El lunes 30 de diciembre un hombre de 29 años identificado como Juan Flores fue admitido en el área de terapia intensiva del hospital Central de la ciudad de Mendoza. El joven tenía varias heridas producto de haber recibido golpes y había sido encontrado por las fuerzas de seguridad en un barranco en las afueras de esa localidad.

Según el parte médico, “el paciente Flores Juan de 29 años, ingresó al Hospital Central el 30 de diciembre con un politraumatismo grave por golpiza. Presenta un traumatismo encefalocraneano grave, fractura del pie izquierdo, hematoma subdural. Infecciones por miasis que fueron controladas. Esta intubado en terapia intensiva del Hospital Central”. La miasis es una enfermedad parasitaria que podría haber sido causada por gusanos durante las horas en las que estuvo en contacto con el suelo.

Además, desde el centro médico informaron que “en el día de la fecha ha presentado un cuadro febril que se está tratando, por lo que su pronóstico es reservado a la espera de evolución”.

En tanto, el Hospital Central desmitió una versión que había circulado que aseguraba que Flores había sido abusado: “No se han constatado lesiones referidas a abuso sexual. El caso esta judicializado y el paciente tiene consigna policial”.

Si bien esto ocurrió hace más de una semana, recién trascendió por estas horas que el 30 de diciembre por la tarde, el servicio de emergencia de Godoy Cruz recibió varios llamados desde la zona del barrio Sol y Sierra en los que distintas personas denunciaban la presencia de un supuesto violador.

De acuerdo a las denuncias, los que llamaron al Servicio de Emergencia Coordinado (SEC) aseguraban que Flores había abusado sexualmente de una menor que vive en la zona.

Cuando los efectivos de las fuerzas de seguridad se acercaron al barrio Sol y Sierra, encontraron al hombre desnudo y muy golpeado e inmediatamente fue derivado al hospital Central.

Según el diario Los Andes, personas cercanas a J.F. aseguraron que quienes lo atacaron buscaban “venganza” por el supuesto abuso sexual contra la joven. “Nos dijeron que lo iban a hacer desaparecer y que lo iban a matar”, detallaron los allegados al hombre.

Por el hecho hay una persona imputada y la fiscalía de delitos sexuales a cargo de Virginia Rumbo investiga el entorno de la joven que fue violada.