Polémico parcial en la Universidad de La Matanza: "Desaprobé por no responder una pregunta sobre el libro de Cristina"

La denuncia fue realizada por un estudiante de Comunicación Social. "No se puede cursar una materia en estas condiciones, no es ético”, señaló a Infobae
“Sinceramente”, el libro que se coló en un examen de economía de la Universidad de La Matanza

Un estudiante de la carrera de Comunicación Social en la Universidad de La Matanza denunció que en un parcial de Economía el profesor incluyó una pregunta sobre Sinceramente, el libro autobiográfico de Cristina Kirchner. La revelación desató una polémica acerca de la politización de los contenidos educativos.

En el punto "D" del examen, se les pedía a los alumnos que leyeran un párrafo de la página 323 del libro y analizaran el impacto económico de la decisión adoptada.

En ese fragmento, la ex presidenta y flamante candidata a vice sostiene:
"La razón del crecimiento de un punto en el déficit durante 2015 no fue solo porque el año anterior había sido malo para la economía, sino también porque en vista de las elecciones presidenciales decidí aumentar el gasto. Me causa mucha gracia los que dicen que no hice ningún esfuerzo para que Scioli ganara las elecciones. ¡Aumenté en 1 punto del PBI el déficit fiscal para inyectar recursos a la economía! ¡Mi Dios! ¡Cómo algunos no hacen más que repetir lo que leen en Clarín y La Nación!".

Sorprendido por lo que estaba leyendo, Eduardo (pidió no revelar su apellido) -que cursa el primer año de la carrera- decidió fotografiar la prueba y compartirla en el grupo de Whatsapp que integra junto a sus compañeros.

Este es el polémico parcial

"Desaprobé por negarme a responder esa pregunta. Pero como me fue bien en el segundo parcial pude aprobar la materia", le relató a Infobae el estudiante de 27 años que realizó la denuncia.

Lo peor de todo es que una semana después de que se viralizara la imagen de ese parcial y en la universidad todos se hicieran eco de la noticia, la responsable de la cátedra de Economía, Clara Razu, mandó un mail a todos los profesores para que les prohibieran a sus alumnos sacarles fotos a los exámenes.

Si bien en un primer momento Eduardo sintió miedo de sufrir alguna represalia por parte de los docentes, luego de analizar fríamente su accionar se convenció de que hizo lo correcto. "Mi miedo siempre estuvo, pero no me quise quedar callado. Estaba entre el miedo a que me desaprobara y la culpa de que no hice nada. No se puede cursar una materia en estas condiciones, no es ético", señaló.

A pesar de que es la primera vez que le sucede algo así en un parcial, el estudiante remarcó que durante las cursadas "es moneda corriente que los profesores hagan bajada de línea". Y puso como ejemplos las clases de Filosofía y del Taller de Integración: "Esta última materia es como lengua y literatura, donde se analizan textos. Hay profesores que se la pasan criticando al Gobierno y hablando de neoliberalismo. La tuve que abandonar el año pasado porque era insoportable", admitió.

Y continuó: "Una cosa es un comentario o un debate que se puede dar con miras a las PASO, pero otra cosa es estar cuatro horas en clase hablando en contra de Macri y del papel de los medios de comunicación. Nos hacen leer los libros de Noam Chomsky y nos dicen que somos títeres de los medios porque nos manipulan y nos dicen cómo tenemos que pensar".

La responsable de la cátedra de Economía expresó su apoyo a la fórmula K en redes sociales

A Eduardo otra de las cuestiones que más le molestan es que Razu (la titular de cátedra) trate de inculcarles sus ideas políticas a los alumnos. "A un amigo mío le tocó presenciar una clase de ella y le dijo que les iba a enseñar qué es el PBI así dejaba de decir que el kirchnerismo se robó un PBI", dijo.

Consultados por Infobae, desde la Secretaría Académica de la UNLaM resaltaron que "las opiniones y los materiales de estudio son responsabilidad exclusiva de los docentes" y que la universidad "no puede censurar o cercenar artículos o ejercicios, según lo indica la Ley de Educación Superior, que garantiza la libertad académica".

Y agregaron: "La universidad es el ámbito donde se promueve la diversidad de opinión y donde se deben respetar las diferentes visiones que originan debates educativos dentro de las aulas. La universidad pública está obligada a hacer un ejercicio en el respeto por la libertad académica y promover el espíritu crítico".

El hecho denunciado por Eduardo ocurrió el 31 de mayo de este año, pero no es la primera vez que sucede en este establecimiento educativo. En 2015, otro profesor había persuadido a sus alumnos para que desistieran de votar a Mauricio Macri en el balotaje porque provocaría un "nuevo endeudamiento externo" y "la reducción de puestos de trabajos", entre algunos de los motivos enumerados.

SEGUÍ LEYENDO:

Últimas noticias

Mas Noticias