Trabajadores del aeropuerto de Ezeiza nucleados en la Asociación del personal Aeronáutico (APA) dispusieron en la noche del viernes un sorpresivo paro que genera demoras de hasta dos horas en las partidas de los vuelos programados.

La medida fue levantada minutos antes de las 22 horas, pero como consecuencia de ella los vuelos que debían salir entre las 20 y las 22 partirán con demoras. Según consignó la agencia Télam, los vuelos afectados serán los que deben partir con destino a Roma, Cancún, Santa Cruz de la Sierra, Miami, Nueva York y Madrid.

La medida se tomó con el objetivo de darle visibilidad a su reclamo contra la decisión de descontar de sus sueldos las horas que no habían trabajado en el marco de asambleas realizadas el mes pasado, tanto en el mismo aeropuerto de Ezeiza como en Aeroparque.

A esta situación se sumó que los pasajeros que procuraban conocer el estado de sus vuelos comunicándose con el call center, no eran atendidos debido a que los empleados que cubren esa función realizaron un paro por 24 horas en rechazo a la realización de tareas asignadas.