Es inminente el anuncio de paro de 13 a 14 en las 6 líneas y el premetro (Lihueel Althabe)
Es inminente el anuncio de paro de 13 a 14 en las 6 líneas y el premetro (Lihueel Althabe)

El gremio de los metrodelegados anunció que si no llegan hoy a un acuerdo con las autoridades de la Subsecretaría de Trabajo de la Ciudad respecto de sus demandas para atender la infraestructura de la red, particularmente en la línea "E", llevarán a cabo un paro que afectará todas las líneas entre las 13 y las 17 horas. La audiencia entre las dos partes está prevista para esta mañana.

"Los servicios de subterráneos tienen hoy la peor frecuencia y trenes de más de 50 años, sin escaleras mecánicas ni seguridad. Ante instalaciones deplorables y formaciones que se incendian, el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires insiste en inauguraciones y en extender la actividad sin nuevos trenes. Es necesario declarar la emergencia en la línea E", sostuvieron desde el sindicato liderado por Roberto Pianelli.

En contraste, Metrovías, que tiene la concesión del servicio, rechazó el comunicado y aseguró que, "la dotación de dicha línea se encuentra completa y resulta suficiente para brindar una adecuada asistencia a los usuarios".

Las partes se reúnen en el tercer piso de sede de Alem. En el encuentro se definirá si los Metrodelegados avanzan o suspenden la medida de fuerza. Desde el lado de los gemialistas, no hay grandes expectativas.

Miembros del gremio de trabajadores del subte repartieron volantes ayer durante nueve horas en la estación Plaza de los Virreyes, una de las cabeceras de la línea E, pidiendo la designación de personal en las boleterías de Catalinas y Correo Central Norte, dos de las tres nuevas estaciones de esta línea, inauguradas en junio.

A su vez denunciaron "el continuo incumplimiento de Metrovías y Subterráneos de Buenos Aires (Sbase) del acta-acuerdo de 2013, que determinó los planteles mínimos de personal de estaciones, además de no garantizar las condiciones de seguridad cotidiana para los usuarios y trabajadores", puntualizó Enrique Rositto, secretario de prensa del sindicato.

(Franco Fafasuli)
(Franco Fafasuli)

Medidas anteriores

Los metrodelegados llevaron a cabo distintas de fuerza a lo largo del último mes con el objetivo de visibilizar sus reclamos. El 2 de septiembre liberaron los molinetes en la estación Federico Lacroze de la línea B, por la presencia de asbesto en la red de subterráneos.

El miércoles 28 de agosto, en tanto, amenazaron con parar todas las líneas por un reclamo que hoy se reitera: la contratación de personal de boletería en las estaciones Catalinas y Correo Central de la línea E. Luego de ser convocados por el Gobierno porteño ese día, el gremio confirmó que suspendía la medida de fuerza.

Tampoco hubo servicio en ninguna de las líneas durante dos horas -de  5:30 a 7:30- por la mañana del 13 de agosto. En ese caso, el fundamento fue el "vaciamiento del sector comercial, la eliminación de categorías y la flexibilización laboral".

Seguí leyendo: