Fotos: Diario El Sol de Mendoza
Fotos: Diario El Sol de Mendoza

Un conductor de 23 años en estado de ebriedad atropelló a una familia en la noche del lunes en el departamento de Guaymallén, en Mendoza, y provocó la muerte de una nena y una joven.

Una familia de cinco integrantes caminaba cerca de las 21 por una calle lateral del Acceso Este cuando fue embestida por una camioneta Nissan Frontier gris conducida por Roberto Aucachi Cisnero, un joven oriundo de Bolivia que manejaba con más del triple del máximo de alcohol permitido.

Tras el accidente, el joven intentó hacer una insólita maniobra para huir, pero fue encerrado por un automovilista, por lo que decidió girar en "U" y avanzar en contramano, por eso dos patrulleros lo siguieron, lo alcanzaron y lo llevaron a la comisaría 35, donde se constató que tenía 1.88 gramos de alcohol en sangre (lo permitido por la ley provincial de Tránsito es 0,5 g/l) y quedó a disposición de la fiscalía 19, según informó Ernesto Gómez, jefe de la Policía Vial.

Por el impacto, Aimara Tejada, de 3 años, murió en el acto y Gabriela Riquelme, de 21, lo hizo camino al hospital.

Rocío Arias, de 14 años, se encuentra internada en terapia intensiva en el Hospital Pediátrico Humberto Notti y Nicol Riquelme, de 18, se encuentra con pronóstico reservado en el Hospital Central. La causa está en manos del fiscal de Tránsito Fernando Giunta y se definirá en las próximas horas la imputación del joven.

SEGUÍ LEYENDO: