La defensa del músico busca evitar el juicio a cambio de trabajos comunitarios
La defensa del músico busca evitar el juicio a cambio de trabajos comunitarios

El músico Gustavo Cordera, ex líder de la Bersuit Vergarabat, asistió esta mañana a una audiencia en donde se definirá si el cantante deberá ir a juicio oral acusado de "incitación a la violencia" contra las mujeres.

Luego de que a principios de marzo el músico presentara una probation para evitar el juicio que debía comenzar el lunes pasado, la defensa intentará hoy suspenderlo definitivamente a cambio de tareas comunitarias.

Tras la audiencia, los jueces del TOF 7 deberán decidir si aceptan la probation.

En agosto de 2016, el ex líder de la Bersuit Vergarabat había asegurado, en una charla ante alumnos de una escuela de periodismo, que "es una aberración de la ley que si una pendeja de 16 años con la con… caliente quiera cog… con vos, no te la puedas cog… Hay mujeres que necesitan ser violadas para tener sexo porque son histéricas y sienten culpa por no poder tener sexo libremente".

Cordera en medio de la charla con los alumnos de Tea Arte
Cordera en medio de la charla con los alumnos de Tea Arte

Sus palabras desataron la polémica y la condena de muchos de sus seguidores. Además se le abrió una causa por incitar a la violencia contra las mujeres.

En ese entonces, la sala I de la Cámara Federal porteña confirmó el procesamiento del cantante y lo embargó por 500 mil pesos, en una causa que estuvo a cargo del juez Rodolfo Canicoba Corral.

La Cámara sostuvo que "sus palabras pusieron a las mujeres en una posición en la que por el solo hecho de serlo se encuentran incapacitadas para poder decidir libremente respecto de su vida sexual".

Ante estas repercusiones el músico debió cancelar entrevistas, shows y presentaciones. Sin embargo, siempre insistió en su inocencia.

"En ningún momento cometí ningún delito ni incité a la violencia. Porque si se va a la transcripción literal de lo que dije, podrán ver que hago una descripción de una patología sexual dejando en claro que yo no juego a ese juego. Entonces la interpretación que hace el juez de lo que digo no es lo que yo digo, sino lo que el juez interpreta, y eso me parece incorrecto", dijo Cordera en su declaración.

Seguí leyendo: