En la sinagoga de la Congregación Israelita de Argentina se organizó un acto para recordar a las víctimas del atentado en las mezquitas en Nueva Zelanda
En la sinagoga de la Congregación Israelita de Argentina se organizó un acto para recordar a las víctimas del atentado en las mezquitas en Nueva Zelanda

El 15 de marzo, el desconcierto y el horror invadieron la apacible ciudad de Christchurch, en Nueva Zelanda. Un hombre armado con una ametralladora semiautomática atacó dos mezquitas en plena hora de las oraciones musulmanas. Mató a 50 personas e hirió a otro medio centenar.

Este martes, a 39 días de la masacre, en la sinagoga de la Congregación Israelita de Argentina, también conocida como Templo Libertad se llevó a cabo un acto recordatorio por las víctimas del atentado terrorista. La cita convocó a representantes de comunidades religiosas de todo el país.

Se reunieron referentes de distintas comunidades religiosas
Se reunieron referentes de distintas comunidades religiosas

La congregación tuvo como impulso el "espíritu de hermandad" para "hacerle frente al odio y el terror y llevar unidos oraciones a la acción, mostrando que el amor por la vida y la diversidad es más fuerte que la voluntad de aquellos que quieren empobrecer el mundo por medio de la violencia".

"En los reiterados ataques a fieles de mezquitas, iglesias, de sinagogas y otros centros de culto subyace un pensamiento racista que se manifiesta en homofobia, antisemitismo, y otras formas de intolerancia basadas en prejuicios, miedo y odio", comenzó Nancy Falcón, directora ejecutiva del Centro Alba, quien tomó la palabra en primer lugar.

En ese sentido, la organizadora consideró invitar y contrarrestar esos actos intolerantes "concordando desde el diálogo" con miembros de diferentes tradiciones religiosas y culturales. "No pudimos pensar este homenaje de otra manera sino unidos como hermanos, cada uno desde su tradición orando por la paz", concluyó.

La embajadora de Nueva Zelanda en Argentina, Raylene Liufalani
La embajadora de Nueva Zelanda en Argentina, Raylene Liufalani

La embajadora de Nueva Zelanda en Argentina, Raylene Liufalani, estuvo presente en la ceremonia. Tras recalcar que el Gobierno ha expresado que no tolera la violencia y el extremismo de ningún tipo, sostuvo: "En nuestro país hay más de 200 grupos étnicos, somos una de las naciones con mayor diversidad cultural. Y los mulsumanes son parte de nuestra comunidad. Son nuestros colegas, nuestros vecinos. Nos enorgullece esa capacidad de inclusión".

A continuación el rabino y secretario de Ambiente y Desarrollo Sustentable, Sergio Bergman, llamó a "renovar la esperanza" mediante "actos fraternos", ya que "si hay algo que la Argentina tiene como bendición es la confraternidad: podemos disentir sobre muchos temas pero no hay una religión que nos divide".

El rabino y secretario de Ambiente y Desarrollo Sustentable, Sergio Bergman
El rabino y secretario de Ambiente y Desarrollo Sustentable, Sergio Bergman

El autor de la atentado de Nueva Zelanda, Brenton Tarrant, un ciudadano australiano de 28 años, transmitió por Facebook Live la matanza en la mezquita de Al Noor, un video de 17 minutos en el que masacra a los feligreses que asistían al templo para rezar. Minutos después de ello, en la mezquita de Linwood, a cinco kilómetros, asesinó a otras 7 víctimas.

"Solo la locura y el odio racial y religioso puede explicar el ataque a las dos mezquitas", empezó su discurso el presidente del Consejo Argentino para la Libertad Religiosa, Raúl Scialabba, y puso el foco en el accionar del "no fue un atentado más". "Ese acto fue de un terrorismo concebido para ser viral. El asesino quería la atención del mundo y logró obtenerla cometiendo un acto de terrorismo masivo".

Los oradores condenaron además los atentados del domingo pasado en Sri Lanka
Los oradores condenaron además los atentados del domingo pasado en Sri Lanka

Antes del epílogo del encuentro cada uno de los oradores alzó además la voz de repudio contra los ocho atentados con explosivos realizados el pasado domingo en Sri Lanka en iglesias y hoteles, que dejaron más de 290 víctimas fatales y casi 500 personas heridas. La ceremonia cerró con un minuto de silencio.

Fotos: Maximiliano Luna

SEGUÍ LEYENDO: