Un conductor en la autovía 2 y dos choferes de ómnibus, uno en la ciudad de Salta y otro en la ruta 14, fueron detenidos en el marco de los operativos de alcoholemia que realiza el Ministerio de Transporte de la Nación.

El primero de los operativos se concretó este sábado a las 22.45 a la altura del peaje Hudson, donde agentes de la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV) advirtieron la presencia de un automovilista que se encontraba realizando maniobras peligrosas, por lo que dieron el alerta y salieron en búsqueda del conductor para detenerlo.

Luego de solicitarle la documentación correspondiente, le realizaron el test de alcoholemia que dio resultado positivo con una graduación de 2,32 g/l., cuando por ley el máximo permitido para manejar es 0,5 g/l. Una vez detectado el nivel de alcohol en sangre del conductor, se procedió a retenerle la licencia de conducir y a secuestrarle el vehículo.

En tanto, este domingo, en otros operativos con la presencia de agentes de la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT), se detuvo a dos conductores de ómnibus a los que también les dio positivo el control de alcoholemia.

Uno tuvo lugar en la Terminal de Salta y el otro en el Kilómetro 480 de la Ruta Nacional 14.

Desde la cartera insistieron en que "manejar bajo los efectos del alcohol produce que se pierda la velocidad de reacción y distorsión en la visión".

Además, sostuvieron que "esta sustancia produce sueño, cansancio y genera efectos sobre la coordinación y la atención, y aumenta el tiempo que una persona tarda en decidir qué debe hacer o cuándo actuar, situaciones que aumentan considerablemente los riesgos de sufrir un incidente vial".