La estación temporaria de la Avenida Sáenz en el barrio porteño de Pompeya. A pocas cuadras de allí se inaugurará la estación definitiva
La estación temporaria de la Avenida Sáenz en el barrio porteño de Pompeya. A pocas cuadras de allí se inaugurará la estación definitiva

La promesa es unir González Catán con Constitución en cincuenta minutos a través del tren Belgrano Sur. El Ministerio de Transporte de Nación desplegó en el sur de la Ciudad un plan de obras para elevar las vías y las estaciones, eliminar barreras y abrir calles antes cortadas por el paso del ferrocarril. Ya comenzó el período de pruebas de la segunda fase del proyecto: la circulación del primer tramo del viaducto.

La primera etapa significó la inauguración de estación elevada provisoria de la avenida Sáenz, en el barrio de Pompeya, que consistió con la erradicación del pase a nivel en un punto neurálgico de la zona sur de acceso al sur porteño. Según indicadores del ministerio, se registraban demoras de hasta 22 minutos por hora en una arteria por la que transitaban 20 mil vehículos diarios y 370 mil usuarios en al menos 22 líneas de colectivo.

"La etapa número dos contempla la estación elevada Sáenz definitiva y un tramo de vías hasta la calle Diógenes Taborda, donde comenzará la etapa número tres que es la conexión hasta la estación Buenos Aires y después hasta Constitución", detalló Matías Galparsoro, gerente de la línea Belgrano Sur. Ese tramo de vías, de aproximadamente 400 metros, y la estación elevada definitiva serán inauguradas -según Manuela López Menéndez, secretaria de obras del Ministerio de Transporte- antes de fin de mes, de cara a las elecciones presidenciales del 27 de octubre.

Guillermo Dietrich, ministro de Transporte de la Nación. Por el Belgrano Sur que une La Matanza con Constitución circulan 1,5 millones de personas por mes
Guillermo Dietrich, ministro de Transporte de la Nación. Por el Belgrano Sur que une La Matanza con Constitución circulan 1,5 millones de personas por mes

La obra completa del viaducto del Belgrano Sur comprende una extensión de 5,6 kilómetros que eliminará ocho barreras (Av. Sáenz, Einstein, Cachi, Taborda, Amancio Alcorta, Pepirí, Monteagudo y Zavaleta) y la apertura de calles nuevas que atravesaban las vías sin pasos a nivel. Es una inversión de 50 millones de dólares financiada por el Banco Mundial. La estación temporaria Sáenz, que fue inaugurada en mayo, continuará recibiendo a los trenes más antiguos durante un tiempo indeterminado hasta que se renueven todas las unidades fabricadas en China.

El tramo hasta Plaza Constitución desde la calle Diógenes Taborda que contempla la construcción de las estaciones Buenos Aires y Constitución quedó suspendida en octubre del año pasado por modificación en los pliegos de obra. Manuela López Menéndez informó cuándo se retomará: "Está en proceso de licitación la tercera etapa. Apuntamos hacia fin de mes o principios de octubre abrir los sobres. Antes de final de año ya estaría adjudicada la obra a la empresa que va a realizar ese tramo".

Guillermo Dietrich, ministro de Transporte, participó de la prueba de circulación y celebró la tercera obra de trenes elevados que se completan con las experiencias exitosas de los viaductos San Martín y Mitre. "Esto se enmarca en la visión de Mauricio Macri de la recuperación integral de los trenes del área metropolitana. Se está trabajando integralmente con obras de infraestructura. En caso de los viaductos, hace cien años que no se hacían. Hablamos de la renovación de las vías, del material rodante nuevo, de los sistema de frenos automáticos, de las estaciones nuevas. Mejoramos el servicio, la puntualidad, las frecuencias. Todo lo hacemos para que sea más seguro el tren y para que la gente viaje mejor", declaró.

Seguí leyendo: