Cerrando una primera quincena que alternó varios días de inestabilidad con otros de sol a pleno, la segunda parte promete comenzar de buena forma en Pinamar. Este martes, la temperatura superó los 25 grados y el pronóstico es alentador para mañana: se espera una máxima que alcance los 30 grados.

Hoy, los veraneantes disfrutaron a medias de una jornada cálida, parcialmente nublada, pero jornada de playa al fin. A medias porque el mar estuvo condicionado para la presencia humana. Es que junto al buen clima a la costa de la ciudad balnearia llegaron también las tapiocas. Y los visitantes se toparon con la bandera que alertó sobre las "burbujitas" vivas que pican y hacen arder al cuerpo.

El nombre científico estos pequeños seres vivos es Liriope tetraphylla. Mide menos de un centímetro de diámetro y es prácticamente invisible, ya que el 95% de su organismo es agua.

Son una presencia tradicional de todos los veranos. Llegan a la orilla en etapa de reproducción atraídos por el viento que sopla desde el continente hacia el mar, ya que se alimentan de organismos por filtración nadando contra la corriente.

Cada espécimen tiene ocho tentáculos, de los cuales cuatro son los que tienen veneno. El roce de esos pequeñísimos tentáculos con el cuerpo humano provoca irritación en las zonas más sensibles, como axilas, párpados y boca. Los hombres las sufren especialmente en la zona de los genitales.

Según explican los expertos no hay mucho por hacer más que aguantarse el ardor, que se va al cabo de unas horas. Ante la irritación y el dolor las recetas generales recomiendan lavarse con agua dulce, algún producto con amoníaco o vinagre.

Patricio, un guardavidas de Pinamar, no recomienda a los hombres ponerse slips debajo del traje de baño porque eso hace que las tapiocas se estanquen en una zona arriesgada. "Lo mejor es dejarlas correr. Se sufre un poquito, pero no es tan grave", desdramatizó.

Para mañana es probable que los veraneantes se encuentren con la misma bandera de tapiocas flameando. Lo propio podría repetirse para lo que resta de la semana. Dependerá del viento y las lluvias, que según el pronóstico podrían volver solo el jueves en los próximos siete días.

Fotos: Diego Medina

SEGUÍ LEYENDO: