En los papeles era un viaje de recreación, un escape. Era la búsqueda de unos días de paz ante un paisaje natural rodeado de belleza. Pero la aventura de los casi 60 jubilados que viajaban desde Mendoza capital hacia las termas de Río Hondo se convirtió finalmente en un escenario de terror y tragedia: unas 15 personas perdieron la vida y hubo más de 30 heridos después de que el micro en el que viajaban derrapara y terminara dado vuelta sobre la banquina de una ruta, a la altura de la localidad tucumana de La Madrid.

Así, se sucedieron decenas de historias. Cada una con su propio drama y con su particular desenlace. Desde el hombre que reconoció a su suegro en una de las primeras fotos que empezó a circular por internet hasta la mujer que atendió a los medios cuando todavía su esposo no había sido encontrado entre los hierros del ómnibus y horas después recibió la noticia de que su pareja había muerto en el siniestro.

Hasta el momento, la cifra oficial de fallecidos es de 15. El accidente se produjo a primeras horas del lunes en el cruce entre las rutas 157 y 308. Debido a la fuerte neblina y a la falta de una óptima señalización, el chofer de un micro de la empresa turística "Destino Cero", Cristian Isaac Salinas, perdió visibilidad en la unidad 716 y no pudo controlar el vehículo a la hora de empalmar de la ruta desde la ruta 308 hasta la 157. El ómnibus volcó y provocó la tragedia.

Con el correr de los minutos, y mientras varios de los jubilados intentaban salir del micro siniestrado y sentarse en el pasto para ser atendidos, el lugar empezó a llenarse de curiosos y de los primeros periodistas.

"Estaba tomando mates con mi esposa y escuchamos un reventón", le reveló el vecino del lugar Rolando Luna (78 años) al diario La Gaceta.

"Salí a ver qué había pasado pero había tanta niebla que yo no podía ver ni mis manos. La gente gritaba desesperada. Había sangre y restos humanos por todos lados", completó.

Representantes de la policía y los bomberos tucumanos atendieron la dramática situación (Nicolás Nuñez)
Representantes de la policía y los bomberos tucumanos atendieron la dramática situación (Nicolás Nuñez)

El periodista tucumano Carlos Rosznercki fue uno de los primeros en llegar al lugar. Instantes después del siniestro, emitió una transmisión en vivo en las redes sociales y allí entrevistó a varios de los testigos que acababan de salir ilesos del accidente.

Una de esos sobrevivientes era una mujer llamada Claudia Lucero, quien todavía no había podido encontrar a su marido.

"El chofer venía por una ruta, quiso tomar una curva y ahí fue donde perdió el dominio del vehículo. Yo tengo a mi esposo atrapado, que todavía no lo han podido sacar. No sé qué le ha pasado", afirmó la mujer.

"Yo venía en los asientos 29 y 30 que fue la parte del micro más afectada. Pero yo me salvé por casualidad. Tenía una amiga que también viajaba con nosotros. Ella estaba en la parte de arriba del micro. Le dije a mi esposo 'me voy a charlar arriba un poquito con mi amiga'. Y justo cuando subí y me puse a charlar con ella es cuando se produce el accidente. Así que no sé nada de mi esposo. Estoy pensando lo peor respecto a mi esposo, pero no quiero decir nada a mis familiares", agregó.

A la izquierda, Raúl Méndez, ensangrentado junto a la ruta. El hombre de 71 años fue reconocido por su yerno en las redes sociales gracias a la difusión de esta imagen (@MauricioS981)
A la izquierda, Raúl Méndez, ensangrentado junto a la ruta. El hombre de 71 años fue reconocido por su yerno en las redes sociales gracias a la difusión de esta imagen (@MauricioS981)

Unas horas después, efectivos policiales le confirmarían a Lucero que su marido, Ariel Sosa, de 51 años, había sido una de las víctimas fatales del accidente.

La desesperación también alcanzó a las decenas de familias que residían en la provincia de Mendoza y que se empezaron a enterar de lo ocurrido con los familiares mediante los medios de prensa y las redes sociales.

Un ingeniero de Mendoza capital llamado Gustavo López tuvo la fortuna de reconocer a un familiar gracias a una de las fotos subidas por los periodistas locales a las redes sociales.

López entró en estado de schock cuando vio una foto su suegro, el padre de su pareja llamado Raúl Méndez (73 años), sentado sobre la banquina, con un sweater ensagrentado pero en un aparente buen estado de salud.

El ingeniero le envió un mensaje a su pareja en el que le explicó que "parece que tu viejo tuvo un accidente, pero tranquila que está bien".

Méndez viajaba junto a su esposa Silvia, que padeció la fractura de un brazo, y a su hija Elena, que resultó ilesa y catalogaría luego el escenario como "una situación peor que caótica".

El camión volcado, a un costado de la ruta 308
El camión volcado, a un costado de la ruta 308

La desesperación de los familiares se hizo presente en las oficinas de las diversas empresas de turismo que habían coordinado el viaje. En la puerta de la empresa Merval, algunos de los familiares de los viajeros lamentaban y se enfurecían por la falta de precisiones en cuanto a la información.

"Dicen que tenemos que esperar a ver qué pasa. ¡Mi mamá tiene 74 años y yo no sé dónde está!, quiero saber qué le pasó", se lamentó una familiar ante el diario mendocino Los Andes.

El micro pertenecía a la empresa “Destino Cero” (Nicolás Nuñez)
El micro pertenecía a la empresa “Destino Cero” (Nicolás Nuñez)

Hasta las últimas horas del lunes se había confirmado la lista de las 15 personas fallecidas. Siete de ellos fueron reconocidos en el lugar del accidente mientras que los ocho restantes resultaron identificadas bajo proceso legal en las sedes del Cuerpo Médico Forense y la Morgue Judicial de la provincia de Tucumán.

SEGUÍ LEYENDO: