Daniel Barberis, coordinador del programa incorporado a través de la Resolución 598/19 publicada en el Boletín Oficial el 16 de julio
Daniel Barberis, coordinador del programa incorporado a través de la Resolución 598/19 publicada en el Boletín Oficial el 16 de julio

Daniel Barberis mostró fotos que llegaban al grupo de whatsapp de nombre "Servicio Cívico" con la aprobación y celebración de la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich. En las imágenes se distinguía una larga fila de inscriptos en Campo de Mayo y en destacamentos de Santiago del Estero, Córdoba y Río Negro. En su ejercicio como coordinador nacional del Servicio Cívico Voluntario, se presentó en la Escuela "General Don Martín Miguel de Güemes" de Ciudad Evita para fiscalizar el inicio del proceso de inscripción presencial al programa.

Hizo números: dijo que hubo 24 mil consultas online, que 16 mil comenzaron con la inscripción (hasta el miércoles a las 17) y que 8.500 pudieron convalidar y registrar sus datos personales. El Servicio Cívico Voluntario en Valores cubre un cupo de 1.200 jóvenes de entre 16 y 20 años. "Estamos conmocionados por la respuesta ciudadana -valoró-. No queremos dejar a ninguno afuera. Tal vez no será ahora, pero sí la próxima. Estos 1.200 ya nos quedaron chicos. Tenemos cinco postulantes por puesto y empezamos apenas hace tres días. El presidente Mauricio Macri y la ministra Patricia Bullrich ya nos plantearon que vayamos pensando en cien mil inscriptos para el año que viene".

“Quiero dejar muy claro que no tiene ninguna relación con una colimba en cubierta. No pusimos en ningún momento un parámetro similar al Servicio Militar”, dijo Daniel Barberis

"Tiene que ser un plano ambicioso porque tenemos miles de chicos a los cuales no les hemos dado respuestas", aseguró el psicólogo social. Barberis consideró que el programa no pretende reemplazar la formación educativa: "Esto es complementario. Estamos articulando este programa entre el ministerio de Seguridad, de Educación y la Gendarmería para cubrir aquellos lugares donde está el vacío de los chicos que tienen problemas para estudiar o trabajar". "Lo que estamos haciendo es salir a buscar a chicos que le pegaron un portazo a la sociedad y dijeron 'chau, acá no nos entienden, nos vamos a la placita a tomar cerveza'. Vamos sobre esos chicos, sobretodo", expresó.

El experto precisó que el propósito es de contención y que con ello buscan cambiar el sentido de la disciplina. En la comparación, recurrió a la eventual situación de desamparo de aquellos jóvenes que toman cerveza en una plaza: "En lugar de ir a la placita y tomar una birra con amigos, una disciplina que te lleva a la nada, mejor elegir una disciplina que te vuelve a llevar al mundo del trabajo, al mundo del estudio, abrazado por el Ministerio de Educación y por el Ministerio de Seguridad".

Un grupo de jóvenes acompañados por sus padres haciendo la fila para ingresar a una de las seis sedes de gendarmería habilitadas para hacer la inscripción presencial
Un grupo de jóvenes acompañados por sus padres haciendo la fila para ingresar a una de las seis sedes de gendarmería habilitadas para hacer la inscripción presencial

Barberis ensayó la construcción de un perfil de los jóvenes inscriptos en el Servicio Cívico Voluntario. Dijo que la mayoría son de clase media baja o estratos menores con problemas estructurales. "Cuando les dicen a estos chicos 'ni-ni' nosotros nos oponemos. Si hay 'ni-ni' somos nosotros que ni los entendimos ni los abrazamos ni les tendemos la mano. Esa es la idea: queremos abrazar a nuestros hijos más débiles y desesperanzados", indicó.

La inscripción online estará habilitada hasta el 25 de agosto. También puede realizarse de manera presencial en las seis sedes de Gendarmería de 8 a 18. El programa tiene, en principio, dos fases. La primera comenzará los primeros días de septiembre. Será una vez por semana, entre cuatro o cinco horas por día hasta fines de noviembre o principios de diciembre. Instrumentarán una técnica educativa de inserción progresiva. Para la segunda fase, la carga horaria será mayor: durará seis meses con tres o cinco días de talleres por semana.  Cada inscripto recibirá un seguro de vida y se someterán a una revisión médica clínica, oftalmológica y odontológica.

“La ministra Patricia Bullrich tenía razón: estuvo un año diciéndonos que teníamos que hacer algo porque en sus recorridas por el país muchos padres le pedían que hiciéramos algo por nuestros chicos. Parece ser que le encontramos la vuelta”, reconoció el coordinador (Fotos Gustavo Gavotti)
“La ministra Patricia Bullrich tenía razón: estuvo un año diciéndonos que teníamos que hacer algo porque en sus recorridas por el país muchos padres le pedían que hiciéramos algo por nuestros chicos. Parece ser que le encontramos la vuelta”, reconoció el coordinador (Fotos Gustavo Gavotti)

El programa se dividirá en cinco grandes tópicos: "Prevención de la salud; liderazgo y trabajo en equipo con bibliografía de libros de Richard Stengel, fue el biógrafo de Nelson Mandela; construcción de la ciudadanía donde los chicos van a poder entender su relación con la democracia, con la acción cívica y con la república; taller de protección civil con la participación de bomberos voluntarios; y por último orientación vocacional e inserción en el mundo de la educación y el trabajo". "Aquel chico que en su comunidad estaba en una placita tomando cerveza va a salir de acá como un servidor de esa propia comunidad", repitió Barberis.

Cada inscripto recibirá un seguro de vida y se someterán a una revisión médica clínica, oftalmológica y odontológica

Fuentes del Ministerio de Seguridad habían definido al Servicio Cívico Voluntario en Valores como un ámbito de cohesión e integración social.

Según la información oficial, el programa nació como una herramienta para brindar oportunidades de formación a los jóvenes a través de valores democráticos y republicanos, además del fomento del compromiso personal y para con la comunidad, hábitos responsables, estímulo a la finalización del ciclo educativo obligatorio y la promoción del desarrollo de habilidades para el trabajo, culturales, de oficios y deportes.

Seguí leyendo