Durante los festejos del 9 de Julio en Paraná, Entre Ríos, un tanque del Ejército Argentino chocó contra un árbol en el final del desfile. El accidente sorprendió a los vecinos entrerrianos, que seguían la celebración por el Día de la Independencia.

El choque, que no dejó heridos, se produjo luego de que el conductor del tanque se diera cuenta que el vehículo se había quedado sin frenos. En ese momento decidió salir de la formación y dirigirse a un descampado para evitar que el accidente fuera mayor y hubiera alguna víctima.

El tanque formaba parte de una fila de vehículos que volvía al cuartel, a paso de hombre, luego del desfile.  Cuando faltaban 400 metros para llegar, el soldado que conducía se dio cuenta de la falta de frenos y decidió chocar el tanque contra un árbol para poder frenar la marcha. 

Cuando el evento culminó, efectivos del Ejército colaboraron para subir el tanque arriba de un camión de carga. El trabajo demoró debido a la cantidad de maniobras que tuvieron que hacer pero, finalmente, pudieron retirarlo del lugar donde se había producido el choque.

Desde el Ejército le informaron a Infobae que aún se desconoce el motivo por el que se generó el desperfecto, pero valorizaron la maniobra del conductor que con su decisión evitó atropellar a algún espectador o generar un accidente mayor.

Seguí leyendo