Una postal del paro (foto Télam)
Una postal del paro (foto Télam)

Luego de varias horas sin funcionar debido a una medida gremial dispuesta unilateralmente por el sector que lidera Rubén “El Pollo” Sobrero, el servicio de la línea de ferrocarril Sarmiento se restableció pasadas las 17 de este martes, con demoras y cancelaciones.

En principio, la medida de fuerza que provocó la cancelación total del servicio estaba pautada por un lapso de 24 horas. Afectó a los 325.000 pasajeros que utilizan a diario esa línea ferroviaria. En su lugar, los pasajeros que deben usar a diario el servicio colapsaron las líneas de colectivos.

Trenes Argentinos Operaciones indicaron que las demoras y cancelaciones en el servicio podrían extenderse durante toda la jornada. “Ahora que se levantó la medida se empiezan a mover los trenes de los talleres, a realizar controles de alcoholemia y demás. El primer tren de pasajeros puede tardar hasta media hora”, detallaron.

El paro, según comunicaron desde la seccional oeste de la Unión Ferroviaria, fue en reclamo de condiciones laborales de seguridad e higiene para el personal femenino que trabaja en las estaciones. “Los guardias hemos sido pacientes ante los diferentes planteos de las gerencias que asumieron compromisos de construir instalaciones dignas para las compañeras y sistemáticamente las incumplieron”, señalaron.

En ese sentido denunciaron que han agotado todas las instancias ante la CNRT, el Ministerio de Trabajo y la justicia, sin embargo “la empresa, haciendo gala de impunidad, discrimina y menosprecia la tarea de las compañeras obligándolas, bajo veladas amenazas a aceptar un contenedor marginado del lugar, donde se desempeña la totalidad de la dotación y que por su ubicación corren riesgos fatales”.

El paro afectó a más de 300 mil usuarios (Adrían Escandar)
El paro afectó a más de 300 mil usuarios (Adrían Escandar)

El gremio reclama que desde que se incorporaron trabajadoras mujeres a la línea, no cuentan con un vestuario apropiado y que, en su lugar, la empresa instaló un contenedor que “no cumple con ninguna medida de higiene y seguridad” y que está ubicado frente al paragolpes donde en el año 2009 un tren embistió la boletería en Castelar. Los delegados del sector presentaron a raíz de esto una denuncia a una fiscalía de Morón.

Sobrero aseguró que hace cinco años vienen manteniendo la misma queja. “Es un reclamo insólito. Al final es un hecho discriminatorio porque todos los hombres tienen su vestuario y a las mujeres las mandan a los peores lugares”, agregó. “Y además un tema de seguridad. Nosotros corremos riesgos y lo estamos planteando desde ese marco”, concluyó.

La medida de reclamo no fue aprobada por la secretaría general de la Unión Ferroviaria.

La medida se extendió durante 17 horas (Télam)
La medida se extendió durante 17 horas (Télam)

El titular de Trenes Argentinos, Marcelo Orfila, adelantó que Rubén “El Pollo” Sobrero y los sindicalistas que pararon el servicio serán sancionados económicamente. “Es una medida política. Es un paro que no está avalado por el secretariado general. Es una decisión que tomó Sobrero de un día para el otro para hacerse fuerte ante el cambio de gobierno”, dijo en declaraciones radiales.

Ante la queja puntual, Orfilia explicó que el container se acondicionó de manera temporaria hasta que comiencen las obras presupuestados en 2020. “Está en perfectas condiciones, aprobado por el gremio. El vestuario no es un contenedor que se carga mercadería, está completo con todas las comodidades. Está especialmente diseñado y no está sobre una vía”, añadió.

“Sobrero no respetó ninguna de las condiciones que dice el convenio para la resolución de conflicto y va a haber sanciones. este personaje lleva a la gente a que tenga después un problema económico, porque van a cobrar mucho menos de lo que cobrar todos los meses. Las sanciones van a ser para todos los que participaron y no tomaron servicio”, cerró el ejecutivo.

Las líneas de colectivos estuvieron colapsadas (Télam)
Las líneas de colectivos estuvieron colapsadas (Télam)

Por otra parte, la Unión Ferroviaria anunció otro paro de 24 horas, este miércoles, en líneas de pasajeros y cargas. Afectará los servicios de pasajeros de larga distancia pertenecientes a la empresa SOFSE y los ramales de cargas Belgrano, San Martin y Urquiza.

La huelga se realizará en reclamo de la regularización y el traspaso de los trabajadores que desempeñan tareas efectivas en SOFSE (la operadora ferroviaria estatal) y que se encuentran “irregularmente” bajo la órbita de la empresa DECAHF-SAPEM. “Esta situación produce un perjuicio en las condiciones laborales y salariales de la gran mayoría de nuestros representados, al no poder ser encuadrados en los convenios colectivos de trabajo correspondientes”, afirmó el secretario general de la UF, Sergio Sasia.

Si bien la medida se levantó, la puesta en marcha de la operatoria llevó su tiempo (Télam)
Si bien la medida se levantó, la puesta en marcha de la operatoria llevó su tiempo (Télam)

Esta tarde, el Ministerio de Producción y Trabajo comunicó el período de conciliación obligatoria, desde la medianoche del miércoles y por el plazo de 15 días, para el conflicto originado por los trabajadores representados por la Unión Ferroviaria, que prestan tareas en las empresas Operadora Ferroviaria Sociedad del Estado (Larga Distancia) y Belgrano Cargas y Logística Sociedad Anónima. “En el marco de este procedimiento conciliatorio, se intimó a dicha organización gremial a dejar sin efecto toda medida de acción directa”, informaron.

SEGUÍ LEYENDO: