El frenado previo y el estruendo final asustó a los vecinos de la zona. En el barrio porteño de Villa Pueyrredón, pasadas las 13, un colectivo de la línea 90 y una camioneta Ford Ranger protagonizaron un violento choque que dejó un saldo de seis heridos. Ninguno de gravedad.

Según relataron los pasajeros, el chofer del colectivo manejaba a una velocidad moderada. La camioneta, que tenía la prioridad de paso, quiso anticiparse al cruce del colectivo y culminó incrustrada contra un local de equipamientos de cocina.

El impacto ocurrió en la intersección de Griveo y Zamudio. "Rápidamente acudimos a la zona y se trasladó a seis personas para que fueran atendidas. Todas presentaban politraumatismos. Uno de ellos era el conductor de la camioneta; el resto eran pasajeros", confirmó Alberto Crescenti, titular del Sistema de Atención Médica de Emergencias (SAME).

"Además del SAME también intervinieron los Bomberos. Cuatro personas fueron derivadas al hospital doctor Ignacio Pirovano. El resto al hospital doctor Abel Zubizarreta. Todos estaban en estado de shock, con golpes, pero tras una serie de estudios van a ser liberados para que puedan regresar a sus casas", explicó a TN. 

La línea 90 inicia su recorrido en el barrio de Villa Devoto y culmina en Plaza Constitución, pasando por Congreso, Once y Chacarita. "Por Griveo también circula el 107. Es una esquina que no tiene semáforos y los vehículos circulan a gran velocidad", detalló Nicolás Martínez, vecino de la zona.

A falta de un semáforo en la esquina mencionada, se pudo constatar que un cartel vial con la señal de "Pare" está ubicado allí para detener al tránsito que circula por Griveo, calle por la que se desplazaba el colectivo.

Seguí leyendo: