A partir de este viernes rige un nuevo aumento en la tarifa del transporte público dispuesto por el Gobierno. De esta manera, el pasaje de trenes y colectivos aumenta por tercera y última vez en la misma cantidad de meses. En total, la suba alcanza el 38%.

El boleto mínimo de colectivo pasa de costar $16,50 a $18, mientras que la tarifa social tiene un costo de $8,10. Aquellos que realicen el tramo más caro, que es el que supera los 27 kilómetros, deben abonar $23, y $10,35 con tarifa social.

Como viene sucediendo, en el caso de los trenes el aumento varía de acuerdo a las distintas líneas. El boleto mínimo para las Líneas Mitre, Sarmiento y San Martín ahora cuesta $12,25, y el máximo $18,50. Con tarifa social, los pasajes salen $5,51 y 8,33, respectivamente.

Los boletos de las Líneas Roca y Belgrano sur se incrementan en 75 centavos: el mínimo cuesta $7,75 y $3,49 con tarifa social, y el trayecto más largo $12,25 y $5,51 con tarifa social.

El pasaje más barato en la Línea Urquiza pasa a costar $8 y $3,60 con la tarifa social, mientras que el trayecto más extenso tiene un costo de $13,25 y $5,96 con tarifa social. En la Línea Belgrano Norte, el boleto mínimo está a $6,75 y $3,04 con tarifa social, mientras que hacer el recorrido más largo tiene un costo de $15,50 y $6,98 con tarifa social.

Para todos los casos sigue efectiva la Red SUBE, por la cual el segundo viaje, si se realiza en un lapso de dos horas, vale la mitad que el primero y a partir del tercero, cuarto y quinto, el valor es de un 75% menos que el original. También continúa la tarifa social, que significa un descuento del 55%.

El costo del subte no se incrementa, pero de acuerdo a un nuevo cuadro tarifario propuesto por la empresa Subterráneos de Buenos Aires (Sbase) en una audiencia pública realizada el miércoles, el pasaje aumentará a $19 en abril y $21 en mayo.