Postales del calor agobiante en la ciudad de Buenos Aires (Fotos: Colin Boyle)
Postales del calor agobiante en la ciudad de Buenos Aires (Fotos: Colin Boyle)

La ola de calor que ha estado afectando a distintas provincias del centro y norte de la Argentina perdió intensidad en la mayor parte del territorio, aunque continúa vigente en la Capital y el Conurbano bonaerense y se extenderá al menos hasta el viernes.

Continúa la alerta naranja en la ciudad de Buenos Aires y el Courbano, aunque en varias provincias bajó a "amarilla", el calor continúa teniendo un riesgo "moderado-alto" y puede ser muy peligroso para los grupos de riesgo, entre los que se encuentran bebés, niños pequeños, mayores de 65 años  y enfermos crónicos.

A pesar de que en el mes de enero las temperaturas fueron también muy altas, de acuerdo con el SMN, para ser considerada una “ola de calor” se necesitan en Buenos Aires al menos tres días consecutivos con marcas mínimas superiores a los 22°C y marcas máximas superiores a los 32,3°C en forma simultánea. De esta manera, es la primera vez que ocurre el fenómeno en 2019.

(Colin Boyle)

La ola de calor continuará vigente en la región durante el jueves, considerando que la mínima prevista es de 25 °C, mientras que la máxima es de 34 °C. El alivio llegaría entonces a partir del viernes a la noche, de la mano de algunas lluvias que comenzarían a formarse en Córdoba, San Luis, norte de La Pampa y oeste de Buenos Aires.

Consultado por Infobae, el meteorólogo Christian Garavaglia indicó que, además, "se sabe con bastante seguridad es que habrá un notorio descenso de temperaturas en todo el país para comienzos de la próxima semana".