Al cumplirse 136 años del inicio de los estudios agronómicos veterinarios en el Instituto Superior de Santa Catalina, el país celebra este 6 de agosto el Día del Veterinario.

La carrera de veterinaria en nuestro país comenzó un 6 agosto de 1883, fecha en que fueron inauguradas las clases del Instituto Superior de Agronomía y Veterinaria, ubicado en el predio de Santa Catalina en la localidad bonaerense de Llavallol.

Pero 100 años después, mediante un decreto, el gobierno nacional decidió establecer que todos los 6 de agosto se celebrara el Día del Veterinario para conmemorar ese hito educativo.

Esa primera escuela de estudios superiores de veterinaria del país, que luego se mudó a la ciudad de La Plata en 1890, se terminó convirtiendo en la Facultad de Agronomía y Veterinaria.

El año de su inauguración, 18 alumnos se inscribieron para rendir el examen de ingreso: 12 de ellos para cursar los estudios de primera categoría que comprendían cuatro años de duración y otorgaban títulos de "Capacidad Agrícola" y de "Capacidad para ejercer el Arte Veterinario" y 6 para realizar una carrera de dos años que concedía un certificado de haber hecho los estudios requeridos para el grado de mayordomo.

De los 12 que querían realizar la carrera de cuatro años, aprobaron 10; mientras que los 6 aspirantes a mayordomo rindieron correctamente. De este modo, 16 alumnos comenzaron sus estudios el 6 de agosto de 1883, fecha de inauguración de las clases, y no 17 como se creyó durante un tiempo, informa en su sitio web la Facultad de Ciencias Veterinarias de La Plata.

El alto nivel académico de los primeros grupos de egresados hizo que las autoridades provinciales prestaran mayor atención a los estudios que se ofrecían en Santa Catalina. Ya no se trataba de una simple institución de enseñanza media, sino que quienes egresaban de allí se encontraban en condiciones de equipararse a los profesionales de grado universitario que se recibían en los países de Europa.

Tomando en cuenta este aspecto, el 4 de junio de 1889 entró a consideración del Poder Legislativo provincial un proyecto del Ejecutivo que impulsaba la creación de una Facultad de Agronomía y Veterinaria sobre la base del Instituto Agronómico y Veterinario.

Sin embargo, la provincia atravesaba una crisis financiera que impedía realizar cualquier construcción en Santa Catalina, por lo que se decidió su venta parcial en lotes y el inmediato traslado del Instituto a la ciudad de La Plata, elevándolo a la categoría de Facultad cumpliendo con una ley sancionada el 12 de noviembre de 1889.

En 1905, el doctor Joaquín Víctor González concibió la idea de organizar una nueva universidad, de carácter científico y experimental, en la que se desarrollara ampliamente la investigación científica y se impartieran las enseñanzas primaria y secundaria, también de carácter experimental.

En ese momento, el plan de estudios de la carrera de Veterinaria era de 4 años y comprendía 23 asignaturas y actividades (como ejercicios prácticos de zootecnia y excursiones en el último año).

En 1951, se creó la carrera del Doctorado en Ciencias Veterinarias. Consistió en 5 años de estudio y la aprobación de una tesis doctoral. Ese año, el Honorable Consejo Directivo resolvió el cambio de denominación de la casa, adoptando el de Facultad de Ciencias Veterinarias.

Los planes de estudio correspondientes a los años 1881, 1920, 1925 y 1936 han sido relevantes en la historia de la institución. Se dictaban en cuatro años y tenían entre 25 y 27 materias.

La diferencia más significativa fue el cambio que produjeron en la denominación del título profesional. Mientras que los graduados del plan estudios de 1920 se recibían de Doctor en Medicina Veterinaria, a partir de 1925 el título habilitante fue de Médico Veterinario.

El plan de estudios se modificó parcialmente en 1957. Se introdujeron nuevas asignaturas y se cambió el nombre de Facultad de Medicina Veterinaria por el actual de Facultad de Ciencias Veterinarias.

El primer médico veterinario en obtener su título de Doctor en Ciencias Veterinarias con esta modalidad (rindiendo una tesis frente a cinco jurados) fue Moisés Capera Lozano, el 15 de noviembre de 1966.

A partir de 2006 la Facultad puso en marcha un nuevo plan de estudios para la Carrera de Ciencias Veterinarias, el que actualmente se encuentra vigente.

SEGUÍ LEYENDO: