(Facebook)
(Facebook)

Noetinger es una pequeña localidad ubicada en el sudeste de la provincia de Córdoba, a poco menos de 100 kilómetros de Villa María. El pueblo se vio convulsionado luego de conocer la noticia de que durante el fin de semana dos hermanos, Joaquín y Maximiliano Molas, de 19 y 22 años respectivamente, murieron por inhalación de monóxido de carbono en un aljibe que intentaban desagotar.

Desde el cuerpo de Bomberos Voluntarios local, dieron a conocer los detalles del accidente. A la llegada de los efectivos, los hermanos Molas ya estaban muertos. Un desperfecto los sorprendió mientras trabajaban con una bomba a motor en el interior de un pozo de agua.

Joaquín Molas tenía 19 años (foto Facebook)
Joaquín Molas tenía 19 años (foto Facebook)

Habría sido una mala combustión del motor lo que produjo que el espacio en el que se encontraban los jóvenes se llenara de monóxido de carbono.

Fue primero uno de los hermanos el que se vio afectado y cuando el otro intentó rescatarlo, se descompensó también. La ayuda llegó demasiado tarde.

Maximiliano Molas tenía 22 años (foto Facebook)
Maximiliano Molas tenía 22 años (foto Facebook)

En base a las explicaciones que dieron al diario cordobés La Voz fuentes del caso, ambos estaban extrayendo el agua cuando se cortó la soga del extractor y cayó al aljibe.

Los Bomberos Voluntarios debieron rescatar los cuerpos, que fueron trasladados inmediatamente al Centro de Salud Municipal local donde les realizaron maniobras de RCP, pero no tuvieron resultados positivos.

SEGUÍ LEYENDO