Davidovich y su hijo, al salir del Instituto del Diagnóstico (foto gentileza Agencia Judía de Noticias)
Davidovich y su hijo, al salir del Instituto del Diagnóstico (foto gentileza Agencia Judía de Noticias)

Tras haber permanecido una semana internado por el asalto que sufrió en su vivienda del barrio porteño de Once, donde fue golpeado por desconocidos, el Gran Rabino Gabriel Davidovich fue dado dado de alta. 

En la tarde de este lunes el religioso se retiró del Instituto Argentino del Diagnóstico y Tratamiento junto a su hijo Jaim, ya restablecido del violento ataque del que fue víctima, consignó la Agencia Judía de Noticias (AJN).

"Sabemos que sos el Rabino de AMIA", le gritaron los delincuentes antes de golpearlo y robarle sus pertenencias.

Ante este grave episodio, la entidad expresó su preocupación y pidió un rápido esclarecimiento del hecho.

"Con profunda preocupación, AMIA lamenta y repudia enérgicamente el violento asalto", sostuvo la institución en un comunicado. A su vez, manifestó "su profunda intranquilidad por las expresiones que los delincuentes vertieron antes de atacar al Gran Rabino, que constituyen –sin duda- un motivo de alarma".

(AMIA)
(AMIA)

Además, una vez que se conoció el hecho Mauricio Macri le dedicó unas palabras en sus redes sociales. "Lo acompañamos en su recuperación y tiene nuestro apoyo para que la investigación encuentre a los responsables", expresó el Presidente.

El atentado contra Davidovich tuvo también repercusiones internacionales. El primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, le deseó una "pronta recuperación" y aseguró que no se puede permitir que "el antisemitismo levante la cabeza". "Condeno enérgicamente los recientes incidentes antisemitas y exhorto a la comunidad internacional a que actúe en su contra", pidió el mandatario.