Thelma Fardin (Crédito: Santiago Saferstein)
Thelma Fardin (Crédito: Santiago Saferstein)

La Fiscalía determinará en los próximos días si acusará o no penalmente a Juan Darthés por la denuncia de violación sexual realizada por Thelma Fardin en diciembre pasado ante las autoridades de Nicaragua. La resolución depende de una inspección ocular en el hotel de Managua donde se hospedaron en 2009 los actores argentinos.

"El hotel no ha permitido hacer la inspección ocular. Alegan que tienen eventos programados. Esperamos se pueda realizar lo más pronto posbile", indicó a Infobae una fuente del Ministerio Público nicaragüense.

Fardin denunció que fue violada por Darthés en una habitación del hotel Holiday Inn de Managua, el 17 de mayo del año 2009, cuando ella y el presunto atacante estaban de gira en Nicaragua como parte del elenco del programa televisivo Patito Feo.

Además de la inspección ocular que está pendiente, la Fiscalía ya tiene en su poder otras medidas de prueba sobre el caso, entre ellas pericias, registros migratorios y grabaciones de entrevistas realizadas en la Argentina.

Para la Justicia continúa siendo un misterio el paradero del empleado que llegó a la habitación donde se encontraban los actores para entregarle una nueva llave magnética a Fardin. De acuerdo al relato de la actriz, esta persona arribó al dormitorio en el momento en que ocurría la violación, lo que le permitió escapar del ataque sexual.

Hace nueve meses que el caso está bajo la órbita de autoridades nicaragüenses, quienes se excusan por la demora en dictar una resolución debido a "lo complejo" que es desentrañar lo sucedido. Darthés se radicó en su país de nacimiento, Brasil, por lo que sospechan que será difícil lograr que se presente a declarar debido a que no existen convenios de extradición entre ambas naciones.

Fuentes allegadas a la defensa de Darthés en Nicaragua explicaron a Infobae que será muy difícil que se hallen  evidencias en una inspección ocular que se realizará 10 años después de que sucedió el presunto delito.

"Sólo imagine y haga un cálculo de cuántos clientes se han hospedado por año en esa habitación. Si el año trae 365 días y en promedio un cliente puede hospedarse tres días, significa que al menos 100 o 120 por año. Unos 1.000 en total. ¿Qué vestigio de un hecho delictivo encontrarán?", dijo la fuente ligada a la defensa de Darthés en Nicaragua.

Por su parte, la representación legal de Fardin alega que "la inspección ocular no es solo para encontrar evidencias, (sino) también para ubicación geográfica (de la escena del delito)".

El día de los hechos, los actores de Patito Feo estuvieron en un centro comercial y luego llegaron al hotel, pero Fardin descubrió que la tarjeta magnética para ingresar a su habitación estaba dañada y Darthés la habría invitado a que fuera a su habitación para llamar a la recepción y le trajesen otra.

Ella denunció que dentro del cuarto, Darthés la empujó a la cama, le bajó el short que vestía, le practicó sexo oral y luego la penetró. En ese momento, un empleado del hotel llegó con la nueva llave magnética y la joven actriz aprovechó la distracción para escaparse.

Ante las demoras, el Instituto Nacional de las Mujeres (INAM) de Argentina solicitó a la Fiscalía de Nicaragua que acelere el trámite. A través de la abogada de Fardin, Eilyn Cruz Rojas, el Estado argentino presentó ante las autoridades un escrito firmado por la directora del INAM, Fabiana Tuñez.

El amicus curiae del INAM, explicó Cruz Rojas, es importante porque "permite al Estado de Nicaragua conocer la postura del Estado de Argentina" sobre un hecho que implica a dos argentinos en un delito que habría ocurrido fuera de Argentina.

Además de pedir celeridad en el caso, la intención del INAM es que se esclarezcan los hechos denunciados por la actriz contra el actor, "para que se realice una valoración de la prueba acorde a la perspectiva de género considerando la amplitud probatoria sobre los hechos denunciados, y que se cumpla con el deber de debida diligencia establecido en la Convención de Belem Do Pará".