Martina Miranda, víctima fatal de un accidente de tránsito en Villa Crespo
Martina Miranda, víctima fatal de un accidente de tránsito en Villa Crespo

En la madrugada del domingo 14 de febrero de 2016, Martina Miranda, una joven de 16 años, volvía a su casa luego de celebrar el primer Día de los Enamorados de su vida junto a su novio, Franco. Eran las 4.40 cuando, al cruzar la Avenida Scalabrini Ortíz, en la intersección con Vera, en el barrio porteño de Villa Crespo, fue atropellada por el conductor de un Chevrolet Corsa gris que iba a toda velocidad.

Franco vio todo: el joven que estaba al volante no sólo no frenó para asistir a la víctima sino que además huyó en contramano por la avenida Corrientes. Al coche lo encontraron a las pocas horas: tenía todavía las abolladuras y los rastros de la embestida. Villanueva se suicidó dos días después.

Como lo vienen haciendo desde hace cuatro años, Silvia Fredes y Oscar Miranda, los padres de Martina, la recuerdan con una emotiva carta que enviaron a Infobae y siguen con su lucha para concientizar sobre las muertes de tránsito evitables. La mujer es una de las integrantes de las Madres del Dolor.

Martina tenía 16 años y era hija única
Martina tenía 16 años y era hija única

La carta completa:

Tanto y tan poco tiempo pasó desde que transitamos este camino tan duro e inexplicable de conocer las fallas que el sistema esconde en el tema vial. Perdimos a nuestra única hija y desde ese llamado donde nos decían que ella no respiraba hasta ahora, uno prende la TV y sigue viendo muertes injustas. Esas muertes que se hubiesen evitado si los controles fueran más estrictos.

Nosotros perdimos a nuestra única hija de 16 años por falta de controles y por falta de humanidad de compromiso social. Estamos transitando un camino duro a contramano de todos y con estadísticas horribles. Estamos luchando contra cambios culturales y contra el sistema, con la vida. Duele avanzar y ver que en temas viales uno camina en paso de hormigas.

Cada logro y cada migaja de ayuda, los familiares de víctimas viales lo vemos como triunfos. ¿Con qué poco nos sentimos llenos, no? Y no es por faltas de expectativas si no porque nos sentimos a veces muy solos, luchamos contra un sistema y contra una cultura social donde los hechos viales los describimos como "accidentes".

No nos hacemos cargo del consumo de alcohol, no nos hacemos cargo de la velocidad, de la poca empatía y del no respeto de nuestra propia vida y la de los demás.

Martina murió un día de los enamorados por respetar las señales de tránsito. ¿Por qué se cruzó con Damián Villanueva ese día, porque?. El prefirió ser frío y no ver que con su conducta alguien esa noche no llegaría a casa. Así nos comportamos como sociedad cuando nos subimos a un auto y pensamos que somos inmunes a todo.

A cuatro años de su muerte, sus padres la recuerdan con una emotiva carta
A cuatro años de su muerte, sus padres la recuerdan con una emotiva carta

Los hechos viales son una de las estadísticas más graves de nuestras sociedad. Cada día mueren aproximadamente 25 personas entre 15 y 29 años. Esto se traduce en 25 familias destruidas y 25 lugares vacíos en una mesa.

Vamos hacia una década vacía en seguridad vial. Las estadísticas por muertes viales en Argentina fueron creciendo desde 5.094 en 2010 hasta 5.472 en 2018. Hay mucho por hacer. Necesitamos un compromiso social. Nadie sale con un auto a matar, pero si en el camino le sumas el descontrol tal vez muchos no lleguen a casa, incluido vos.

No se ha logrado disminuir los muertos en tránsito. Son importantes las mejoras en infraestructura pero si no están acompañadas de controles y sanciones efectivas todo es el vano. Las modificaciones a la ley de tránsito, y al nuevo código penal no puede quedarse en una modificación. Tienen que ser reales y concretas para ser un verdadero aporte.

Desde la asociación Madres de dolor, a la cual pertenezco, se lucha desde hace años llevando como ejemplo lo que le ocurrió Vivian Perrone con su hijo Kevin. Ella trabaja por y para los demás.

Pertenezco a una asociación donde cada madre es un eslabón en el cambio, donde cada una de ellas pelea por una sociedad mejor. Hacemos hincapié en cambiar este flagelo, incluyendo educación vial, controles permanentes y sobre todo sanciones efectivas.

Silvia, mamá de Martina Miranda asesinada en un hecho vial el 14/02/2016

SEGUÍ LEYENDO: