(Nicolás Aboaf)
(Nicolás Aboaf)

El conflicto docente en la provincia de Buenos Aires llega a su fin, al menos por este año. Desde el Sindicato Único de Trabajadores de la Educación (Suteba) confirmaron que el gobierno de María Eugenia Vidal aceptó las condiciones que habían reclamado en la reunión del 27 de marzo y hay acuerdo entre las partes.

De esta forma el gremio conducido por Roberto Baradel y la Provincia le ponen punto final a casi un año y medio de conflicto. Desde Suteba informaron que el gobierno planteó que es prioritario el derecho a la educación y que se garantice la totalidad del ciclo lectivo 2019. Así quedará refrendado el acuerdo salarial para los docentes bonaerenses.

Reunión paritaria en la provincia de Buenos Aires
Reunión paritaria en la provincia de Buenos Aires

Además el gobierno aceptó la devolución de los días de paro con la condición que se garantice la recuperación de objetivos y contenidos pedagógicos para resguardar el aprendizaje de los estudiantes.

La resolución del conflicto docente se había encaminado en la reunión paritaria del 27 de marzo cuando desde el Ejecutivo provincial se les había propuesto  a los maestros la cláusula gatillo de ajuste por inflación trimestral (en marzo, junio, septiembre y diciembre) y después una recomposición del 15,6% por la pérdida adquisitiva registrada el año pasado. Ese monto se pagaría en dos cuotas: 5% en abril y 10,6% en agosto. En aquella ocasión tres de los cinco sindicatos que conforman el Frente de Unidad Docente habían aceptado. Desde el gremio conducido por Baradel habían manifestado que aceptarían si se garantizaban distintas cuestiones que hoy terminaron de resolverse.

Roberto Baradel, Secretario General de Suteba
Roberto Baradel, Secretario General de Suteba

Días atrás desde el gobierno le confirmaron a Suteba que habían aceptado parte de los puntos solicitados por el gremio. De esta manera se confirmó la convocatoria a mesas de discusión para abordar los temas vinculados a políticas socioeducativas, que incluyen los Comedores Escolares (ampliación de cupos, calidad nutricional de los menús y organización del Servicio Alimentario Escolar), transporte escolar y provisión de útiles.

Con lo acordado entre Suteba y el gobierno bonaerense se normalizará el ciclo lectivo del que dependen 4 millones y medio de estudiantes. Entre el 2018 y lo que va de este año en total se perdieron 32 días de clases producto del conflicto.