La salida del boliche “Divino Cielo”, en la localidad misionera de San Pedro, fue escenario de un insólito momento: dos presos aprovecharon la distracción de los policías, abrieron la puerta del patrullero y escaparon con las esposas puestas. Todo ante la mirada de decenas de personas, muchas de ellas sin ocultar su risa ante la absurda situación.

El improvisado escape fue filmado por un testigo. En las imágenes se puede observar cómo después de que salen corriendo, uno de los efectivos los persigue. No se informó si fueron recapturados. Todo ocurrió durante el último fin de semana, después de que los efectivo concurrieran al lugar ante una pelea entre varios jóvenes en las inmediaciones de la discoteca.

En un determinado momento, un par de chicas comienzan a agredirse cuando de repente se abre la puerta del móvil policial y de su interior salen los presos. De fondo se observan a los policías mientras reducen a otro joven. En inferioridad de condiciones, los uniformados no pudieron hacer mucho por controlar la gresca y mucho menos la fuga de los esposados.

Después de lo ocurrido, el dueño del local bailable, Alejandro Manuel Fernández, escribió un posteo en la cuenta oficial del boliche lamentando lo sucedido y agradeciendo lo que hizo la policía por controlar la situación.

“Agradezco a las personas que usaron un espacio de diversión como salón de riñas. Dejando mal al local frente a todos los vecinos. Lugar que abrió con la idea de convivir con la diversión en el barrio.. Gracias... Y a las personas que buscan salir para divertirse les pido disculpas e invito a que sigan asistiendo, ya que apostamos a ustedes. Por ello cuidar de ustedes, sin dejar de entrar a gente que no entiende de diversión. Agradecemos eternamente el accionar de la policía. Gracias por estar siempre”, fue el mensaje del propietario.

Seguí Leyendo