Frente del consultorio del falso odontólogo, ubicado en City Bell, Buenos Aires
Frente del consultorio del falso odontólogo, ubicado en City Bell, Buenos Aires

El Colegio de Odontólogos de La Plata recibió hace un mes una denuncia anónima por mala praxis por parte de un paciente de Fernando Cuacci. Ahora se supo que el hombre, que atendió en un consultorio durante los últimos 14 años, no tenía título ni matrícula profesional.

Tras la primera presentación judicial como se activaron los protocolos de investigación y se inspeccionó su consultorio, ubicado en la localidad bonaerense de City Bell. Para sorpresa de los peritos, el supuesto profesional los recibió con el barbijo puesto, e incluso en ese momento atendía a una paciente.

La denuncia fue radicada en la Unidad de Investigación y Juicio N° 7 de La Plata, ante la fiscal penal Virginia Bravo, bajo la carátula de "ejercicio ilegal de la profesión", por la subcomisión de Habilitaciones, Rehabilitaciones, Verificaciones, Publicidad e Intrusismo del Colegio de Odontólogos de La Plata, quienes sostienen que el falso odontólogo atendió todos estos años sin tener un título habilitante ni matrícula.

Según consigna la presentación judicial, Cuacci admitió que había estudiado varios años la carrera pero que en el transcurso la había abandonado. A su vez, reconoció que el consultorio en donde atendía estaba habilitado a nombre de su esposa, odontóloga que según él desconocía la situación.

La condición de Fernando Cuacci es de estudiante activo no regular según la Facultad de Odontología de La Plata, por lo que atendió más de 14 años sin título ni matrícula habilitante.
La condición de Fernando Cuacci es de estudiante activo no regular según la Facultad de Odontología de La Plata, por lo que atendió más de 14 años sin título ni matrícula habilitante.

En las últimas horas una mujer se acercó al Colegio de Odontólogos Distrito 1- que abarca a La Plata, Ensenada, Berisso, San Vicente y Punta Indio entre otras localidades- para sumar su testimonio a la acusación. Natalia Weiler, presidente de esta institución, sentenció: "Es la primera vez en la historia del colegio que surge un caso así, nos preocupa todo esto".

Weiler explicó que la tarea del Colegio que nuclea a los profesionales de la salud bucal es la de defender el ejercicio profesional, pero también velar por la salud de la comunidad. Desde la subcomisión de Habilitaciones sostuvieron: "Creíamos que nos íbamos a encontrar con un odontólogo fuera del Colegio o sin matrícula pero no era un profesional".

Por último, desde esta organización expresaron: "No pensamos que no era parte del sistema, y cuando el inspector le pidió su título, matrícula y habilitación nos dijo que no contaba con nada de eso, que había cursado unos años de la carrera y que ejerció todo este tiempo en un consultorio habilitado porque su mujer sí es odontóloga".

Seguí leyendo: