El submarino ARA San Juan
El submarino ARA San Juan

La jueza federal de la ciudad santracruceña de Caleta Olivia, Marta Yáñez, citó a cuatro ex altos jefes de la Armada Argentina a prestar declaración indagatoria en la causa que investiga el hundimiento del submarino ARA San Juan y sus 44 tripulantes. De esta manera, se suman a los tres marinos que ya habían sido imputados.

La nueva serie de citaciones alcanzó al capitán de navío Claudio Villamide, que se desempeñaba como comandante de la Fuerza de Submarinos (COFS) cuando el buque perdió contacto el 15 de noviembre de 2017, y al contraalmirante Luis Enrique López Mazzeo, por entonces jefe del Comando de Alistamiento y Adiestramiento de la Armada (COAA). Además, la magistrada requirió la indagatoria del capitán de navío José Marti Garro, jefe de Operaciones del COAA con asiento en la ciudad bonaerense de Puerto Belgrano, y del contraalmirante Eduardo Luis Malchiodi, jefe de Mantenimiento de la Armada (JEMA).

Tanto Villamide como López Mazzeo fueron suspendidos en diciembre de 2017 en pleno operativo de búsqueda del ARA San Juan por el almirante Marcelo Srur, en ese momento jefe de la Armada, que los acusó por presuntas faltas disciplinarias. Además, Villamide fue pasado a retiro el pasado julio. A su vez, Srur insistió en la responsabilidad de ambos cuando declaró como testigo ante Yáñez en abril de 2018 y en otras dos ocasiones ante la Comisión Bicameral del Congreso que investigó la desaparición.

Por su parte, López Mazzeo declaró ante la jueza en Caleta Olivia en noviembre de 2018, pocas horas antes de que los restos del buque fueran hallados por el barco Seabed Constructor, de la empresa estadounidense Ocean Infinity. Sin embargo, fuentes cercanas a la investigación aclararon que lo hizo en el marco de la causa paralela sobre las operaciones de búsqueda de la nave. El marino también se había presentado seis meses antes para intentar declarar voluntariamente ante Yáñez, pero le negaron esa posibilidad dado que aún no se había resulto si eventualmente sería citado como testigo o como imputado.

Según informaron fuentes judiciales, las cuatro declaraciones se llevarán a cabo entre el miércoles 6 y el lunes 11 de noviembre, a pocos días de que se cumpla el segundo aniversario de la desaparición del submarino y sus tripulantes y el primero desde que lo encontraron en el lecho marino, a 907 metros de profundidad. Aunque no trascendió cuál es el cargo que afronta cada uno de los citados, la investigación mantiene la carátula de “averiguación de delito”.

En tanto, la semana pasada se negaron a prestar declaración los primeros tres imputados: el jefe de Logística del COFS capitán de corbeta Jorge Andrés Sulia, el ex jefe de Operaciones de esa fuerza capitán de fragata Hugo Miguel Correa y el jefe del Estado Mayor del COFS al momento del hundimiento, el capitán de navío Héctor Alonso. Más allá de su negativa, los tres dejaron abierta la posibilidad de realizar una ampliación cuando puedan conocer en mayor profundidad la causa.

Seguí leyendo