.

La aparición de un herpes en el cuerpo de su hija de 11 años alertó a un matrimonio de Quilmes, que inmediatamente llevó a la menor al hospital Garrahan para su atención.

Tras ser revisada por los médicos de guardia, hubo algunos signos que les llamaron la atención por lo que activaron el protocolo de abordaje y seguimiento de abusos sexuales en la infancia.

De acuerdo a la información recopilada con Infobae, la niña les contó a los profesionales de la salud que había sido violada por un hombre en situación de calle conocido por su familia.

Según trascendió, era habitual que esta persona se presentara en la puerta de su domicilio ya que tanto su papá como su mamá le brindaban asistencia y –de vez en cuando– algún plato de comida.

La nena permanece internada desde el viernes y aún no hay fecha para que reciba el alta. Su estado de salud físico no corre ningún tipo de riesgo, pero debido al estrés psicológico que está atravesando, aún no pudo brindar testimonio ante los investigadores del caso, a cargo del fiscal Alejandro Ruggeri en Quilmes. El equipo del Cuerpo Médico Forense de la Nación fue el encargado de hacer el reconocimiento médico.

El acusado, por su parte, fue aprehendido este viernes por la mañana por la Policía Bonaerense cuando se encontraba por Florencio Varela. El sumario aún está en manos de la Comisaría 9 de Quilmes Oeste.

Los próximos pasos serán evaluar psiquiátricamente al imputado en la Asesoría Pericial de Quilmes para establecer si pudo comprender la criminalidad del hecho y determinar si es imputable o no.

“La hermana del imputado fue hasta la comisaría y presentó un montón de documentación que acreditaría que es inimputable, que no puede comprender lo que hizo”, informaron a este medio fuentes cercanas a la investigación.

SEGUÍ LEYENDO: