Lo que debió ser la conjunción de la celebración por el comienzo del nuevo año y el cumpleaños número 28 de Ignacio Gómez terminó de la peor manera. El joven, oriundo de Paraná, Entre Ríos, compartía la madrugada del 1° de enero junto a sus amigos y familiares en una quinta. Luego de soplar las velitas, quisieron tirarlo a la pileta como broma, pero se cayó antes de llegar al agua y sufrió una fractura en la región cervical de la columna.

Nacho fue trasladado rápidamente al Hospital San Martín de la capital provincial. Allí, fue operado de urgencia y el primer parte médico fue entregado hace pocas horas. Guillermo Grieve, jefe de Terapia del establecimiento, explicó que el joven sufrió un "síndrome raquimedular incompleto severo". "El cuadro neurológico ha mejorado. Felizmente tenemos mejoría y recuperación de miembros inferiores y superiores, lo cual establece un pronóstico mejor", indicó el experto.

Virginia Gómez, hermana de Nacho, le explicó a Infobae cómo fue el momento de la caída: "Estaban en una quinta que habíamos alquilado con las familias para pasar el año nuevo y su cumple. Después de que le cantaran el Feliz Cumpleaños, con la torta y demás, quisieron tirarlo a la pileta. Él estaba muy contento, no ofreció resistencia ni nada. Mientras lo llevaban se iba riendo, pero uno de los chicos se resbaló sin querer y la rodilla de otro hizo que Nacho lleve su cabeza sobre el pecho". 

Ignacio Gómez es oriundo de Paraná y tiene 28 años
Ignacio Gómez es oriundo de Paraná y tiene 28 años

"Por la fuerza del impacto, sufrió un desplazamiento de una cervical y la fractura. Por gracia de Dios no se llegó a lesionar la médula. En ese momento cayó al piso y comenzó a decirnos que no podía moverse. Entonces llamaron a la ambulancia, que por suerte llegó rápido, y allí lo trasladaron", agregó.

"Tenemos mucha fe en que con la correspondiente rehabilitación pueda recuperar la movilidad. Por ahora la parte superior sigue débil y sensitiva. Les pedimos a todos que sigan rezando para que Nacho pueda recuperarse", expresó a este medio Pamela Gómez, otra de las hermanas de Nacho.

Ambas hermanas publicaron mensajes de aliento en sus perfiles de Facebook para que todos los amigos y amigas de Nacho rezaran por él. "¡Siempre así! ¡Sonriendo y de pie te quiero siempre hermano! Nos llevamos terrible susto pero Dios no nos soltó la mano. Ahora a seguir confiando en él por tu recuperación. La mami te cuida siempre! ¡Te amo hermano!", redactó Virginia Gómez.

“Nacho” permanece estable y quedará dos días en terapia intensiva
“Nacho” permanece estable y quedará dos días en terapia intensiva

La caída y el golpe le provocaron una parálisis corporal al joven que pertenece a la comunidad católica y participa activamente de una organización religiosa de la capital entrerriana.

Luego de que se confirmara que la operación había sido favorable, el padre de Gómez reconoció que su hijo "tenía alto riesgo de que tuviera consecuencias".  Y remarcó: "Al hacer la operación vieron que la médula estaba bien, que no tenía ningún problema".

Aunque los médicos afirmaron que comenzó a mover la parte superior e inferior de sus extremidades, es una incógnita si volverá a caminar por sus propios medios o deberá someterse a una ardua recuperación.

Nacho continuará en terapia intensiva durante dos días y los médicos verán, con el correr de las horas, cómo va evolucionando el joven y cuáles serán los pasos a seguir para su rehabilitación. Las redes sociales, bajo el hashtag #FuerzaNacho, expresaron sus deseos para que logre recuperarse favorablemente.

Seguí leyendo: