El agua azotó con fuerza la provincia de Tucumán y sus consecuencias se cuentan por miles. El sur de la provincia fue la parte más afectada. Se inundó la ruta 38 y debió romperse el pavimento a la altura de Juan Bautista Alberdi, para lograr que drenen los más de 200 milímetros que cayeron durante el lunes.

Medios locales coinciden en que la localidad de Alberdi fue la más afectada, con decenas de evacuados pero donde también hubo una gran cantidad de personas permanecieron en sus casas "por miedo a perder todo", expresó este martes el director de Defensa Civil, Fernando Torres.

Medios locales dieron cuenta que si bien en distintas localidades hubo numerosos daños, a pesar de la fuerte tormenta, no hubo desbordes en ningún río o cauce de agua. Las autoridades manifestaron que esto permitió que la situación sea controlada rápidamente.

Si bien el cese ya no rige el alerta meteorológico, todavía hay personas evacuadas de distintas localidades. Aunque se esperaba que regresaran a sus casas en el transcurso del día. Brigadas trabajan en la limpieza de los caminos, así como también en la reparación de viviendas.

El gobernador tucumano, Juan Manzur, encabezó el Comité de Emergencia de esa provincia, que analizó el trabajo de asistencia y monitoreo.

"El equipo de Gobierno en su conjunto estuvo trabajando durante toda la noche, asistiendo a los damnificados y monitoreando las distintas áreas. Podemos afirmar que en el transcurso del día de hoy, las familias que preventivamente fueron evacuadas, ya regresarán a sus hogares", dijo el mandatario provincial, según destaca el diario La Gaceta de Tucumán.

"Recientemente, me comentaba el Gobernador de Santiago del Estero, Gerardo Zamora, han ocurrido situaciones similares en su provincia, con lluvias de más de 400 mm de agua caída en pocas horas", agregó sobre el impacto del fenómeno en otros puntos del noroeste.

Los departamentos más afectados, según remarcó el medio local fueron Alberdi, Río Chico y La Cocha.  En Rumi Punco por otro lado hubo un tornado de baja intensidad, aunque se remarcó que la situación está actualmente controlada.

SEGUÍ LEYENDO