Confirmaron la prisión preventiva del ex espía Raúl Martins

La Sala IV de la Cámara de Casación decidió mantener la medida de las instancias anteriores en el marco de la causa en la que está acusado de regentear prostíbulos

Raúl Luis Martins, el ex agente de inteligencia de 70 años acusado de encabezar una asociación ilícita que se dedicaba a la explotación de mujeres en prostíbulos de la Ciudad de Buenos Aires, deberá permanecer en prisión preventiva.

Así lo determinó la Sala IV de la Cámara Federal de Casación Penal conformada por los jueces Gustavo Hornos, Mariano Borinsky y Javier Carbajo, quienes confirmaron las decisiones de las instancias previas.

Martins había sido aprehendido el 3 de octubre en la ciudad mexicana de Cancún, donde vivía desde hacía más de 15 años, luego de que la Justicia argentina lo solicitara en el marco de la causa.

A la hora de fundamentar su decisión, la resolución de la Cámara de Casación hizo hincapié en que el sometimiento al que se exponen las víctimas frente a su agresor requieren una atención especial por parte de la justicia para evitar que peligre el correcto desarrollo del proceso.

A su vez, resaltó la obligación asumida por el Estado argentino con vistas a tomar las medidas apropiadas para suprimir toda forma de trata de mujeres y su explotación sexual, de acuerdo a lo establecido en el artículo 6 de la Convención sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra la Mujer, adoptada en 1979 por la Asamblea General de las Naciones Unidas.

La denuncia que derivó en la detención del ex agente de la SIDE fue presentada por la ONG La Alameda y por Lorena, la hija de Martins. Si bien en 2012 la jueza federal María Romilda Servini la había desestimado por considerar que la impulsora de la acusación tenía diferencias con su padre por asuntos familiares (se estaba divorciando de su madre), el fiscal Delgado consideró que el archivo de la causa era prematuro. Además, los denunciantes aportaron nuevas pruebas en contra de Martins, que fue claramente indicado como proxeneta.

Finalmente, el proceso se reactivó en 2016, cuando la Servini ordenó indagar al ex agente y a su mujer, cuyo último domicilio conocido figuraba en una casa en México en la que habrían regenteado The One y otros locales nocturnos en Cancún. Por otra parte, en una causa paralela también se procesó al hijo y a la madre de Martins por lavado de dinero.

Tras su detención en tierras mexicanas, la defensa de Martins presentó una queja con respecto a la prisión preventiva, la cual fue denegada por la resolución de la Sala IV. En consecuencia, el ex miembro de la SIDE permanecerá en prisión a la espera de su juicio de extradición.

Seguí leyendo



Últimas Noticias